El lupus también puede hacerte perder la memoria y dañar tu cerebro

·4 min de lectura
El lupus afecta a cada persona de manera diferente. Las manchas en la piel del rostro son el signo más reconocido, pero las personas con lupus tienen síntomas cognitivos, como la dificultad para pensar con claridad o recordar cosas. Estos síntomas también se llaman “neblina lúpica”, y a menudo aparecen y desaparecen con el tiempo. (Foto: Getty)
El lupus afecta a cada persona de manera diferente. Las manchas en la piel del rostro son el signo más reconocido, pero las personas con lupus tienen síntomas cognitivos, como la dificultad para pensar con claridad o recordar cosas. Estos síntomas también se llaman “neblina lúpica”, y a menudo aparecen y desaparecen con el tiempo. (Foto: Getty)

El lupus es una enfermedad autoinmune crónica, poco frecuente, y de origen aún desconocido, a pesar de que múltiples factores (hormonales, genéticos, inmunitarios y medioambientales como virus, rayos ultravioleta de la luz solar y medicamentos) juegan un papel importante en su aparición.

El lupus eritematoso sistémico (LES) es la forma más frecuente y habitual de lupus. De causa aún desconocida, nueve de cada diez pacientes con esta enfermedad son mujeres en edad fértil, y de actividad laboral y profesional). En España se calcula una prevalencia de unos 10 casos por 10.000 habitantes. Aparece principalmente entre los 15 y 55 años sus principales síntomas son los dolores articulares, la fatiga debilitante y la aparición de manchas faciales.

De hecho, puede que hayas oído que el signo más distintivo del lupus es una erupción cutánea en el rostro que se asemeja a las alas abiertas de una mariposa en ambas mejillas (eritema). Es cierto, el “eritema en alas de mariposa”, que consiste en un enrojecimiento y erupción de la piel en las mejillas y nariz, es la lesión más conocida, aunque no ocurre en todos los casos. Las lesiones de la piel en el lupus pueden aparecen en cualquier parte del cuerpo y en general no dan molestias.

La lesión más frecuente del lupus es la inflamación, que puede desencadenar diversos problemas en diferentes partes del cuerpo. De acuerdo con el doctor Norberto Ortego Centeno, secretario de la Sociedad Española Multidisciplinar de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas (SEMAIS), al cursar con afectación multisistémica, puede generar complicaciones renales, una mala circulación sanguínea, migraña o pérdidas de memoria.

En algún momento, muchas personas con lupus – por lo menos una de cada cinco – tienen problemas para pensar claramente y experimentan fallos de memoria, confusión, fatiga y dificultades a la hora de expresarse.

Los síntomas pueden aparecer y desaparecer, o bien ser continuos, causando dificultad en el trabajo o en los estudios, y en casos extremos, pueden llegar a impedir que la persona continúe con su rutina. Y es que el lupus es una enfermedad autoinmune que se caracteriza por la producción de anticuerpos que atacan tejidos sanos, células y órganos. Pero hasta ahora apenas se ha hablado de cómo afecta a nivel cerebral.

Si el lupus afecta el cerebro, puedes tener dolores de cabeza, mareos, cambios en el comportamiento, problemas de la vista, e incluso accidentes cerebrovasculares o convulsiones. Muchas personas que padecen lupus experimentan problemas de memoria y pueden tener dificultad para expresar sus pensamientos.

De hecho, tal y como recoge la Fundación Americana contra el Lupus: la mitad de personas con lupus relatan sentimientos de confusión, fatiga, perdida de la memoria y dificultad para expresar sus pensamientos. Esta colección de síntomas se denomina disfunción cognitiva o 'neblina lúpica'.

El problema es que puede ser difícil de diagnosticar porque estos signos y síntomas generalmente son similares a los de otras enfermedades. Aunque cueste creerlo, el Alzheimer no es la única enfermedad que afecta a la memoria, el lupus también puede causar dificultades a la hora de recordar nombres y fechas, acudir a citas o procesar los pensamientos.

Por ejemplo, algunas personas con lupus experimentan 'la neblina' (pensamiento no claro, nebuloso) cuando, durante varios segundos, no pueden recordar información que saben. Quizás lean una misma frase una y otra vez sin retenerla ni entenderla, o sean incapaces de realizar una tarea fácil como rellenar un formulario o marcar un número de teléfono conocido.

Este estado, conocido como 'trastorno cognitivo' o 'disfunción cognitiva' ocurre "cuando el torrente sanguíneo deja de fluir al cerebro como debe. También puede suceder cuando anticuerpos producidos a causa del lupus transgreden la barrera sangre-cerebro, dañando directamente las células cerebrales en áreas que almacenan recuerdos y demás información importante", explican desde LupusLA, una organización sin ánimo de lucro con sede en Los Ángeles (California, EE.UU)

Esta falta de habilidad para recordar información puede ser extremadamente frustrante. Además puede aparecer y desaparecer, pero tiende empeorar con el tiempo, y en los casos más graves puede derivar en una afección que se conoce como 'neurolupus'.

La combinación de este arsenal terapéutico ha conseguido una “notable mejoría en la supervivencia y calidad de vida de los pacientes con lupus”, destaca el experto. Actualmente, la enfermedad se puede controlar con un programa de tratamiento y monitorización adecuado. De esta manera, la mayoría de los enfermos “pueden disfrutar de una expectativa de vida normal”, concluye.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: Muestra la dura realidad del Alzheimer en un vídeo junto a su abuelo

Coágulo de sangre en el cerebro: reconocer las señales como Hailey Bieber evita secuelas

Las manchas en la piel pueden indicar que tienes lupus: cómo identificarlas

Así es la enfermedad inflamatoria que se confunde con la alergia