Comer chocolate sí que podría empeorar tu acné

Los dermatólogos han puesto fin a los dimes y diretes sobre la influencia de la dieta en el desencadenamiento de los brotes de acné. Estos son los alimentos a evitar si tienes granitos

Se suele relacionar el consumo excesivo de chocolate con el acné, pero un nuevo estudio, refrendado por los dermatólogos, responsabiliza a otros alimentos. (Foto: Getty)
Se suele relacionar el consumo excesivo de chocolate con el acné, pero un nuevo estudio, refrendado por los dermatólogos, responsabiliza a otros alimentos. (Foto: Getty)

Las personas que consumen productos lácteos a diario tienen más probabilidades de sufrir acné que las personas que no los toman. Es la conclusión principal de una nueva investigación que analiza los factores externos e internos que pueden influir en el acné. Y por cierto, no creas que es mejor la desnatada, curiosamente muestra una correlación más fuerte con la presencia de acné que la entera.

El estudio, presentado el 28º Congreso de Asociación Europea de Dermatología, en Madrid, también ‘culpa’ a los refrescos y los zumos azucaradas del acné, una afección de la piel que sufren una de cada 10 personas en todo el mundo.

Los dulces, los pasteles y el chocolate serían otros facilitadores de la aparición del acné, una afección de la piel que no es un problema exclusivo de los adolescentes, ya que también afecta hasta al 40 por ciento de las mujeres adultas.

Estudios recientes han evidenciado que en las poblaciones donde la ingesta de comida refinada, de índice glucémico alto la incidencia del acné es más alta. Se recomienda una dieta sana, rica en fruta, verduras, cereales y pescado azul y evitar los productos de bollería y comida procesada rica en azúcares de liberación rápida y grasas. (Foto: Getty)
Estudios recientes han evidenciado que en las poblaciones donde la ingesta de comida refinada, de índice glucémico alto la incidencia del acné es más alta. Se recomienda una dieta sana, rica en fruta, verduras, cereales y pescado azul y evitar los productos de bollería y comida procesada rica en azúcares de liberación rápida y grasas. (Foto: Getty)

Además, el acné tiene un gran impacto psicológico por su naturaleza visible y puede provocar una reducción en la calidad de vida del paciente y en su autoestima. No en vano, los pacientes con acné tienen mayores niveles de ansiedad que la población en general y se sienten socialmente aislados, entre otras implicaciones.

Genético y hormonal

La causa exacta del acné es desconocida, pero se sabe que intervienen factores de diversa índole como factores hormonales que estimulan el crecimiento y secreción de las glándulas sebáceas (aumenta la secreción grasa), exceso de escamas en los poros y aumento de bacterias como el Propionibacterium acne, que provoca inflamación e infección.

“El acné es una de las razones más comunes de consultas a un dermatólogo. Su gravedad y respuesta al tratamiento pueden estar influenciadas por problemas internos y factores externos, que llamamos exposoma” explica Brigitte Dréno, investigadora principal.

“Este estudio ha permitido identificar por primera vez los factores de exposición más importantes relacionados con el acné a partir del interrogatorio del paciente antes de cualquier prescripción de tratamiento”, añade Dréno.

¿Qué es el exposoma?

El exposoma de una persona es la suma total de los múltiples factores de exposición que llenan los días, meses y décadas de la vida de esa persona: las exposiciones a sustancias químicas, radiación, calor, frío, ruido, alimentos, estrés y otros agentes ambientales.

De manera que todo eso junto con nuestros comportamientos o hábitos de salud y actividades conforman el perfil único de las bacterias comensales de un individuo. Y es evidente que es evidente que factores como la alimentación, la exposición solar o el estrés desencadenan muchas enfermedades de la piel.

Qué dice el estudio

Para demostrar esa interrelación, los investigadores analizaron los hábitos dietéticos de más de 6.700 participantes en seis países de América del Norte, América del Sur y Europa, y tuvieron en cuenta otros condicionantes como la contaminación o el estrés.

Los resultados mostraron que cada vez más personas con acné (48,2 por ciento) consumen productos lácteos diariamente en comparación con las personas que no lo hacen (38,8 por ciento).

Algo se intuía; estudios anteriores, publicados en el Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics, han demostrado una asociación positiva entre la dieta y el acné, y en concreto entre el consumo de leche y sus derivados y la prevalencia y severidad del acné. Los efectos del consumo de leche en el acné se explican por el contenido hormonal de ésta más que por su componente graso, a lo que se suma el hecho de que los productos lácteos generalmente presentan una baja carga glicémica.

El aceite de pescado es rico en omega 3 y es bueno para la piel. (Foto: Getty)
El aceite de pescado es rico en omega 3 y es bueno para la piel. (Foto: Getty)

Además, se observaron otras diferencias:

  • Por ejemplo, hubo una diferencia estadísticamente significativa para los zumos azucarados o refrescos y siropes (35,6 por ciento frente al 31 por ciento),

  • El 11 por ciento de los que sufren acné consume proteínas de suero de leche frente al 7 por ciento sin acné.

  • Bollería y chocolate (37 por ciento frente al 27,8 por ciento).

  • Golosinas (29,7 por ciento frente al 19,1 por ciento).

  • Otro 11,9 por ciento de los que tienen acné toma esteroides anabólicos frente al 3,2% sin acné.

Aparte de la comida, la exposición a la contaminación o al estrés también se observó con mayor frecuencia en los sujetos con acné. Así como las prácticas agresivas de cuidado de la piel, más comunes en los pacientes con acné.

El tabaco, exculpado

Por otro lado, sorprende que el tabaco, que previamente se había considerado un posible desencadenante del acné, no mostró influencia ninguna en el desarrollo del acné.

De cara al futuro, "conocer, identificar y reducir el impacto del exposoma es importante para un adecuado tratamiento de la enfermedad ya que afecta al curso y gravedad del acné así como a la eficacia del tratamiento", añade la profesora Dréno.

¿Y el chocolate negro?

El estudio en realidad determina que el problema está en las grasas saturadas y los azúcares. Esto es en los alimentos derivados de lácteos y con un alto índice glucémico, como los alimentos ricos en azúcares libres.

Queda por aclarar si el chocolate con un 70 por ciento de cacao o superior encajaría o no en esta definición, por lo que la relación "chocolate-acné" podría no ser tan directa.

De hecho, según apunta Raúl Lucas, portavoz de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), hay trabajos publicados en 2016 que no solo no relacionan el consumo de chocolate con el acné, sino que lo hacen productos como los lácteos desnatados. Por tanto “con el chocolate negro no hay una relación significativa", añade.

Los alimentos que cuidan tu piel

Teniendo en cuenta estos resultados y a la luz conocimientos actuales, “algunos pacientes con acné se beneficiarían de una dieta con menos compuestos de elevado índice glicémico (azúcares refinados, etc) y lácteos, pues ambos elevan los niveles de insulina y otras hormonas que a su vez, promueven la secreción de andrógenos, que están en la base de los cambios que ocurren en el folículo sebáceo y terminan por desencadenar el acné”, aclara el doctor Jorge Soto, coordinador del Grupo de Dermatología Cosmética y Terapéutica de la AEDV, Profesor Titular de Dermatología de la Universidad del País Vasco, y jefe de de Dermatología de la Policlínica Guipúzcoa de San Sebastián.

Entre los que los alimentos que ayudan a mejorar el aspecto de nuestra piel encontramos, según apunta el doctor José Manuel Carrascosa, jefe de de Dermatología del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, en Badalona (Barcelona): “frutas, verduras, pescado y, en general, una dieta mediterránea rica en legumbres”.

Por supuesto nadie debería eliminar la lactosa o/y el huevo u otros nutrientes de su dieta sin recomendación médica. Cada caso es diferente, y no siempre nos funciona lo mismo a todos. Consulta al dermatólogo cuál es el mejor método para trata tu acné antes de introducir cambios por tu cuenta en tu alimentación.

¿Cambiar de dieta te ha ayudado a curar el acné? ¿Qué alimentos has eliminado?

También puede interesarte:

7 productos que debes evitar (en tu dieta) para lucir una piel sana

La vacuna que puede acabar con el 'Acné Selfie' que triunfa en las redes

La imperfección que puede acabar en depresión

¿Reconoces estas erupciones en la piel?

La terapia definitiva para acabar con los problemas de acné

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente