El método definitivo para saber si te queda mejor el pelo corto o largo

Hay mujeres que dudan en cortarse el pelo porque no saben si les va a quedar bien o mal. Sin embargo, hay un truco sencillo gracias al cual se puede salir de dudas antes de acudir a la peluquería. Este método se conoce como ‘la regla de los 5,7 centímetros’ y consiste en medir la distancia que existe entre la mandíbula y la oreja. Según las dimensiones del rostro, el pelo sentará mejor de una forma o de otra. Para salir de dudas, solo se necesita un bolígrafo y una regla. Este último objeto se colocará de forma vertical pegado al lóbulo de la oreja y el boli o lápiz de manera horizontal apoyado en la barbilla. La clave está en ver dónde se cruzan ambos objetos y marcar la medida puesto que ese será el número determinante para conocer qué look nos sentará mejor.

Si la medida resultante es menor a 5,7 centímetros, el estilo de pelo que mejor estilizará nuestro rostro es el corto, como por ejemplo el corte ‘pixie’, más recortado por los lados y más largo en la parte superior de la cabeza o coronilla. Por otra parte, si el número sobrepasa los 5,7 centímetros, la mejor opción es mantener el pelo largo, o dejarlo crecer en caso de tenerlo corto. Si el resultado es igual a 5,7 centímetros, se podría optar por un largo intermedio.

John Frieda, el famoso estilista de celebridades, fue el creador de esta regla. Sin embargo, consiste en algo orientativo, no es obligatorio seguirla al pie de la letra. Hay personas a las que le queda bien el pelo corto sin importar que no cumpla las medidas y lo mismo con el cabello más largo.

Existen multitud de ejemplos de celebridades que llevan el corte perfecto según su tipo de rostro. Elsa Pataky tiene las proporciones perfectas para lucir un corte ‘bob’ por los hombros. En cambio, Paula Echevarría se ve más favorecida con el pelo largo. La cantante Nicki Minaj, que lleva el pelo extremadamente largo, se vería mejor con el pelo corto por las medidas de su rostro, al igual que Rihanna, que acertó en apostar por el pelo corto, con el que se ve más favorecida de acuerdo a los principios de esta regla.