Todos señalan a Lydia Lozano en La Palma pero no es la única culpable

·4 min de lectura

Aunque para muchos resulte extraño al tratarse de un magacín de prensa rosa, Sálvame se ha sumado a los medios de comunicación que estos días llevan a cabo una ardua cobertura de la erupción volcánica de La Palma. Sin embargo quien se está llevando los mayores palos es Lydia Lozano, enviada especial a la isla, a raíz de un vídeo que muchos señalan como ejemplo de sensacionalismo del programa cuando se trata de una situación tan extrema que ha arrasado con más de un centenar de viviendas.

Sin embargo, si ponemos cordura al asunto, Lydia no es la mayor culpable de este supuesto sensacionalismo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Si bien la vimos afectada, emocionada y compungida en sus retransmisiones en directo desde el martes, muchos usuarios se han detenido en destacar el vídeo viral grabado por un voluntario que ayudaba a los evacuados de La Palma, y que circula desde la tarde del miércoles en la red del pajarito azul. En dicho vídeo, el anónimo recrimina a la periodista que buscara en las calles “gente que lo haya pasado mal” para hablar ante las cámaras del programa. El transeúnte en cuestión reprocha a la reportera de tener una actitud amarillista, preguntándole además si el dinero que ingresará el programa por el contenido se donaría a los palmeros. “¿La publicidad que genere ese amarillismo lo van a donar a la causa?”, cuestionó mientras que la reportera replicaba sin éxito tratando de defender su forma de trabajar.

"La mujer lo primero que hizo nada más llegar a la puerta es búscame a gente que lo esté pasando mal, que haya pasado una desgracia. Creo que todos los medios que han venido por aquí han sido muy precavidos y muy educados y lo que han dicho es chapó por la organización, por la solidaridad y han ido directamente a grabar las cosas que se han ido recopilando, pero no han buscado la desgracia ajena ni el amarillismo", sentenció el voluntario. Y a continuación, las críticas comenzaron a fluir por las redes sociales, señalando y criticando a la periodista, tomando partido con la postura del voluntario.

Sin embargo, si analizamos la situación no resulta justo que sea ella quien pague los platos rotos de una cobertura con una línea editorial marcada por sus editores. Ella no es jefa de Sálvame, ni es la persona única que decide las necesidades informativas del día y cómo plasmarlas. Como todo periodista enviado a realizar una cobertura, llega al destino con una misión marcada y peticiones de planos, vídeos y entrevistas. Si Sálvame tuviera una intención sensacionalista o amarillista como acusa el vídeo, en definitiva, no es decisión de ella. 

Es decir, que buscara a personas afectadas por las calles de La Palma es algo frecuente en la retransimisión de un acontecimiento in situ. Ahora, cómo pretenda retratarlo Sálvame, sensacionalizando la tragedia de cada entrevistado o no, no depende de ella.

Y la prueba de esto la encontramos en toda la cobertura que Lydia ha hecho hasta el momento. La colaboradora de Sálvame tiene un vínculo estrecho con esta isla canaria dado que cuenta con familia viviendo en el municipio de El Paso, y ha terminado mostrando su lado más humano delante de las cámaras al trasladarse al epicentro de la tragedia para narrar en primera persona este acontecimiento histórico.

Y a pesar de haber sido acribillada con el vídeo mencionado, la realidad es que su trabajo como reportera desplazada tampoco ha pasado desapercibido. Básicamente porque la colaboradora ha exhibido su caridad dada las circunstancias de la catástrofe, mostrándose rota ante la realidad de La Palma donde vive casi toda su familia materna. 

Sin ir más lejos, en la última entrega del miércoles, la emoción la desbordó nada más poner un pie en la zona afectada por la erupción del volcán Cumbre Vieja. 

De primeras, mostró desde el avión el cielo nublado al fondo y, seguidamente, se palpó su empatía con los vecinos. Como captaron las cámaras de Sálvame, no dudó en fundirse en un abrazo con diversas personas afectadas por la erupción que le pedían encarecidamente que luchara por ellas. “Estamos en tus manos…la isla. Lucha, protesta, haz todo lo que tengas que hacer para que nos escuchen. Porque esto es un desastre, hay que venir a verlo”, clamaba una vecina a la compungida enviada especial. Posteriormente, en el tramo final de Sálvame Naranja, Lydia Lozano recibió un caluroso aplauso desde el plató tras subrayar en cada una de sus conexiones la solidaridad que se está encontrando en la isla y describir con sus sentimientos a flor de piel el desolador paisaje con el que se ha topado.

A lo largo de sus conexiones, y en más de una ocasión, Lydia apareció con la voz quebrada y con los ojos llenos de lágrimas tras descubrir la dramática situación de sus paisanos. Sin olvidar que en el vídeo viral señala lo mucho que la gente le pide que siga haciendo los directos para conciencitizar a España de la ayuda necesaria. Y es que, después de todo, la audiencia que tiene Sálvame se antoja primordial para enviar el mensaje. 

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente