Los “fantasmas” en la historia de Juan Gabriel, son sus casas… un eterno pleito sin resolver

(AP)

POR | Ericka Rodrígez-. Más allá de las versiones sobre la resurrección de Juan Gabriel y el supuesto video en el que reapareció hace unos días, lo que sí existe es un pleito legal por una decena de propiedades a nombre de Silvia Urquidi, amiga del Divo de Juárez, que la familia Aguilera intenta recuperar.

Desde la muerte del cantante en 2016 se supo que su hijo Iván Aguilera sería el heredero universal, y el licenciado Guillermo Pous quedó como albacea de Alberto Aguilera Valadez, nombre real del cantante Juan Gabriel. Es por eso que el abogado protagoniza una batalla que parece eterna por quitarle los inmuebles a Urquidi, apellido por el que se le conoce a la mujer que se defiende con papeles en mano.

El asunto está detenido debido a la pandemia, pero Pous aseguró que podrán avanzar cuando las autoridades pertinentes regresen a sus funciones, sin embargo, en días recientes confirmó: "La señora ya fue demandada, ya fue emplazada a juicio, desconozco si ella se dio por notificada, ya el término corre".

Se entendía que en caso de recuperar las propiedades quedarían a cargo de Iván Aguilera, pero Silvia Urquidi no deja de sorprender cuando habla ante los medios, y este miércoles dijo a 'Sale el sol' que el joven "todavía no ha sido notificado como heredero universal, que eso les quede claro a los periodistas. Y lo sabe el licenciado Pous. No ha sido notificado, porque eso lo tiene que hacer un juez debido a las demandas que presentó tanto Joao (otro hijo de Juan Gabriel) como don Pablo (hermano del Divo). Acuérdate nada más de una cosa: la mentira dura hasta que la verdad sale, y tarde que temprano todo se va a saber".

De hecho, aseguró que lo dicho por Guillermo Pous es falso: "No ha iniciado el juicio y es mentira que me han notificado. El licenciado Pous miente mucho porque no sé qué le digan los abogados que tiene contratados, porque el licenciado Pous es abogado en derechos de autor, no es un abogado que sea ni penalista". Silvia es contundente al defender su postura: "Lo único legal de todo ese caos que existe es mi compra ante el SAT de hace 20 años. ¿Por qué Juan Gabriel en 16 años no dejó un documento o no les dijo sobre las propiedades? Porque fue algo que decidimos entre él y yo y nadie más".

Urquidi ya no quiere explicar lo que motivó su convenio con el artista, pero periodistas como Ana María Alvarado recuerdan que Silvia comentó años atrás que las propiedades están a su nombre debido a que las compró en remate, con dinero y a petición de Juan Gabriel, para no perderlas cuando tuvo problemas por evasión de impuestos. Medios como El Universal reportaron que su deuda con las autoridades fue sanada con el embargo de 11 propiedades "que el cantante recuperó en el año 2000, pagando más de 22 millones de pesos". 

De entre todos los documentos que Silvia Urquidi ha presentado ante las cámaras de televisión, existen imágenes de un acta de enajenación fuera de remate con fecha del 7 de diciembre del año 2000 en la que aparece el nombre de Silvia Urquides Núñez como "comprador propuesto por el C. Alberto Aguilera Valadez, quien ofreció pagar la cantidad de $22'704,144.00 equivalente a la base para el remate" de una lista de bienes inmuebles que incluyen terrenos y casas.  

Así también lo habló Iván Salas, hermano de la madre de los hijos de Juan Gabriel, a la revista People en Español: "Ella [Silvia Urquidi] no tiene ningún derecho sobre las propiedades de Alberto Aguilera. Sabe que no son de ella; sabe que Alberto pagó porque las rescatara del Fisco. Sabe que yo estuve con ella pagándolas con el dinero que Alberto mandó. Sabe toda la realidad".

De la decena de propiedades en cuestión, una de las más conocidas es la ubicada en la calle Lerdo de Tejada, en Ciudad Juárez, Chihuahua (comprada por el artista porque ahí su mamá trabajó como empleada doméstica), donde Urquidi intentó abrir un museo dedicado a Juan Gabriel, pero que fue clausurada por no contar con permisos de funcionamiento.

Pero también hay otras casas 'fantasma', como las que visitó hace un año Silvia Urquidi en Torreón, Coahuila. Aunque están a su nombre, no pudo ocultar su sorpresa al ver el mal estado y abandono de las propiedades. Lo inesperado fue que ahí se encontró con Iván Salas, y en medio del incómodo momento quizá se reveló el porqué ella no quiere devolver los bienes inmuebles a la familia de Alberto Aguilera. 

Urquidi explicó que había ido para pagar impuesto predial, pero Salas aprovechó para decirle, frente a frente, que ella no es dueña de las casas. "Tú sabes bien que no eres dueña, los papeles están muy claros. Estamos mal, Silvia, acuérdate que tú misma declaraste que ibas a devolver las propiedades de Alberto".

Sin embargo, Silvia le respondió que Juan Gabriel le envió correos electrónicos donde le indicaba que no lo hiciera, a lo que Salas se rehusó a creer, no quiso discutir y se fue. Urquidi también ha sido clara en decir que detalles de su acuerdo con el cantante se los llevará a la tumba, pero sostiene que la compra ante el SAT fue con su propio dinero.

Sin embargo, el abogado Guillermo Pous sostiene que Silvia compró las propiedades "con el dinero de don Alberto y a lo que está obligada por un documento ante notario público es que la señora las escriture a nombre de quien don Alberto le dijera, no sucede esto, y entonces lo que tenemos que hacer es solicitarle que escriture a favor de la sucesión testamentaria. Pero no son de ella, por una cuestión legal, se encuentran a su nombre, pero las adquirió con dinero, además reconocido, de don Alberto". 

En tanto, Urquidi asegura que del año 2000 al 2016, cuando murió el cantante, ella no escrituró a su nombre "por respeto y el acuerdo que había entre Alberto y yo. Me negó escriturar a nombre de Iván y de Jesús Salas". En cambio, dijo que su misión es distribuir lo que le dejó Juan Gabriel con el resto de los hijos que queden fuera de la herencia del cantante, por lo que el destino de las casas en cuestión tardará en conocerse.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El inesperado regreso de Gilberto Gless y su popular versión de ‘Tusa’

"No sé qué me depare el mundo afuera": Cynthia Klitbo anuncia su salida de Televisa