Luna Bijl: "La mujer poderosa y fiel a sí misma me representa"

·4 min de lectura
Photo credit: Xavi Gordo
Photo credit: Xavi Gordo

Piense cómo serían los días para una niña nacida a finales de los noventa en un pueblo perdido en mitad del campo de los Países Bajos. Todo el rato jugando al aire libre, en contacto con la naturaleza y junto a su pandilla, porque en una aldea no hay obstáculos a la hora de encontrar a tus amigos y pasar tiempo con ellos. Luna Bijl (Dordrecht, 1988) se crió en ese entorno idílico.

"Todo era verde, no había nada alrededor, así que nos movíamos en bicicleta. Para ir a la escuela me hacía a diario 44 kilómetros de ida y vuelta. Era una vida simple, pero maravillosa. En realidad, no necesitas demasiado para divertirte", asegura sentada en la van que hace las veces de vestuario para nuestra sesión de fotos.

Han pasado dos décadas desde entonces y ahora aquella pequeña de personalidad indómita se erige en una de las voces más influyentes del negocio. Su espontaneidad, carácter enérgico y una belleza sublime han impresionado a diseñadores, fotógrafos y directores de casting. Sin embargo, a pesar de su biografía repleta de portadas en publicaciones de prestigio, campañas selectas y desfiles de primer nivel, Luna no ha perdido un ápice de frescura. "En este sector se escuchan todo tipo de historias. Pero yo solo me he encontrado con gente maja. Tengo mucha suerte", dice con una dulce sonrisa.

Photo credit: Xavi Gordo
Photo credit: Xavi Gordo
Photo credit: Xavi Gordo
Photo credit: Xavi Gordo

Tras coronarse como musa del todopoderoso Karl Lagerfeld –"Conectamos de una manera especial. Él creyó en mí desde el principio"– y niña mimada del icónico fotógrafo David Sims, Luna se enfrenta ahora a un nuevo hito: convertirse en el rostro de la fragancia Olympéa de Paco Rabanne y, por lo tanto, en la última chica dorada de la firma.

Un cometido que la vincula con sus raíces, ya que se trata de un perfume compuesto por un 90 % de ingredientes de origen natural en armonía con la tierra. "Es un honor porque, además, Paco Rabanne defiende una mujer poderosa aunque fiel a sí misma. Me representa", proclama.

Photo credit: Xavi Gordo
Photo credit: Xavi Gordo
Photo credit: Xavi Gordo
Photo credit: Xavi Gordo

Pese a que estamos en primavera, el día ha amanecido marcado por las bajas temperaturas y las fotos son en exterior, pero Luna ha llegado dispuesta a comerse el mundo. "Me encantan los shoots porque puedes ser más creativa, mostrar diferentes facetas e interpretar looks muy distintos", afirma.

Resulta impactante contemplar ala holandesa de 1,78 metros de altura, curvas exuberantes e intensa mirada con un vestido de malla metálica en este espectacular paraje desértico, desafiando las inclemencias meteorológicas. Ella es de ese tipo de personajes que cuando posa frente a la cámara hechiza a todo el equipo.

Photo credit: Xavi Gordo
Photo credit: Xavi Gordo

Hoy su hogar está en Texas, donde vive con su novio, el jugador de fútbol Maarten Paes. La pareja se mudó a los Estados Unidos a raíz del fichaje del portero por el Football Club Dallas. "Está siendo una etapa muy divertida", nos cuenta. Todas las semanas se sube a bordo de un avión para trabajar con los mayores talentos de la industria y gracias a su profesión ha conocido lugares increíbles, algo que nunca imaginó de niña.

El sueño comenzó a forjarse a los 15 años cuando la descubrieron no una sino varias veces junto a sus amigas en Róterdam: al salir del cine, una noche de cena... "Al principio me sentí confusa, nunca se me había pasado por la cabeza siquiera esa posibilidad, pero poco después decidí intentarlo. Siempre me ha atraído viajar y la fotografía", relata. Terminó la secundaria y a los 17 años se mudó a NuevaYork a un apartamento de modelos.

Photo credit: Xavi Gordo
Photo credit: Xavi Gordo
Photo credit: Xavi Gordo
Photo credit: Xavi Gordo

Las ansias de libertad nunca la han abandonado, de ahí que a Luna siga haciéndola feliz practicar motocross, una afición que heredó de su padre. "De pequeña llegué incluso a competir, pero ahora solo lo hago por diversión", señala. Su manera favorita de entrenar también revela un gusto por las emociones intensas. "Adoro el kickboxing. Empecé a los 14 y nunca lo he dejado. Me ayuda a estar en forma y mantiene mi mente en calma".

Para nuestra protagonista, no hay estío sin una escapada a Ibiza. Una isla que, como ella, se diferencia por su espíritu relajado y abierto. "Voy todos los veranos. De hecho, este año tengo planeadas dos visitas: una semana en junio con mi madre y otra en agosto con mis amigos. La sensación es extraordinaria nada más aterrizar", observa. Aun así, si hay un lugar al que Luna siempre sueña volver es a los Países Bajos. "Mi chico y yo nos hemos comprado una casa juntos. ¡Ojalá podamos regresar algún día!", exclama. Al fin y al cabo, allí aprendió la lección más importante: la felicidad se encuentra en las cosas simples.

Photo credit: Xavi Gordo
Photo credit: Xavi Gordo
Photo credit: Xavi Gordo
Photo credit: Xavi Gordo

*Este reportaje pertenece al número de junio de Harper's Bazaar.

PELUQUERÍA: JESÚS DE PAULA (COOL PRODUCCIONES). MAQUILLAJE: ALEX SAINT. PRODUCCIÓN: BEATRIZ VERA. ASISTENTE DE FOTOGRAFÍA: ERIC ALTIMIS. ASISTENTE DE ESTILISMO: CLAUDIA LAUKAMP. MODELO: LUNA BIJL (PREMIER MODEL MANAGEMENT).

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente