Los diferentes tipos de diabetes que se pueden dar en una misma familia

La diabetes no es exclusiva de un grupo de edad o clase de individuo, sino que puede surgir en cualquier persona y nadie está libre de riesgo de padecerla. Especialistas en Endocrinología y Nutrición nos dan las claves para conocer los tipos de diabetes, la forma de prevenirla y los signos de alarma

La Federación Española de Diabetes (FEDE), la Fundación para la Diabetes (FD), la Sociedad Española de Diabetes (SED) y la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) han puesto en marcha la campaña '#noescapesdetuDM2', que recoge, entre otras acciones, una 'escape room' centrada en esta patología que persigue visibilizar la importancia de "no escapar" de la diabetes tipo 2 y controlar los niveles de glucosa, peso y riesgo cardiovascular. (Foto: Getty)

En España, según el Estudio Di@bet.es del 2012, se estima que la prevalencia total de diabetes tipo 2  (la más frecuente) estaba en torno al  14 por ciento, (más de 5,3 millones de personas), la diabetes tipo 1 es menos frecuente, constituyendo un 10 por ciento de todos los caso de diabetes.

Además, dentro de las diferentes categorías, la prevalencia de Diabetes Mellitus es del 13 por ciento: un 7 por ciento conocida y un 6 por ciento de diabetes oculta. Y hay que tener en cuenta la diabetes asociada con el embarazo (diabetes gestacional) que afecta, dependiendo del criterio diagnóstico, entre el 5 y el 10 por ciento de todos los embarazos.

Por su imparable crecimiento, la diabetes está considerada una epidemia e incluida por la OMS entre las diez que más muertes causan al año.

Por otro lado, datos recientes del Estudio Diab@t.es, en el que participaron todas las Comunidades Autónomas Españolas, mostraron que cerca del 30 por ciento de la población mayor de 18 años, presenta algún trastorno del metabolismo de los hidratos de carbono.

Por eso, coincidiendo con el Día Mundial de la Diabetes la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) presenta ‘Familia DiabeteSEEN’, y nos invita a poner en nuestro perfil de WhatsApp o redes sociales el círculo azul, al tiempo que advierten de que la formación y concienciación sobre la diabetes son puntos clave a la hora de mantenerla a raya.

“El adecuado control de la diabetes exige, además de la toma de una medicación, la implantación de unos adecuados hábitos de vida en el entorno familiar. Los familiares sanos, además de compartir y reforzar estos hábitos, deben ser un apoyo psicológico y emocional para personas con diabetes que pueden vivir esta situación como una limitación. Además, la familia también es de vital importancia para detectar situaciones de urgencia grave e incluso estar preparados para su resolución, como ocurre con las hipoglucemias con pérdida de conciencia”, cuenta el doctor Manuel Gargallo, coordinador del área de Diabetes de la SEEN.

Este experto explica que la idea de ‘Familia DiabeteSEEN’ (la campaña con la que pretenden resaltar la importancia de cuidar del entorno familiar con un estilo de vida saludable para prevenir la diabetes) es que quede claro que la diabetes no es exclusiva de un grupo de edad o clase de individuo.

Tanto el paciente como sus familiares deben tener, entre otros, conocimientos sobre alimentación y actividad física para evitar el sobrepeso; y también sobre la importancia de la adherencia terapéutica, es decir, tomar los fármacos como se les han pautado y acudir a las revisiones con su personal sanitario. (Foto: Getty)

Además, dependiendo del tipo o circunstancia (como un embarazo), la diabetes puede surgir en cualquier persona y nadie está libre de riesgo de padecerla. 

“Es decir, la diabetes nos puede afectar a todos”, aclara Gargallo. De hecho, según datos de la Federación Española de Diabetes (FEDE), 1.100 personas debutan cada día en diabetes tipo 2 en España, lo que supone unos 400.000 casos anuales.


El objetivo es también resaltar que los familiares sanos no son elementos pasivos ni al margen de la enfermedad, sino que forma parte muy activa del equipo de apoyo y han de contribuir al adecuado control de la persona con diabetes.

(Foto: SEEN)

En quién debes apoyarte

  • Los especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria son los profesionales que habitualmente detectan los nuevos casos e inician las primeras medidas terapéuticas y quienes están vigilantes por si la evolución de la enfermedad precisa la participación del endocrinólogo.

  • La asistencia en las consultas de Endocrinología siempre ha de estar coordinada con el médico de familia.

  • Son también de gran relevancia las enfermeras educadoras de las Unidades de Diabetes, imprescindibles a la hora de educar a los pacientes y trasmitirles los conocimientos precisos para un adecuado control.

  • El otro punto de apoyo de los diabéticos son las asociaciones de personas con diabetes “que han ayudado de forma muy significativa por su cercanía al entorno familiar tanto al control de las personas con diabetes como a la detección de nuevos casos”, señala el doctor Gargallo.

En opinión del experto, las asociaciones de pacientes ejercen un “papel insustituible” en la atención de las personas con diabetes en la medida que el mejor apoyo que puede recibir un paciente, sobre todo en las fases iniciales que todavía no ha asimilado su enfermedad, es el de otro paciente que comparte su misma situación.

¿Sabías que alrededor de un 15 por ciento de las personas con diabetes desarrollan alguna úlcera de pie a lo largo de su vida?

Medidas básicas para prevenir la diabetes

“Una de cada dos personas con diabetes no está diagnosticada, por eso es tan importante conocer los síntomas y signos que puedan contribuir a un diagnóstico y tratamiento temprano. En muchos casos, los síntomas deben ser vistos por nuestro entorno más cercano”, advierte el doctor Gargallo, que explica que la diabetes tipo 2 y la diabetes gestacional, que son de los tipos más frecuentes, están muy vinculadas a la obesidad, por lo que es prioritario evitar el exceso de peso llevando un control alimentario que siga un patrón de dieta mediterránea, limitando el tamaño de las raciones y evitando grasas saturadas y bebidas azucaradas. Y, por supuesto, mantener un cierto grado de actividad física. 

La dieta es parte importante del tratamiento. (Foto: Getty)

“Evitando el exceso de peso se puede prevenir más del 50 por ciento de los casos de diabetes tipo 2, según la Federación Internacional de Diabetes, y también, aunque en menor medida, la de tipo gestacional. Por lo tanto, en los familiares sanos de personas con diabetes, que tienen una predisposición genética a este tipo de diabetes, las medidas de prevención son clave”, remarca Gallardo.

Además, en el caso de la diabetes tipo 1 la aparición de los llamados síntomas cardinales de la enfermedad: aumento de la cantidad de orina y de la ingesta de líquidos con importante pérdida de peso a pesar de comer incluso más de lo habitual, es un claro signo de alarma.

En la diabetes tipo 2 los síntomas son mucho más desapercibidos o inexistentes, por lo que es conveniente que aquellas personas con exceso de peso y antecedentes familiares de diabetes se realicen análisis de sangre cada cierto tiempo (su médico le orientará en cada caso) para detectar precozmente la enfermedad.

También puede interesarte:

Diabetes sin controlar: qué pasa si los adolescentes se saltan el tratamiento

¿Conoces las dos alteraciones más frecuentes durante el embarazo?

Vinagre de manzana: ¿podría ayudar al control de la glucosa?

La dieta que reduce a la mitad el riesgo de desarrollar diabetes

Lo que tienes que saber de tus riñones si eres diabético

Ojo diabético: pistas para cuidar tu vista