Los números no mienten: por qué Puigdemont ha acertado huyendo de España

Primero fue su decisión de seguir adelante con la proclamación de la independencia de Cataluña en lugar de convocar elecciones, después fue su fuga a Bruselas y finalmente su decisión de concurrir a los comicios autonómicos. El expresident de la Generalitat ha sido uno de los grandes protagonistas del año (REUTERS).

“Correré el riesgo de que me detengan para ser investido”. La frase es del ‘president’ cesado de la Generalitat, Carles Puigdemont, y viene a ser un nuevo golpe de efecto en la recta final de las elecciones de Cataluña a las que concurre como candidato de Junts per Catalunya (JuntsxCat). Puigdemont desea volver a España para acabar la campaña electoral y rematar el post procés abierto tras el 155, lo que acredita que acertó huyendo de España y no quedándose. Habrá que ver qué opinan en Esquerra Republicana (ERC). Ahora contrincantes electorales -y hasta hace poco compañeros de DUI-, pero cuyo líder Oriol Junqueras está pagando en la cárcel los platos rotos mientras que Puigdemont sigue libre al tomar una decisión que le ha granjeado bastantes beneficios:

Acertó porque, para empezar, lleva más de un mes y medio en libertad. Sufriendo el duro invierno belga, es verdad, pero también disfrutando de su gastronomía y de actividades culturales como la Ópera .

-También esa decisión le ha permitido participar en los mítines de campaña forjando las ideas de su programa político.

Su liderazgo es indiscutible dentro del partido, mientras que en ERC se han visto obligados a tirar de una bicefalia en la que Marta Rovira no alcanza el nivel de aceptación de Junqueras.

-Juega la carta del mártir porque antepone los intereses de sus votantes por encima, incluso de su libertad.

-Su figura alcanza el nivel de ‘intocable’, y Junqueras no. Nos explicamos. Una vez que España retiró la euroorden para retirar las órdenes europeas de detención (OED) dictadas contra el expresidente catalán Carles Puigdemont y los exconsejeros huidos a Bélgica, surgen muchos interrogantes. ¿Por qué no se persigue en Europa un delito por el que han sido encarcelados varios políticos en España? ¿No han incurrido todos en el mismo delito? ¿O acaso era más fácil detener a Junqueras que a Puigdemont? ¿Ha sido el líder de Esquerra el chivo expiatorio de la trama?

-Y no hay que descartar que la llegada de Puigdemont a España, como un héroe del independentismo, puede acabar de decantar la balanza de los votantes soberanistas indecisos tras la disolución de Juts pel Sí. Abogan por la independencia, ¿pero a quién le darán el voto? ¿Al desaparecido Junqueras? ¿o al héroe de la proclamación de la DUI convertido en mártir por el 155? Las encuestas dicen que a Puigdemont.

El caso es que Puigdemont se ha mostrado dispuesto a volver a España retando a la Justicia española a detenerlo a menos de una semana de la cita electoral, lo que podría conllevar un efecto rebote que aupara al bloque secesionista por delante del bloque constitucionalista que hoy en día capitanea Inés Arrimadas según dicen todas las encuestas. Está claro que Puigdemont acertó huyendo a Bélgica tras declarar la DUI.