Una médium, un asesinato y nuevos misterios salen a flote en la segunda temporada de 'Alta mar'

Por Nora Cámara
Photo credit: Manuel Fernandez-Valdes - Netflix

From Diez Minutos

¡Leven anclas! Icen velas y suelten las amarras porque el buque Bárbara de Braganza reanuda su travesía por el océano, tan solo seis meses después de su estreno, con más aventuras y misterios. A partir del viernes 22 de noviembre las intrigas vuelven a inundar los pasillos y camarotes del transatlántico de Netflix en la segunda temporada de Alta mar.

En la primera tanda dejamos a los personajes en una tensa situación. Tras resolver parte del misterio que envolvía a las hermanas Villanueva (Ivana Baquero y Alejandra Onieva), una nueva incógnita se presenta ante las jóvenes, siempre relacionada con el pasado de su familia.

Para añadir más preocupaciones a pasajeros y tripulación, cuando ya pensaban que volverían a casa, el propietario del barco y prometido de Carolina (Onieva), Fernando Fábregas (Eloy Azorín) obliga al capitán Aguirre (Eduardo Blanco) a reorientar el transatlántico rumbo a Río de Janeiro en un intento desesperado por salir de su crisis económica. Nada podrá hacer Nicolás (Jon Kortajarena) para evitar esta situación pese haber ostentado el liderazgo del barco en sus peores momentos. En ese nuevo trayecto se topan con una embarcación a la deriva que lleva a los supervivientes de un naufragio y que deberán socorrer.

Este es el punto de partida de la segunda temporada, de ocho episodios, dirigidos por Lino Escalera y Manuel Gómez Pereira. En el rescate suben al barco Claudia Traisac (Cassandra), Chiqui Delgado como (Teresa), Pepe Barroso (Julián) y Antonio Reyes (Erich). Tras este suceso, nuevos secretos y situaciones inverosímiles se darán cita dentro del Bárbara de Braganza.

En esta nueva travesía continuarán a bordo el tío Pedro Villanueva (José Sacristán), la exsecretaria del negocio familiar, Luisa (Manuela Vellés), el detective Varela (Antonio Durán "Morris"), la hermana de Fernando, Natalia Fábregas (Natalia Rodríguez), las encargadas del servicio de los Villanueva, Francisca (Chiqui Fernández) y Verónica (Begoña Vargas), y el excéntrico y seductor primo de los Villanueva, Sebastián de la Cuesta (Tamar Novas) y su criado Dimas Gómez (Ignacio Montes). Junto a ellos, también repiten Daniel Lundh, Laura Prats, Luis Bermejo y Pepe Ocio.

Bajo la firma de Bambú Producciones, Alta mar, creada por Ramón Campos y Gema R. Neira, quienes son productores ejecutivos junto a Teresa Fernández Valdés, combina de nuevo el thriller con el drama de época.


Qué esperar de la segunda temporada

¿Conexiones con el más allá a través de una particular médium? Todo puede pasar en este barco. Si bien los misterios más terrenales seguirán en manos de Ivana Baquero, Alejandra Onieva y Jon Kortajarena (Eva, Carolina y Nicolás), quienes continúan con el firme empeño de destapar la verdad, Cassandra (Claudia Traisac) traerá consigo nuevas incertidumbres mucho más etéreas.

En el thriller ambientado en los años 40 un nuevo misterio inquieta a los pasajeros del Bárbara de Braganza. Un asesinato ocurrido en otro tiempo, experiencias paranormales y hasta sesiones de ouija harán a nuestros personajes favoritos replantearse todas sus creencias y su excepticismo ante lo sobrenatural.

Pero no será el único secreto oculto en este barco. Gracias a las redes sociales de la serie de Netflix hemos descubierto otro gran enigma. Una pasajera está embarazada. ¿De quién puede tratarse?

Destapa los misterios junto a las hermanas Villanueva a partir del 22 de noviembre, en Netflix.