Los senadores han cobrado 11.255 euros de base por un único Pleno

El presidente del Senado, Manuel Cruz.
El presidente del Senado, Manuel Cruz. (Photo by Ricardo Rubio/Europa Press via Getty Images)

Los españoles hemos vuelto de vacaciones con una nueva convocatoria de elecciones. Todos, menos los senadores. Que no es que no vayan a votar, sino que ellos no han vuelto al trabajo ya que prácticamente llevan cuatro meses de vacaciones. De hecho solo han acudido a un único Pleno. Y, ojo, tampoco lo van a tener que hacer en las próximas semanas. Todo, obviamente, sin que les vaya supuesto un menoscabo de sus ingresos. Hablamos de unos privilegios que sonrojan a cualquiera que no sea senador. Vamos por partes.

El Senado concluyó el martes la breve legislatura que arrancó el pasado mes de mayo. Y no ficharon ni en mayo, ni en junio, ni en julio, ni en agosto. El único Pleno oficial de este periodo tuvo lugar ya en septiembre.

Es cierto que reducir el trabajo de los senadores a los Plenos es de un simplismo total. Pero ese argumento vale para cuando hay una legislatura en marcha. Es decir, cuando se crean y se trabaja en comisiones. Pero el bloqueo político que han orquestado el conjunto de partidos políticos es tan inaudito que no permite excusa de ningún tipo porque ni una sola de las comisiones ha tenido actividad más allá de haberse creado.

Resumiendo, que como en 2016, las Cortes se disuelven cinco meses después de las elecciones por falta de Gobierno, pero este año ha habido aún menos actividad que entonces al haber tocado en medio las vacaciones de verano. Si entonces, de enero a abril, el Senado celebró cuatro Plenos ordinarios, esta vez sólo ha organizado uno, el pasado día 10 de septiembre.

Aquí vienen los cálculos. Y tirando por lo bajo. Todas sus señorías tienen un salario base asignado de 2.813,87 euros mensuales. Se puede decir que los senadores han cobrado 11.255,48 euros por haber trabajado un día. Teniendo en cuenta que el salario mínimo anual en España es de 12.600 euros brutos anuales... se puede señalar que un senador ha ganado este año por haber trabajado un día el 89% de lo que un empleado con el SMI durante todo un año.

Pero aún hay más. Tras disolverse las Cortes hace 72 horas, sólo permanecerá activa la Diputación Permanente, formada por 37 senadores y otros tantos suplentes que mantendrán el cargo y la nómina. El resto dejará de ser parlamentario pero la inmensa mayoría volverá a ser candidato en las elecciones, porque los partidos no planean muchos cambios en sus listas al tratarse de una repetición de comicios.

Puesto que dejarán de cobrar sueldo, podrán solicitar lo que se denomina indemnización de transición, con la que se compensa el periodo sin ingresos entre una legislatura y la siguiente. Se trata de una paga que asciende a 154,54 euros por día, desde la disolución del Senado hasta el día previo a las elecciones, 47 días, 7.263 euros en total. Quienes logren escaño volverán a generar sueldo el mismo 10 de noviembre y a cobrarlo cuando tomen posesión del puesto.

¿Qué les parece? Dan ganas de hacerse senador. O de acabar de una vez con ciertos privilegios.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente