Lourdes Montes se suma a la tendencia 'puffy' que reinventa la clásica camisa blanca

Hay una serie de prendas sencillas y atemporales que toda mujer debe tener para construir un fondo de armario perfecto. Esos vaqueros que te hacen tipazo, una blazer para aportar un toque sofisticado a tus looks, una chaqueta de cuero roquera y, cómo no, la eterna camisa blanca. Básico entre los básicos, esta pieza lleva años siendo un imprescindible tanto para eventos de día como para citas nocturas más especiales, y es que una de sus grandes ventajas es su absoluta versatilidad. Eso no quiere decir que no pueda renovarse, y es que este año las expertas en moda parecen haber encontrado con la clave para darle un aire diferente sin perder esa practicidad tan característica. Las últimas celebrities en dejarnos un claro ejemplo de cómo reinventarla han sido las españolas Malena Costa y Lourdes Montes, que en apenas unos días de diferencia han lucido dos blusas muy similares de la misma marca patria que cuentan con el mismo detalle diferenciador.

VER GALERÍA

Lourdes Montes

Ayer, modelo y diseñadora asistieron a un desfile benéfico en Sevilla organizado por la firma Panambi, que tenía como objetivo recaudar fondos para crear una planta oncohematológica en el Hospital  Virgen del Rocio. Malena se subió a la pasarela para presentar las creaciones de la marca, mientras Lourdes se mostraba muy antenta entre las invitadas. Para la cita, la mujer de Francisco Rivera escogió una camisa blanca de la casa anfitriona, un modelo de cuello a la caja que contaba con estratégicos fruncidos sobre el pecho y agregaba mangas puffy, es decir, abullonadas, en la zona de los hombros. Abogando por el minimalismo y cediéndole todo el protagonismo a esta creación, la combinó con unos carrot pants vaqueros en color negro, y remató con cinturón de hebilla dorada, salones con detalles de PVC y un divertido bolso de flamencos. Remató con pendientes de Ararat 

VER GALERÍA

Malena Costa

Por su parte, Malena compartió una imagen hace un par de días en la que aparecía con una camisa muy similar de la misma marca española, aunque con algo más de volumen en la manga, lo que aportaba el efecto 'jamón' que Balenciaga popularizó en la década de los 50. Para darle un aire más romántico a su conjunto, ella la combina con una falda lápiz de estampado floral en tonos empolvados, y opta por despejar su rostro con una coleta de raya al medio que deja ver a la perfección sus pendientes XL.