Luna, la perra que ha hecho aflorar el lado más tierno del príncipe Guillermo en uno de los momentos más duros

El príncipe Guillermo protagonizó unos de los momentos más emotivos del solemne acto de homenaje por el fallecimiento de la reina Isabel II que tuvo lugar el pasado sábado en el castillo de Windsor. Allí se reunieron después de dos años los hijos del recién nombrado rey Carlos III y sus esposas. El mayor de los dos hermanos abrió su corazón con una mujer del público que acudió al lugar junto a su mascota, un galgo italiano que le sacó una gran sonrisa.

“¡Awww, mira! ¿Quién es?”, preguntó el príncipe mientras acariciaba a la cachorra, de nombre Luna. Después de interesarse sobre la edad de la adorable mascota, William se confesó. “Los perros son muy importantes. Le doy muchos mimos a mi perro en este momento. Tengo una pequeña spaniel llamada Orla. Es muy dulce”, apuntó. El príncipe Guillermo se despidió de la mujer y de su perrita con las siguientes palabras: “Aprecio mucho vuestra presencia aquí. Me ha gustado conoceros”.

En un momento tan duro como el fallecimiento de su abuela a los 96 años, lo que nadie esperaba es que el príncipe Guillermo sacara su lado más humano al encontrarse con una mascota entre el público. La propia dueña fue la encargada de compartir el vídeo en redes sociales, que ha recibido en pocas horas más de tres millones de reproducciones y ha superado los 400.000 ‘me gusta’.

En los comentarios, la gente alabó este gesto, destacando su generosidad y calidad humana. “Es muy carismático”, apuntaba un usuario. “Este hombre se parece mucho a su mamá”, recordaba otro.