Se hace la luz en el Sónar con Tarta Relena y su "Fiat Lux"

·2 min de lectura

Rosa Díaz

Barcelona, 16 jun (EFE).- Tras dos años de oscuridad, el festival Sónar ha vuelto a ver la luz este jueves con Tarta Relena y su "Fiat Lux" como puerta de apertura de una 29 edición que se prolongará durante tres días y que hoy ha reunido una nutrida selección de propuestas locales.

"Fiat Lux", que significa "que se haga la luz", es la frase del tercer versículo bíblico del libro del Génesis y también el título del disco que han presentado las catalanas Tarta Relena.

Un disco que aúna la espiritualidad de la música sacra con la espiritualidad de la música electrónica y que ha elevado hoy las almas de los primeros visitantes del Sónar de Día.

La escenografía, con un gran aro de luz y mucha tiniebla, ha sido parecida a la que utilizaron recientemente en el Primavera Sound, pero el espectáculo ha sido otro, especialmente creado para la ocasión con la colaboración de un coro de 16 voces.

Las 18 voces presentes en el escenario han entonado canciones vocales polifónicas tradicionales en latín, castellano, catalán, sefardí, griego clásico y griego moderno, con bases electrónicas.

Medio en broma, ellas mismas llaman a su música "gregoriano progresivo", que no es una mala manera de describir el juego entre lo pagano y lo religioso que se ha visto hoy en Sónar.

También a medio camino entre el cielo y la tierra, Sega Bodega se ha rodeado de telas vaporosas y luces etéreas para desgranar su música de club deconstruida en SonarHall.

A la misma hora, en otra de las salas techadas de Fira Montjuïc ha actuado Rajuu, pero para llegar allí ha habido que cruzar el patio de la Fira, donde a media tarde el sol caía con tanta violencia que parecía imposible que nadie pudiera bailar allí, pero bailaban.

Sin miedo a los golpes de calor ni a las insolaciones, un buen número de personas ha disfrutado de los ritmos de Uniiqu3, entre ellas la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ha visitado Sónar sin hacer declaraciones a los periodistas.

En una zona más fresquita, el escenario SonarPark, el rapero español Rajuu ha reunido al público más joven de la tarde, algunos con la preadolescencia recién estrenada.

Otra española, Mis Nina, le ha dado el relevo en el mismo escenario con su neoperreo queer y feminista, antes de que Chico Blanco haya cerrado la primera franja de la tarde, de un Sónar recién estrenado, que todavía tiene muchos ases que sacarse de la manga.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente