Los sitios ‘raros’ en los que puede aparecer un melanoma (y cómo detectarlo)

Mónica De Haro

No se trata de demonizar al sol ni de volvernos paranoicos con los lunares, pero un año más la campaña Euromelanoma nos recuerda lo importante que es la fotoprotección y la autoexploración de la piel

La incidencia de melanoma se está incrementando más rápidamente que cualquier otro cáncer debido al aumento de la esperanza de vida y la excesiva exposición al sol por la búsqueda de un bronceado.(Foto: Getty)
La incidencia de melanoma se está incrementando más rápidamente que cualquier otro cáncer debido al aumento de la esperanza de vida y la excesiva exposición al sol por la búsqueda de un bronceado.(Foto: Getty)

Casi un 80 por ciento de la población entre los 20 y los 50 años nunca ha ido al dermatólogo para que le revise sus lunares y un 50,5 por ciento nunca ha revisado los lunares de su pareja, según los datos de una encuesta realizada por la empresa More than Research para la Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

En este sentido, los dermátogos advierten de que no hay conciencia de que el bronceado es una señal de daño en la piel.

“Estar moreno se vinculó hace décadas con un estatus de riqueza y, por ende, de bienestar. Sin embargo, la medicina dice todo lo contrario: la piel reacciona ante un daño solar produciendo melanina, bronceándose, y eso desencadena una serie de procesos acumulativos que terminan pasando factura en la salud de la piel”, nos cuenta el Dr. Agustín Buendía, coordinador nacional de la campaña Euromelanoma.

Y es que aunque el sol aporta grandes beneficios para la salud general (y ósea) al favorecer la producción de vitamina D y a liberar endorfinas, generando una sensación de bienestar mental; tomado en exceso aumenta el riesgo de desarrollar un cáncer de piel, el más frecuente en el mundo, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Todavía existe un gran desconocimiento entre la población española del cáncer de piel, una enfermedad evitable que afecta a 4.000 personas cada año en España, en el caso del melanoma (el cáncer con peor pronóstico) y más de 74.000 desarrollan un cáncer cutáneo no melanoma.

El melanoma cutáneo es el responsable de más del 90 por ciento de las muertes por cáncer de piel y es uno de los más costosos, cuando se consideran el diagnóstico, el tratamiento y el seguimiento. (Foto: Getty)
El melanoma cutáneo es el responsable de más del 90 por ciento de las muertes por cáncer de piel y es uno de los más costosos, cuando se consideran el diagnóstico, el tratamiento y el seguimiento. (Foto: Getty)

Sin embargo, un elevado porcentaje de españoles no son conscientes de este problema ni de cómo una exploración temprana podría ayudarles. Un 24 por ciento piensa que estar bronceado es bueno para la salud y un 17 por ciento cree que las cabinas de rayos UVA no incrementa el riesgo de cáncer.

“Como no tenemos ojos en la espalda, debemos pedir a nuestra pareja, familia o amigos que nos ayuden a revisar aquellas zonas donde no llegan nuestros ojos”, explica el dermatólogo Eduardo Nagore

Sólo el 36 por ciento de las personas examina su espalda en busca de signos de cáncer de piel al menos una vez al año, según datos de la Academia Americana de Dermatología. Por eso, los expertos insisten en lo importante que es que nuestra pareja o familiar nos vigile los lunares de nuestra espalda.

“Emplear unos minutos en la vigilancia puede ayudarnos a la detección precoz y con ello a un tratamiento más eficaz y mejor pronóstico”, señala Eduardo Nagore, uno de los dermatólogos de la campaña. Sin ir más lejos, la regla ABCDE puede ayudarte a diferenciar un lunar vulgar de un nevus displásico o una lesión sospechosa.

Pídele a tu pareja o a la persona que tengas cerca que te ponga crema solar. Y recuerda que para realizar una buena vigilancia de los signos de sospecha de melanoma, necesitamos hacer una evaluación de la piel varias veces al año. (Foto: Getty)
Pídele a tu pareja o a la persona que tengas cerca que te ponga crema solar. Y recuerda que para realizar una buena vigilancia de los signos de sospecha de melanoma, necesitamos hacer una evaluación de la piel varias veces al año. (Foto: Getty)

“Pero no sólo ahí puede aparecer un melanoma, en realidad, puede aparecer en cualquier sitio como las uñas, el cuero cabelludo o la planta de los pies, señala la doctora Yolanda Gilabert,; y la señal de alarma es el cambio: antes no había nada y ahora sí. Es lo que decimos nosotros, ‘el patito feo’, un lunar o una lesión que no nos gusta y que debe generar la sospecha de que algo ocurre y que debemos consultar con el especialista”.

Este año la semana de cribado, en la que cientos de dermatólogos de la AEDV abren de forma solidaria y gratuita sus consultas, se realizará entre los días 11 y 15 de junio. Desde hoy puedes solicitar cita a través de la web o en el teléfono 91 543 45 35.

También te puede interesar:

¿Sabes ‘fotoprotegerte’ bien?

Broncearse, ¿moda o salud?

Cuida tu piel y prevén el cáncer cutáneo con estos 5 consejos