Lupillo Rivera: la distancia que hubo en la familia tras la muerte de Jenni

José Rivero
Contributor

La muerte de Jenni Rivera cimbró al mundo del espectáculo el 9 de diciembre de 2012, pues el avionazo que le quitó la vida ocurrió cuando estaba en la cúspide de su carrera. En su momento se dijo que la tragedia había dividido a la familia Rivera, y en declaraciones recientes, Lupillo Rivera reconoció que sí tuvo una separación con sus parientes, pero ya todo es diferente y no les guarda rencor.

Chiquis Rivera, Rosie Rivera, Pedro Rivera y Lupillo Rivera. Foto: Alexander Tamargo/Getty Images

Desde la tragedia, parece que cada miembro de la familia Rivera se convirtió en recurrente para las cámaras de diversos programas de espectáculos de México y Estados Unidos, pues cualquier paso o declaración que daban, ocasionaba un escándalo.

A Chiquis Rivera, por ejemplo, la perseguía el rumor de que había traicionado a Jenni al tener intimidad con su padrastro, Esteban Loaiza, motivo por el cual madre e hija se distanciaron durante los últimos días de vida de la cantante; y en cuanto a los hermanos de 'La Diva de la Banda', los problemas comenzaron desde que buscaban sus restos el día de la tragedia.

Doña Rosa Saavedra, madre de Jenni, admitió en 2017 que sus hijos estaban distanciados con Lupillo Rivera: "Todos estamos unidos. El único que no está es Lupillo, pero, como he dicho, o él está loco o yo estoy loca o todos estamos locos. Pero no, es que simplemente pensamos diferente".

En declaraciones recientes de Lupillo al periodista Gustavo Adolfo Infante, recordó que tras la muerte de Jenni se cortó la comunicación con sus hermanos.

"Fue en el año 2013, habían pasado tres meses del fallecimiento de mi hermana y yo siento que todos estábamos descontrolados mentalmente de una manera o de otra. Mi hermano Juan y mi hermana Rosie les cayó un peso grandísimo y no había otra opción que seguir adelante, y ellos trabajaron muchísimo para seguir el legado de mi hermana y yo los felicito porque han hecho un trabajo espectacular. Mi hermano Gustavo pues también se descontroló, no quería aceptar que había pasado eso y empiezan las diferencias el uno con el otro, y yo no los culpo de nada, son cosas que suceden en la vida y a veces no sabemos manejar las cosas que vienen de sorpresa y cada quien sufrió la pérdida de Jenni a su manera".

"Fue muy difícil pero no los culpo de absolutamente nada. Tengo el valor de decir que probablemente yo hice cosas, cometí errores o actos que no debí haber hecho y lastimé sus corazones. Todos tuvimos culpa, nuestra cabeza no estaba al 100% y son cosas que se viven y tienes que seguir adelante, no hay opción", admitió Lupillo Rivera esta semana.

"Lo bueno es que poco a poco se va a acomodando todo. Dios es perfecto y Dios va a acomodando las situaciones, y yo no le guardo ningún rencor a ellos, al contrario, busco la manera de ayudarles, yo lo único que puedo hacer es darles discos, hacerles canciones, y creo que son regalos muy hermosos, son recuerdos que se quedan", sentenció el llamado ‘Toro del Corrido'.

Al parecer, los problemas comenzaron porque cuando el gobierno mexicano supo que había problemas con el avión que llevaba a Jenni de Monterrey a la Ciudad de México, contactaron a Lupillo Rivera, hecho que habría provocado celos de sus familiares.

"El celo existió desde el momento en que el gobierno me identificó a mí como la persona que iba a llevar la situación al frente, desde ahí hubo un problema y yo no escogí esa situación. Yo quise hacer las cosas correctas y gracias a Dios estoy muy tranquilo, no le debo ni disculpas ni explicación a nadie", había contado Lupillo al programa 'Sal y pimienta' de Univisión.

Recordó: "Yo no quería reconocer los restos de mi hermana, uno de mis hermanos me retó y me dijo que era mi responsabilidad. Yo dije que mi responsabilidad era encontrar y llevarme a mi hermana. Me pueden criticar de cobarde o miedoso, pero yo me quedé con una imagen de mi hermana como yo la vi la última vez.

Te puede interesar: Los rumores parecen ser ciertos: Jenni Rivera sí cantaba en privado para el crimen organizado

"Cuando estás impuesto a ver a tu ser querido de una forma, imagínate en un choque de avión cómo pueda quedar tu ser querido. En mi mente yo decía que yo venía por mi hermana, y cuando el forense dijo que la prueba de ADN era positiva y que era mi hermana, yo dije que no [la iba a identificar]; yo no iba arriesgar mi salud mental por nadie", también había revelado Lupillo a Univision.

En 2017, Lupillo Rivera acusó a sus hermanos de abrir el ataúd de Jenni, pese a que ella había dicho que, si llegase a morir, no debían hacerlo. Aseguró que lo hicieron por ambición. "La realidad es la ambición, porque más adelante pueden hacer algo con eso, no te puedo dar detalles, pero te vas a acordar de esta entrevista y el público podrá decir que fue por ambición", dijo a 'Sal y pimienta', programa donde se mencionó que existen fotografías de los restos reconocibles de Jenni Rivera.

En 2017, Rosie Rivera, quien quedó como albacea de la herencia de Jenni, explicó que las diferencias entre sus hermanos comenzaron porque Lupillo, por la información que le habían dado, se adelantó para preparar la cremación de la cantante, mientras Gustavo tenía la idea de poder encontrar viva a la artista.

Pero pasó el tiempo y después de hablar el uno del otro en redes sociales y programas de televisión, en enero de 2019, Lupillo y Gustavo Rivera se reconciliaron después de que su padre intercedió.

Ahora, a Lupillo lo acompaña su hermano Juan Rivera en sus giras promocionales en México, y de hecho, han realizado conciertos juntos como familia. Lo cierto es que el nombre que los sigue uniendo es el de Jenni Rivera, quien comenzó su carrera después de Lupillo, pero se convirtió en una de las cantantes más famosas y exitosas en México y Estados Unidos.