Un lujo rural para descansar a orillas del Tajo

HOLA.COM PARA VILLA CORNELIUS

El Tajo baña las tierras de Talavera de la Reina. Y eso ya anima a una escapada sosegada. Es aquí donde se encuentra Villa Cornelius, una casa-palacio de estilo toscano con todo lo que uno va buscando en el medio rural: sabor rústico y mobiliario y comodidades modernas. Todo un acierto. Pero además tiene su historia, que se remonta tres siglos atrás, pues fue construida en 1799 para albergar un romance prohibido de la época. Restaurada en 2012 respetando su arquitectura tradicional de casa solariega manchega, hoy es un alojamiento de alquiler completo para pasar unos días en la mejor compañía y en un lugar tranquilo, a una hora y cuarto de Madrid por la N-V.

VER GALERÍA

Suite-4-Villa-Cornelius-Lujo-Rural

La casa es grande, son 480 metros cuadrados, y está dividida en dos plantas. Sus seis amplias habitaciones –cuatro de ellas suites– tienen una decoración muy cuidada, que pueden acoger hasta 16 personas, todas ellas con baño incorporado y detalles como sábanas de algodón egipcio. Las zonas comunes se encuentran en la planta baja: un gran salón-comedor con varios ambientes y una gran chimenea exenta, sala de juegos en lo que fue en su día la antigua capilla, una cocina de línea moderna y una habitación con baño adaptada a personas con movilidad reducida. En invierno, el jardín que rodea la vivienda es un refugio para aprovechar el sol de mediodía; en verano, un placer por su piscina, su porche, su barbacoa y la pradera de césped.

VER GALERÍA

Villa-Cornelius-Lujo-Rural-salon

VER GALERÍA

Hab-1--Villa-Cornelius-Lujo-Rural

La cocina es un espacio para compartir, pero si se prefiere, los alojados pueden contar con servicio de desayuno, comida y cena previo encargo, y así poder degustar platos típicos manchegos, desde los asados a las migas tradicionales.

VER GALERÍA

villa-cornelius-entonrno

VER GALERÍA

Villa-Cornelius-Lujo-Rural-patio

Para disfrutar del entorno natural en el que se ubica Villa Cornelius está el bello paraje fluvial conocido como Los Castillos –llamado así por las figuras que forman los montes que se levantan a orillas del río–, donde, además de ver multitud de aves, se puede pasear por su bien conservado bosque de ribera, con la Sierra de Gredos, los Montes de Toledo y la cola del pantano de Azután como fondo, que también da para una jornada practicando piragüismo. O, en otoño, para asistir al espectáculo de la berrea o salir a buscar setas por su entorno.

Más información: villacornelius.com. Tel. (+34) 606 338 224.