Lucía Heredia, la primera trans que participará en Miss Mundo

1 / 2
Lucía Heredia se convirtió el pasado viernes en la primera mujer transexual que participará en el certamen de Miss Mundo y representará a Ceuta (España), explica durante una entrevista con Efe que "no hay que esconderse, no hay más prejuicios que el que se pone uno mismo". EFE/ Rafael Peña

Ceuta, 13 sep (EFE).- "No hay que esconderse, no hay más prejuicios que el que se pone uno mismo". Así habla Lucia Heredia, que acaba de cumplir 23 años y desde el pasado viernes se ha convertido en la primera transexual que participará en el certamen de Miss Mundo, en este caso representando a Ceuta. Ahora quiere "romper más barreras".

La joven será la primera mujer transexual que tome parte en un evento de estas características ya que la sevillana Ángela Ponce participó el pasado año en un concurso de similares características, aunque en esta ocasión fue en Miss Universo, por lo que la ceutí será la primera que lo haga en el formato de Miss Mundo.

En una entrevista con Efe, Lucía Heredia Pablos -que se alzó con el triunfo hace hoy una semana en un certamen donde participaron otras ocho candidatas- quiere contar su experiencia. "Todavía estoy en una nube y estoy muy orgullosa por todo el apoyo que me están dando al que sólo puedo decir una palabra: gracias".

Todavía sin creerse que defenderá a Ceuta en el certamen nacional, la joven se presentó "por casualidad" al evento. "Los delegados locales me lo propusieron pero entré de las últimas. Siempre me ha gustado el mundo del modelaje y quería dar este paso para hacer ver que cualquier persona independientemente de su género, sexo o edad puede hacer cosas muy grandes".

Lucía Heredia, que tiene otra hermana mayor que ella, le da igual lo que digan sobre su condición. "Soy transexual pero soy una chica, es como tener el pelo castaño o rubia. Todo lo llevo a la crítica constructiva y si no pues no hago caso".

Ser la primera en este terreno supone "más responsabilidad" pero "puede haber una segunda, una tercera y una cuarta. Animo a que más transexuales se apunten a estos certámenes y estoy dispuesta a ayudar a la que me lo pida".

La joven empezó a hablar con sus padres cuando tenía 13 años. "No me sentía muy a gusto, de hecho desde muy chica no me sentía bien pero a esa edad dí el paso y a los 16 años empecé todo el proceso con psicólogos y tratamiento hormonal hasta que a los 21 años me operé y muy contenta de todo".

Sus padres siempre la han apoyado "aunque al principio a mi padre le costó un poco, pero a día de hoy está muy orgulloso de mí. No hay que esconderse, no hay que escuchar a nadie y ser tú siempre".

Lucía Heredia no se ha escondido nunca, de hecho ha difundido a través de las redes su proceso para cambiar de sexo. "Quería dar visibilidad, que se conociera mi caso y poder normalizar estas cosas".

Nació con el nombre de Juan Luis. "Yo le dije a mi madre que le tocaba volverme a poner el nombre y me puso Lucía porque es un nombre muy dulce y tierno".

El día del certamen estaba "muy nerviosa" pero reconoce que le "encantó" la experiencia. "Lo disfruté como una niña pequeña", ha manifestado a Efe, reconociendo que al escuchar que era la ganadora "me quedé bloqueada y aún no me lo creo. Se lo dedico a mi familia, a los delegados del certamen y a mi novio".

Miss Mundo y Miss Universo se diferencian en que ambos concursos piden a sus candidatas belleza integral, elegancia, pose y seguridad pero en Miss Universo piden también inteligencia y porte, mientras que en Miss Mundo el resto de características se completa con la conciencia social y la personalidad.

La joven ya está pensando en el certamen nacional que se convocará con el lema "Belleza por un propósito", para lo cual tiene que realizar un proyecto social.

En su caso, lo dedicará al síndrome de Williams, una enfermedad genética que afecta muchas partes del cuerpo. "Se caracteriza por discapacidad intelectual leve a moderada, personalidad con características únicas, rostro distintivo, problemas del corazón y vasos sanguíneos (cardiovascular). Son personas muy cariñosas y tienen mucha exclusión social, por lo que me gustaría poner mi grano de arena para que se normalice su enfermedad".

Y a partir de ahora toca prepararse para el certamen. "Tengo una prueba de deportes, otra con traje regional, una prueba con redes sociales y otra de talento. Me las quiero preparar todas muy bien, donde estoy un poco más fuerte es en redes sociales".

Lucía Heredia tiene claro su último mensaje: "voy a ganar el certamen nacional, con ésto quiero conseguir que discriminen un poco menos a las personas y dar las gracias a todos los que me han apoyado. Yo me siento muy arropada".

Rafael Peña