Música, entrada gratis y conferencias para recordar al barón Thyssen

Agencia EFE
·2 min de lectura

Madrid 6 mar (EFE).- El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza calienta motores para celebrar el centenario de su fundador, el barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza, que hubiera cumplido cien años el próximo 13 de abril, con una programación de música, conferencias y una exposición temporal.

El museo cuenta con entrada gratis hasta el 18 de abril, incluido. Solo es necesario reservar la entrada a través de la web del museo.

Además de las puertas abiertas, el día 13, el museo ha organizado cinco pequeños conciertos en su salón de actos con música clásica de los autores favoritos del barón. La programación de conciertos se prolongará también al fin de semana.

El 22 de abril arrancará una serie de conferencias impartidas por personal del museo, hasta el 25 de mayo, que recorre las distintas facetas del barón como coleccionista. Este programa especial se completará en octubre con un simposio internacional sobre la figura que reunirá expertos internacionales.

El museo también ha preparado una serie de exposiciones. “Orfebrería, pinturas y esculturas en la colección del barón Thyssen-Bornemisza”, que se inaugurará la semana que viene, y “Pintura italiana de los siglos XIV al XVIII de la colección del barón Thyssen-Bornemisza” en el MNAC (octubre) y “Arte americano en la colección Thyssen” (diciembre), que se inaugurarán en las próximos meses.

La que se inaugura la semana que viene en Madrid está integrada por diez piezas de orfebrería alemana y holandesa de los siglos XVI y XVII, dos esculturas del Renacimiento italiano y alemán, tres espectaculares tallas en cristal de roca del barroco italiano, cuatro lienzos de escuelas artísticas del siglo XVII, y un baúl de viaje con sesenta y seis accesorios en su interior del siglo XVIII.

“Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza fue, ante todo, una persona prendada por la pintura. Sin haber mostrado de joven gran interés por el arte, a lo largo de su vida fue involucrándose más y más activamente en su defensa y promoción”, explica Juan Ángel López-Manzanares, comisario de la conmemoración del centenario.

“No solo completó la colección de su padre, sino que la hizo actual con adquisiciones de arte moderno -señala-, y la abrió al público haciendo que mucha gente pudiera disfrutar de ella a través de exposiciones y estudios especializados”.

El barón Thyssen-Bornemisza heredó en 1947 una colección de arte de su padre que aumentó con obras maestras del arte clásico y, desde 1961, con uno de los mejores conjuntos privados de pintura de los siglos XIX y XX.

Quiso que sus obras permanecieran unidas y que fueran accesibles para el público lo que le llevó a firmar, en 1988, un acuerdo de préstamo –que se convertiría en venta definitiva cinco años después– de 775 obras al Estado español.

(c) Agencia EFE