Mónica Anoz nos cuenta cómo mezclar lujo y moda lenta con estilo: '¡Me inspiro hasta en el metro!'

·8 min de lectura

Sentada en la playa de la Barceloneta y con una copa de champagne entre sus manos bañada de anillos, así nos recibe una de las veinteañeras más influyentes del país. Enfundada en un maravillosa camisa estampada de Marni combinada con unos pantalones de talle alto, Mónica Anoz celebra a la orilla del mar el 250 aniversario de la legendaria marca francesa de espumoso Veuve Cliquot en un enclave de película, en la inauguración del chiringuito más chic y fotogénico de Barcelona, The Sunny Seaside. A medio camino entre el armario colorista de Carrie Bradshaw, la elegancia de Coco Chanel y el atrevimiento de Leandra Cohen, esta emprendedora madrileña amante de la industria de la moda acapara los flashes de los paparazzi allá donde va con sus acertadas elecciones de estilo. Creció en un entorno en el que el arte y la creatividad estaban a la orden del día (su tía es la fundadora de la firma Gold&Roses y su abuela también se dedicaba al mundo de la joyería), un aspecto que podemos observar en sus interesantes estilismos que no siguen las normas de las pasarelas.

VER GALERÍA

monica-evento
monica-evento

- Blanca Miró y Mónica Anoz: ellas son las chicas más 'cool'

Es uno de los rostros españoles más esperados en los eventos de moda alrededor del mundo y por fin nos desvela su secreto para ser la chica más estilosa, así como su conexión con la mujer que hizo de Veuve Cliquot un imperio internacional hace más de dos siglos. “Entre las similitudes que encuentro con ella, destacaría el poder de tomar decisiones y sentirte independiente. Nos han inculcado mucho el hecho de depender del hombre, y al final tú puedes hacer lo que quieras, cuando quieras y conseguir por ti misma lo que te propongas, y Madame Cliquot es el ejemplo perfecto”, explica a Hola. Al igual que Madame Cliquot inspira a Mónica, otros perfiles femeninos como la diseñadora italiana de joyas Elsa Peretti y la vocalista del grupo BlondieDebbie Harry, han influido en su forma de ver la vida y la moda, pero como bien dice, su madre es su mayor referente. "Es una persona muy positiva, muy echada para adelante, se ha enfrentado a la vida con positividad, con buen rollo. Ha salido de su zona de confort muchísimo, es muy creativa y me ha apoyado en todo desde que soy pequeña, es decir, me dejaba hacer lo que realmente me gustaba. Siempre me ha llamado la atención la moda, le cortaba el pelo a mis Barbies y les hacía vestidos, pintaba obras sobre un caballete, hice Bachillerato de Artes...".

VER GALERÍA

monica-barcelona
monica-barcelona

- Solo en FASHION: en casa de Mónica Anoz, una chica que lleva el estilo en el ADN

Años más tarde estudió en el famoso Istituto Marangoni de Londres, pero un par de meses antes trabajó en una tienda de moda en una de las ciudades más grandes del planeta, una decisión que marcó su trayectoria. “Hong Kong fue una apertura maravillosa a nivel visual e inspiracional. Cuando sales de tu zona de confort absorbes tantas cosas nuevas... Y más en un país como China en el que hay mezcla de diferentes estilos, asiático, inglés y estadounidense. Pero realmente mi época en Londres lo fue todo para mí, encuentras inspiración en cualquier rincón, ¡incluso en el metro! Me dio el estilo arriesgado que tengo a día de hoy”, explica.

VER GALERÍA

monica-flores
monica-flores

- Mónica Anoz, rebelde con clase

Tras vivir en diferentes puntos del globo terráqueo y trabajar con reconocidas marcas, Mónica se ha convertido en todo un referente español fuera de nuestras fronteras con un código de vestimenta totalmente diferente al resto. ¿Cómo resumir su guardarropa? “Definirme con un estilo en concreto es cerrarme a algo, ¡y no me cierro nunca a nada! Soy una persona súper curiosa e intento tener siempre la mente abierta; me dejo llevar mucho por las situaciones que vivo. Mi estilo va cambiando, no puedo soportar las tendencias, me guío más por el momento y los sentimientos, o porque me haya leído un libro o enamorado de un vestido en una película”. Y entre todas las Fashion Weeks que se celebran a lo largo del año, podemos localizarla en la de París, Milán, Nueva York e incluso en la de Copenhagen, esa en la que se dan cita las estilistas más atrevidas como Emili Sindlev y Jeanette Madsen, una de sus favoritas por la energía que las invitadas desprenden con sus conjuntos, algo que también encontramos en ella.

VER GALERÍA

monica-vestido
monica-vestido

Entre la copa de champagne, el sonido de las olas y un precioso atardecer de verano, nos comenta que acaba de aterrizar de presenciar en primera persona el sueño de toda amante de la moda, ver el desfile de Alta Costura de Chanel. “Es muy emocionante vivirlo; llevo dos años trabajando con la maison y cuando creen en alguien, apuestan por esa persona. No quieren que te vistas de pies a cabeza con sus piezas, sino que lo mezcles con tu propia ropa, que sea natural, orgánico, que tenga esencia, y autenticidad, algo que se está perdiendo en las redes sociales. ¡Lo divertido es que tenga tu seña de identidad!”.

Nos desvela su truco de estilo para ir siempre perfecta

¿Cómo seguir sus pasos para ser la más original de la fiesta? “Sabes que vas a ir monísima con tal vestido básico, pero si puedes arriesgar, yo siempre lo voy a hacer. No nos tenemos que preocupar sobre lo que piensen los demás, tenemos que centrarnos en lo que nos apetece llevar, y si horas después te arrepientes de tu elección, no pasa nada, es un look, ¡no te vas a morir! Otro día sabes que eso no te favorece y te lo quitas. El truco es empaparte de tu alrededor y de las cosas que vivas”, nos cuenta riendo. Un detalle que también está presente en algunos de los capítulos de la serie neoyorquina más vista del último siglo que casualmente, es una de sus preferidas: "Habré visto más de 30 veces Sexo en Nueva York, ¡y cada vez me gusta más!".

VER GALERÍA

monica-gafas
monica-gafas

Aunque las tendencias den vida a un guardarropa clásico, es esencial tener un fondo de armario de buena calidad con el que te sientas segura y guapa, y si quieres dar un giro inesperado a ese estilismo que adoras, sigue el consejo de Mónica. "Personalmente me centro en que el look tenga sentido, la belleza está en las proporciones, y aunque arriesges, siempre tiene que haber una parte de identidad, es decir, no disfrazarte. Yo sé que hay colores que me gustan más, puedo probar otros, pero siempre y cuando intente volver a mi guía inicial. Un fondo de armario se compone de tantas cosas... Desde una chaqueta de cuero, hasta un little black dress, y en realidad no tengo un repertorio normal, ¡el mío son hasta piezas estampadas y vintageAdoro comprar en Vestiare Collective, cuando voy a París voy a tiendas de segunda mano y en mis viajes me apasiona conocer nuevos comercios. Me encanta lo antiguo, tiene una energía muy especial, una historia detrás, parece que tiene incluso más fuerza. Lo mismo me ocurre con la moda circular, invierto mucho en marcas danesas y made in Spain, tenemos diseñadores muy talentosos en España como Palomo Spain y Mans Concept, que lo está haciendo súper bien. Incluso tengo una carpeta en Instagram destinada a marcas emergentes, soy muy consumidora de slow fashion. Sé que soy un altavoz y me encanta".

VER GALERÍA

monica-anoz
monica-anoz

A la hora de añadir prendas a tu colección, no todo vale, ya sea por la estructura del mismo, los tonos, el tejido... Y como bien nos explica Mónica, su consejo para tomar la decisión de comprar algo es... "Si tienes un armario lleno de ropa y no le das uso, es absurdo, es un consumo mediocre, y encima no te sirve para nada. Hay que centrarse y saber qué cosas crees que vas a darle un uso a largo plazo. Yo lo pienso mucho, sé que hay piezas que van a heredar mis hijos, me gusta pensar así. Son compras que no me cansan, que tienen una larga vida en el tiempo y puedo mezclar de mil formas. Por ejemplo una garbardina de Balenciaga que me compré hace cinco años de cuero, es única en mi armario y me la he puesto tanto que lo que me costó, ¡tiene sentido!".

VER GALERÍA

monica-chanel
monica-chanel

Y es que en pleno apogeo de las inversiones de lujo de segunda mano, los diseñadores se han puesto manos a la obra para traer de vuelta una época que marcó la historia y que está muy presente en en expertas en materia como la madrileña: la fiebre dosmilera. "Me encanta Britney Spears en los dos mil, era un icono, como las gemelas Olsen. Este regreso Y2K no lo aplico tanto a mi estilo, pero me encanta que pasen estas cosas en la moda, es súper divertido que volvamos a llevar piezas que antes nos avergonzaba, como los pantalones de tiro muy bajo". Pero como bien dice Anoz, a pesar de lo que suban las casas de costura a las pasarelas cada temporada, "lo más importante es la transparencia, la gente auténtica, que se deja llevar por lo que realmente le gusta. La moda es eso, divertirse, mezclar, apostar, es pasárselo bien. Es un mundo superficial y hay que sacarle el lado positivo". Y si todo esto lo acompañas con una copa de champagne Veuve Cliquot, como hacemos con nuestra entrevistada a la orilla de la playa de la Barceloneta, ¡mucho mejor!

VER GALERÍA

monica-mar
monica-mar