Lydia Lozano la lía (otra vez) con una información falsa

Lydia Lozano ha tenido que pedir perdón... otra vez. Tras una semana en la que la colaboradora de Sálvame aseguraba que Rocío Flores y su madre, Rocío Carrasco, habían tenido un acercamiento a través de Instagram, ha tenido que recular y reconocer que la información de su fuente era absolutamente falsa.

Lydia Lozano vuelve a estar en el punto de mira por una información falsa. (Photo by Angel Manzano/Getty Images)

Todo comenzaba hace una semana cuando Lydia Lozano lanzaba la bomba en el programa de Jorge Javier Vázquez. La colaboradora contaba que le había llegado una información por parte de una fuente fiable asegurando que la hija de Antonio David Flores había retomado la relación con su madre, Rociíto, después de casi seis años sin hablarse. Según Lydia, Rocío Flores llevaba varias semanas hablando con Rocío Carrasco a través de Instagram sin que su padre estuviera al tanto de este acercamiento.

Tras sus palabras, el propio Antonio David era el primero en desmentir su información pero Lydia seguía en sus treces afirmando que el problema era que Antonio Da no conocía esas conversaciones porque su hija no había querido implicarle para no ‘fastidiar’ el acercamiento con su madre. Pocos minutos después, una de las protagonistas de la historia, Rocío Flores, entraba por teléfono en Sálvame para negar entre lágrimas que esas conversaciones fueran ciertas. La joven le decía a Lydia que estaba equivocada y que, probablemente, estaba siendo engañada por su fuente. Ante esto, la colaboradora, erre que erre, continuaba insistiendo en que tenía todas las pruebas y que nadie iba a convencerla de lo contrario.

Rocío Flores ha negado que haya recuperado la relación con su madre. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)

Un nuevo desmentido llegaba por parte de Carlota Corredera, presentadora del programa de las tardes. Carlota salía de plató y al regresar le decía a Lydia que lo sentía muchísimo, pero que la otra parte implicada le había asegurado que su información era absolutamente falsa. Ante estos datos, algunos compañeros de Lydia, como Kiko Matamoros, intentaban hacer leña del árbol caído atacándola sin piedad. "A ver si te van a echar por esto", decía Kiko Hernández entre bromas antes de que Matamoros soltara un comentario que hizo explotar a la canaria. "No cayó por lo otro, va a caer por esto", comentó el colaborador en alusión a la polémica que vivió Lozano por el caso de Ylenia Carrisi, hija de Albano y Romina Power. "¡Qué imbécil eres!", soltó Lydia muy enfadada. "Llevas toda la tarde cachondeándote de mí", añadió.

Días más tarde, y tras aparecer Lydia de nuevo en Sálvame con una mochila en la que había, según ella, 500 folios con pantallazos de las conversaciones entre Rocío Flores y su madre, salía a la luz que la fuente de Lydia era José María Franco, exjardinero de la familia de Rocío Jurado. Tras desvelarse la fuente, la colaboradora enseñaba sus supuestas pruebas a Antonio David y finalmente tenía que admitir este martes que había sufrido un engaño y pedía disculpas a Antonio y a su hija. “Pido perdón con todo mi cariño y toda mi vergüenza”, decía mirando a cámara con lágrimas en los ojos y añadía que esa persona la había querido utilizar simplemente para hacerles daño.

Albano y Romina Power vivieron con dolor una información falsa dada por Lydia Lozano. (Photo by Massimo Insabato/Archivio Massimo Insabato/Mondadori via Getty Images)

Y es que todo quedaría en un simple malentendido si no fuera porque no es la primera vez que Lydia mete la pata con una información que no ha sido debidamente contrastada. La más recordada, sin duda, fue en 2005 cuando la periodista afirmó que estaba segura de que Ylenia Carrisi, hija desaparecida en 1994 de Albano y Romina Power, seguía viva. Lo hizo en Salsa Rosa durante una entrevista a Albano y a él directamente le llegó a decir: “Tu hija está viva”. Algo que provocó la ira del cantante italiano. La colaboradora se paseó por diferentes programas de la época para afirmar que tenía una fuente que le aseguraba que Ylenia se encontraba viva en República Dominicana.

La información de Lydia supuso meses de comentarios en programas de Telecinco que dieron audiencias de lo más elevadas a la cadena. Algunos familiares de Ylenia acudieron a los platós y la información llegó a todos los medios internacionales. Albano interpuso una demanda de tres millones a Lozano y finalmente ella tuvo que reconocer que había sido vilmente engañada por una fuente que nunca reveló. En 2011, pedía perdón a la cara a Albano (que había retirado la demanda) y juró que nunca volvería a hablar de este doloroso tema en televisión.

Lydia Lozano anunció la boda de Sara e Iker cuatro años antes de que se produjera. (Photo by Paolo Blocco/WireImage)

Aparte de esta polémica, que estuvo coleando durante años y que casi termina con la carrera periodística de Lydia Lozano puesto que parecía que ya nadie iba a volver a confiar en su profesionalidad, ha habido otras tantas, menos graves, pero igualmente llamativas. Lydia anunciaba en 2009 que le había llegado una información que aseguraba que había fallecido Carmen Sevilla. Minutos más tarde tenía que recular porque no era cierto. De hecho, Carmen Sevilla sigue viva a día de hoy. En el otoño de 2010 anunciaba una bonita noticia: “Eugenia Martínez de Irujo podría estar embarazada”, decía en directo, pero de nuevo, se ‘la habían colado’ y no era así. La propia hija de Cayetana de Alba desmentía a través de Terelu Campos la buena nueva.

Y una más: en julio de 2012, otra vez en pleno directo de Sálvame, Lydia afirmaba que le habían contado que el 12 de agosto se casarían Sara Carbonero e Iker Casillas en una boda íntima en una finca. Y la boda llegaba... ¡pero cuatro años más tarde! Dos semanas más tarde de dar la supuesta primicia de la boda de los Carbonillas, Lydia volvía ‘al ataque’. “Chiquetete se casa antes de navidades”, dijo muy animada. Y... otra vez... nada de boda.

Estas son tal vez noticias que no afectan en exceso a sus protagonistas, pero que han provocado miles de comentarios sobre la profesionalidad de Lydia Lozano y las mofas de algunos de sus enemigos íntimos en Sálvame, como Matamoros, sin duda el más crítico con la periodista.

Más historias que te pueden interesar: