Máxima de Holanda, de 10 con su looks primaverales en Indonesia

Por Diezminutos.es
Photo credit: Koninklijk Huis - Instagram

From Diez Minutos

Guillermo y Máxima de los Países Bajos continúan con su viaje de Estado. La crisis mundial por el coronavirus no ha impedido que los monarcas continúen con su agenda oficial... Aunque con algunos cambios. Por precaución, los Reyes han decidido no dar la mano ni besos.

En cada una de las actividades programadas en su agenda oficial, Máxima está demostrando que no ha dejado nada de sus looks al azar. Al polémico vestido que lució a su llegada, han seguido otros modelos, no menos llamativos e ideales.

En los últimos actos a los que ha acudido, la reina de los Países Bajos sigue conquistando con su sonrisa y sus estilismos primaverales y coloridos.

Para la visita al lago Toba en el norte de la provincia de Sumatra, la reina holandesa eligió un vestido floral en rosa coral con el que estaba muy favorecida.

El estilo del vestido era una homenaje a los trajes tradicionales del país en el que se encontraban aunque ella lo ha versionado con mangas abullonadas y, como suele típico en ella, con un tocado color crema realizado en lo que parece tul y salones en el mismo tono.

Para su visita en la ciudad Simila Lombu, Máxima se cambió de ropa para pasear por sus calles. En esta ocasión optó por unos pantalones estilo culotte con top a juego en color beige realizo en lino. Llaman la atención los detalles florales del top en naranja y que combinaban con su bolso y bailarinas con lazo en el mismo tono cítrico.

Photo credit: Gtres

El primero de los looks que pudimos ver a Máxima en Indonesia fue en la ceremonia de bienvenida en el Palacio Presidencia de Jakarta. La Reina optó por un diseño de flores, de largo asimétrico y capa, de una de sus firma de cabecera, Natan. Lo combinó con un sencillo tocado, cinturón XL para marcar cintura, guantes de piel y un clutch de rafia. Todos ellos en tonos camel.

Photo credit: Gtres

Los Reyes tuvieron la oportunidad de conocer de cerca algunos de los productos típicos de la zona.

Photo credit: Gtres

Horas después, para visitar la exposición fotográfica 'Innovation in Yakarta', la reina Máxima eligió un vestido estampado, también de largo asimétrico, de la diseñadora colombiana Johanna Ortiz. Completó su estilismo con unas sandalias de Gianvito Rossi.

Photo credit: Gtres

Continuando con las flores, la mujer de Guillermo de Holanda volvió a mostrar su confianza en las creaciones de Edouard Vermeulen, diseñador de Natan, con un modelo que ya ha llevado en varias ocasiones para su visita al sultán de Yogyakarta en su palacio, el Kraton Nga Yogyakarta Hadiningrat.

Photo credit: Gtres

La Reina, que lucía este modelo realizado en organza con flores verdes a juego con su tocado de Fabienne Delvigne, y su marido saludaron afectivamente a Sri Sultan Hamengkubuwono X at Kraton y su familia.

Photo credit: Gtres

Los Reyes de los Países bajos también fueron agasajados con una danza tradicional.

Photo credit: Gtres

Y las flores han dado paso a los lunares. Máxima se decantó por este vestido de topos, con pamela y guantes en los mismos tonos, para visitar el fabuloso complejo arquitectónico de Prambanán, situado al este de Yogyakarta en dirección a Surakarta.

Photo credit: Gtres

Los reyes de los Países Bajos aterrizaron en Jakarta el 9 de marzo. Allí, fueron recibidos por el embajador de Holanda en Indonesia y por el gobernador de la ciudad, la argentina lució uno de sus vestidos más polémicos. Se trata de un diseño de Oscar de la Renta, que estrenó en 2018 y que ya ha llevado en numerosas ocasiones, como en la Cumbre Mundial sobre Emprendimiento en 2019.

Photo credit: Gtres

El modelo crea críticas positivas y negativas a partes iguales. Se trata de un vestido en azul marino con ribetes blancos, con unas originales mangas con volantes que dejan al descubierto los hombros y de largo midi.

Photo credit: Gtres

Máxima ha combinado la prenda con unos salones de ante azul de Gianvito Rossi, pendientes en forma de caracola de la firma Seaman Schepps y clutch blanco.

Photo credit: Gtres

Los Reyes comenzaron, entonces, su agenda individual en este viaje. Máxima ha tenido una reunión de trabajo en la que siguiendo el protocolo previsto no ha dado la mano a los asistentes, de ahí, el gesto con el que la Reina saludaba, uniendo sus manos e inclinando ligeramente la cabeza.

Photo credit: Gtres