¿Poca luz natural en el dormitorio? Mira estas ideas sencillas para hacerlo más luminoso

·3 min de lectura
Photo credit: Ema Peter
Photo credit: Ema Peter

Por lo general, no se le presta mucha atención a la luminosidad del dormitorio. Sí suele cuidarse mucho la iluminación artificial, puesto que es un espacio que se habita de noche y hay que esmerarse en crear una atmósfera cálida y relajante adecuada para dormir, adecuada para la lectura con lámparas en la mesilla de noche... Pero una habitación luminosa es siempre una habitación más bonita e inspiradora. Aunque que cuarto no tenga demasiada luz natural puedes multiplicarla gracias a algunos trucos básicos muy sencillos de llevar a cabo.

1- Sí al blanco. No por elemental menos efectivo. El blanco refleja la luz y la potencia. Pero para no caer en el vacío excesivo -un dormitorio debe ser acogedor- juega con las texturas y los matices. En los textiles, por ejemplo, distintos materiales, los naturales siempre enriquecen. Por cierto, ten en cuenta que, aunque no lo creas, el blanco tiene una gama muy rica: blanco puro, blanco roto, blanco seda, blanco frío, blanco tiza, blanco crema, blanco perla... Elige el tuyo.

Photo credit: Julia Robbs for Homepolish
Photo credit: Julia Robbs for Homepolish

2- Un poquito de contraste. Aunque elijas una decoración de tonalidades muy claras, salpica con un ligero toque de intensidad; un plaid gris, una madera oscura, un cojín de un color fuerte... Una estrategia inteligente es romper la monotonía con esos pequeños detalles para aportar dinamismo pero también para intensificar la claridad.

Photo credit: Pablo Veiga
Photo credit: Pablo Veiga

3- Un espejo. Será tu aliado perfecto. Refleja la luz, refleja el blanco... doble de luminosidad. Además, lo puedes utilizar como un mero elemento decorativo o como parte del mobiliario y convertirlo así en un elemento completamente funcional. Por ejemplo, puedes optar por recubrir de espejos armarios, espacios de almacenaje o hasta algunas de las paredes que separar un espacio y otro. Por cierto, la tendencia ahora es elegirlos en redondo, especialmente en el baño en suite. No olvides ponerlos en espacios estratégicos como frente a una ventana para que fomenten la sensación de conexión con el exterior.

Photo credit: Montse Garriga
Photo credit: Montse Garriga
Photo credit: Pablo Sarabia
Photo credit: Pablo Sarabia

4. Elige cortinas ligerísimas, visillos suaves o, si no tienes vecinos que puedan verte, atrévete a prescindir de ellos. En los países del norte de Europa ni se molestan en poner cortinas y así se cuela el más mínimo rayo de sol en casa. ¿No tienes claro cómo escogerlas y colocarlas? No te preocupes, tenemos la guía perfecta para que logres tener la cortina perfecta.

Photo credit: Patricia Gallego
Photo credit: Patricia Gallego
Photo credit: Pablo Sarabia
Photo credit: Pablo Sarabia

5 - Deja las paredes casi desnudas. Consigue vencer a tu ansia por llenarlas de cuadros, plantas o elementos decorativos. Bastará con que coloques un cabecero discreto y apuestes por materiales claros y naturales como la madera, fibra, etc... Cuanto menos se obstaculice la percepción visual de la luz, mejor.

Photo credit: Patricia Gallego
Photo credit: Patricia Gallego

6- Elimina obstáculos. Un armario en el centro de la habitación que detiene los rayos del sol, una pared que no deja ver una ventana, puertas que se comen la luz... Tú mejor que nadie sabe cuál es el ese elemento que evita que tu dormitorio sea el que tú queres. ¿Un consejo? ¡Elimínalo! Prueba a tirar todas las paredes posibles o a eliminar ese mobiliario que sencillamente sobra. Puedes optar por sustituirlo por biombos o muebles modulares. Dan mucha más libertad y cuando no los estés usando harán que tu dormitorio sea más luminoso y grande.

Photo credit: hearst
Photo credit: hearst
Photo credit: hearst
Photo credit: hearst
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente