Luca Onestini señala a Adara y Hugo como los grandes montajistas, ¿qué esconden según el italiano?

Y de repente, cuando uno cree que ya no puede pasar nada más, llega Gran Hermano Vip y te rompe todos los esquemas. La expulsión de Gianmarco Onestini, y por tanto el fin de la carpeta estrella de esta edición, ha provocado el caos absoluto fuera de la casa. Su reacción fría y de poca sangre con Adara al salir fue tan decepcionante y sospechosa que el cuento de hadas que todos creímos se desmoronó en un segundo. ¿Es realmente un embaucador profesional? Mientras nos hacíamos esa pregunta, su hermano Luca Onestini saltó de la grada con la rapidez de un rayo para salvar el pellejo de su hermano pequeño y soltar lo más grande. El ya no favorito de Jorge Javier Vázquez (¡menuda bronca tuvieron!) dio a entender que quizás los verdaderos montajistas son… ¡ta ta ta chán! ¡Adara y su pareja!

Enrique Cidoncha; Cortesía de Mediaset

A pesar de los gritos de los espectadores y la falta de traducción simultánea en ciertos momentos de la gala, se pudo escuchar a Luca hablar de algo muy fuerte que sabe de Hugo y que prometió contar en el momento oportuno. El influencer se levantó de la silla y frente a todos sembró la semilla de la duda de quienes hasta ahora consideramos las víctimas de toda esta historia. ¿Qué es lo que sabe que es tan grave?

[¿Se pasó Jorge Javier cantándole las cuarenta a Luca cuando actuaba de protector con Gianmarco acorralado?]

Si hacemos memoria, no es la primera vez que hace referencia a ese asunto. Unos días atrás, en el mismo plató, hizo pública una conversación privada que mantuvo con Hugo cuanto éste todavía iba a defender a su chica, ajeno a lo que se avecinaba. Según el hermano mayor el ahora traicionado le confesó algo que le hizo dudar de las verdaderas intenciones del argentino y, por ende, de su amada.Si Adara se enamora de otro dentro de la casa, la dejaría ir sin ningún problema, compartió Luca en una de las pasadas galas. Su comentario pasó sin pena ni gloria. Con todo lo que estaba pasando en Guadalix, esta suposición pasó totalmente desapercibida y nadie le dio mucho crédito.

Ahora sus palabras vuelven a cobrar fuerza. Con la salida de su hermano, Luca ha vuelto a meter el dedo en la llaga, asegurando que hay algo más fuerte y que ni los malos son tan malos, ni los buenos son tan buenos. ¿¡Pero qué es!? Por ahora prefiere guardarse ese as bajo la manga, eso sí, indirectas las tiró todas y más durante la gala dejando caer una y otra vez que la favorita del concurso no es trigo limpio. De quien podría ser su próxima cuñada aseguró que tiene un doble juego y que algo en ella que no le convence. ¿Por qué cuando cree que no hay cámaras confiesa sus sentimientos por Gianmarco pero cuando sabe que la graban se calla y disimula? Según él, eso no huele bien porque si realmente te gusta alguien no lo puedes esconder, a menos que seas un témpano de hielo. “No me gusta que no sea sincera con el público”, dijo tan campante. Parece que a este señor se le ha olvidado que la chica tiene un novio (bueno ya no) y un hijo fuera y que el asunto es bastante delicado.

La cosa es echar balones fuera para salvar a su hermano. Luca seguía hablando de su libro, como Francisco Umbral, que si su hermano tenía sentimientos puros, que si el que arriesgó todo fue él, bla, bla, bla. Y mientras, en el asiento de al lado y de lo más calentita, estaba Elena, la madre de Adara. La mujer se estuvo aguantando hasta que no pudo más y estalló como una olla exprés ante las puntadas sin hilo del que parecía un santo. “Quieres hacer ver que ella nos ha estado engañando, ¡y no es así!”, le dijo enfadada. No iba a consentir ni un minuto más que se manchara la imagen de su hija, así que mamá leona sacó las garras.

 ¿Es realmente lo que Luca piensa o ha sido una forma de cubrirle las espaldas a su hermano y desviar el tema central? Como se suele decir en estos casos, el tiempo nos dará esa respuesta. Lo cierto es que Adara más clara no ha podido ser. Sus lágrimas, sus miedos, sus comeduras de tarro y hasta su último mensaje a Gianmarco, uno que le dejó grabado por si se iba, han sido una declaración de amor en toda regla. Y como dice Jorge Javier, muy buenos actores han de ser para fingir algo así. De hecho, horas después de la marcha de Gianmarco, Adara se ha derrumbado por completo y ya hay imágenes de ello. No lo hizo en el momento por el estado de shock en el que entró con todo lo sucedido, pero por la noche, con la paz ya en la casa, sintió el vacío de su compañero de cama y rompió en llanto. “Estoy destrozada.

Y mientras ella sufría por las esquinas tras la marcha de su Romeo, Luca y Gianmarco se ponían al día como buenos hermanos que son y derrochaban risas y alegría, a juzgar por la foto que ha publicado el ardiente defensor en sus historias de Instagram. Ya con la maleta hecha, Luca parte rumbo a Milán para no volver.

Ahora su hermanito tendrá que defenderse solito y sin guardaespaldas ante los cuestionamientos del público y los colaboradores del programa. Estamos deseando escucharle sin filtros, así que aclárate Gianmarco, todavía hay esperanzas de que el cuento sea de hadas y no un cuento chino.

Para seguir leyendo:
El bullying en la infancia de Gianmarco: el concursante revela en GH VIP que sus compañeros se meaban en sus zapatos
Adara le confiesa a Joao su intentación de romper con Hugo: ¿tanto le está perjudicando su carpeta con Gianmarco?
La verdad tras la relación de Adara y Hugo: se desmonta el cuento de hadas