Luis Miguel registró su famoso yate de lujo en un paraíso fiscal

·3 min de lectura
El cantante Luis Miguel, durante un concierto en Las Vegas en 2019. (Photo: Ethan Miller via Getty Images)
El cantante Luis Miguel, durante un concierto en Las Vegas en 2019. (Photo: Ethan Miller via Getty Images)

El nombre de Luis Miguel se suma al de otros artistas que figuran en los llamados Papeles de Pandora, una filtración del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación publicada en España por El País y LaSexta sobre los negocios opacos de multitud de personajes públicos, como Shakira o Julio Iglesias.

En el caso del cantante mexicano nacido en Puerto Rico, El País destapa este martes que usó una compañía de papel para registrar su yate Sky en las Islas Vírgenes Británicas, consideradas como uno de los principales paraísos fiscales del mundo. Comprado en 2013, no es solo una embarcación de recreo, sino que, como recuerda el citado diario, un codiciado escenario para los paparazzi por las fiestas (y romances) que han pasado por él, además de haberle servido de refugio durante parte de la pandemia.

Según la investigación, recurrió a una empresa opaca para adquirir el yate Azimut Flybridge, de 25 metros de eslora y con cuatro camarotes. Dos personas le ayudaron: su hermano, Alejandro Gallego Basteri, y su asistente, Joe Madera.

Luis Miguel y Alejandro constituyeron Skyfall Marine Limited con ayuda del despacho de las Islas Vírgenes Británicas Trident. El cantante aparecía como único dueño y su hermano como secretario y director. Madera se encargó de todo el papeleo. Esta maniobra lo que permitía era ocultar al dueño del yate.

“Estas personas de gran poder adquisitivo se aprovechan de que en Islas Vírgenes Británicas rige la confidencialidad y está prohibido por ley revelar el directorio y quién es el accionista mayoritario de una compañía, con multas que van desde los 5.000 a los 50.000 dólares a quien lo haga. En los partes marítimos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP), por ejemplo, hay registros del paso del Sky por aguas estadounidenses, pero no hay rastro del nombre de Luis Miguel Gallego Basteri, sino de Skyfall Marine, el dueño legal de la embarcación”, explica laSexta.

Según los Papeles de Pandora, en 2016 y 2017 Skyfall Marine no pagó sus cuotas anuales, algo por lo que Madera tuvo que pagar 7.000 dólares (y 5.000 de multa) para poder renovar el registro de la embarcación, lo que podría dar una pista sobre los apuros económicos del cantante. La compañía fue disuelta en noviembre de 2020.

Los problemas financieros del cantante

Luis Miguel ya ha estado vinculado en el pasado a otros problemas financieros. En el inicio de su carrera su padre, Luisito Rey, empleó una entidad en Suiza para acumular 20 millones de dólares, mientras debía dinero al fisco mexicano, algo por lo que tuvo que vivir un tiempo en el extranjero y pagar una multa.

También ha tenido problemas con el Tesoro de Estados Unidos por los impuestos de un ático en Miami; en 2013 vendió una mansión en Acapulco Diamante por supuestos problemas económicos y en 2016 fue demandado por su exrepresentante por deberle un millón de dólares, lo que se zanjó con un acuerdo. A todo esto hay que sumar una demanda de su discográfica, Warner, que le reclamó 3,6 millones de dólares, y otra de Alejandro Fernández por una gira que iba a ser conjunta pero no se realizó, dos asuntos ya saldados.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente