Los insultos y exabruptos de Marcos de Quinto en las redes en un fin de semana de furia

Apenas lleva unos meses como diputado en el Congreso, pero Marcos de Quinto, antiguo vicepresidente de Coca Cola y actual parlamentario de Ciudadanos, ya ha dejado varias perlas en las redes sociales.

Sus apariciones en Twitter han sido muy sonadas y se han caracterizado por las burlas hacia sus críticos y el insulto fácil. Sin embargo, este último fin de semana (del 17 al 19 de agosto), se le ha ido incluso un poco más la mano, hasta el punto de terminar borrando algunos de los tuits y pidiendo perdón.

Marcos de Quinto en el Congreso. (Pablo Blazquez Dominguez/Getty Images)

Sin duda alguna hubo dos mensajes que destacaron por encima de los demás. En uno de ellos se posicionaba sobre la difícil situación que viven los inmigrantes a bordo del Open Arms, que llevan más de dos semanas esperando puerto, y les definía como “bien comidos pasajeros”. Aunque el tuit ya ha sido borrado, hay capturas de pantalla que lo muestran.

Otro de los mensajes borrados era un ataque brutal a un usuario que le criticaba por sus duros mensajes en la red del pájaro azul. De Quinto le calificaba como “pedazo de cretino y troll de mierda” y culminaba el mensaje llamándole “basura” y “gentuza.

No es la única polémica que ha sacudido al parlamentario en las últimas horas porque también tenía un rifirrafe con Rubén Sánchez, portavoz de FACUA en el que no faltaban tampoco los insultos.

La disputa se saldaba con nuevos exabruptos y un bloqueo.

Tampoco se libraba de la furia del diputado el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón.

De Quinto también quiso mandarle un mensaje a Cristina Almeida durante la emisión de La Sexta Noche. El diputado naranja quiso sugerirle a la política de izquierdas un viaje del IMSERSO. Si era una crítica hacia su edad es algo que no aclaró.

Finalmente el domingo 18 por la mañana el político quiso dar marcha atrás sobre sus errores, aunque lo hizo justificándose.

Sin embargo, las redes han tomado nota y han proliferado los mensajes criticando su lenguaje y su actitud. Y es que lo que se espera de un representante público es respeto y educación hacia todos los ciudadanos.

Esta ha sido la última gran controversia de De Quinto, pero anteriormente también ha tenido problemas con los usuarios de las redes a cuenta de un vino portugués. Hace unos días, el diputado presumió de que le habían regalado varias botellas. Las críticas fueron numerosas por aceptar este tipo de presentes siendo parlamentario.

La polémica venía de un enfrentamiento con el jurista Ignasi Guardans en la que el diputado había presumido de beber un vino cuyas botellas llegan a valer unos 300 euros.