Los 5 solares que sí cumplen lo que prometen

·7 min de lectura
La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha testado <a href="https://www.aemps.gob.es/informa/notasInformativas/cosmeticos-cuidado-personal/2021/Informe_AEMPS-an%C3%A1lisis_FPS_de_productos_solares.pdf?x97492" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:19 productos solares" class="link rapid-noclick-resp">19 productos solares </a>de diferentes precios y categorías así como de empresas distintas. Los resultados te van a sorprender. (Foto: Getty)
La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha testado 19 productos solares de diferentes precios y categorías así como de empresas distintas. Los resultados te van a sorprender. (Foto: Getty)

Cada verano debemos cumplir con el ritual de elegir los productos solares con los que trataremos de no quemarnos la piel, tanto nosotros mismos como el resto de la familia. La oferta es tan amplia que cuesta elegir, y una vez que damos con el protector solar, si nos ha ido bien, solemos repetir cada año.

Son muchos los factores que nos hacen inclinarnos por una crema o un espray determinado. Uno de los errores más comunes es pasar por alto el factor de protección solar (dando por hecho que a partir de 30 ya vamos sobrados) y nos fijamos más en la textura, el olor y la sensación que nos produce. Si son pegajosos, si manchan la ropa, si son resistentes al agua, si dejan una película blanca, si favorecen la aparición de granos en la cara... El caso es que hay muchas personas que se decantan por los productos de farmacia, pensando que son más seguros, otros que son fieles a su firma de belleza preferida y quienes apuestan por las marcas blancas de supermercado. Pues mucho cuidado porque ni unos ni otros se libran del escrutinio, y no siempre pagar más implica mayor protección.

Sea cual sea el producto que elijas debes prestar atención a los detalles. No debes tomar la decisión a la ligera ya que según ha comprobado la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), no todos los productos cumplen lo prometido.

Para garantizar que el factor de protección solar (FPS) marcado en el etiquetado fuera realmente el que contenía el producto y el determinado en los ensayos, la AEMPS ha llevado a cabo una campaña de control de mercado de productos de protección solar. 

El estudio, que se centra en certificar el factor de protección solar que indica el producto, se enmarca en una campaña de control de mercado de productos de protección solar que arrancó en diciembre de 2019.

Las investigaciones se centraron en protectores solares con FPS 50 o FPS 50+ con formas galénicas novedosas como cremas muy ligeras, brumas y sprays. Este tipo de productos solares ha ganado terreno al de las cremas convencionales y se quería comprobar que su eficacia era real, sobre todo, en los casos de alta protección.

Para que la muestra fuese representativa, se escogieron 19 productos de empresas de diferentes tamaños y orígenes (españolas, europeas y extracomunitaria) y productos de diferentes rangos de precio. Todo los productos testados en esta campaña aseguran ser de protección 50 o superior, ya sea en crema o bruma. Sin embargo, el resultado de la muestra indica que solo cinco disponen de un etiquetado correspondiente a la fórmula.

  1. Heliocare 360º airgel SPF 50 protector solar corporal, de Industrial Farmacéutica Cantabria.

  2. BE+ Sin protect dry touch SPF50+ 200 ml, de Laborarios Cinfa

  3. Ecran Sunnique Sensitive Leche Protectora SPF100 AC, de Marca Personal Care.

  4. Cien sun protector solar sensitive FPS50+, de Win cosmetic GmbH & Co. KG.

  5. Garnier- Delial- Ambre solaire- UV Water Spray Protector Transparente FPS 50, de L’Oreal.

Solo estos cinco de los solares ensayados tienen resultados de FPS concordantes con el grado de protección de sus etiquetados.

Otros nueve productos no tenían un FPS concordante, pero se han obtenido valores de FPS entre 30 y 49,9, considerado un FPS dentro del intervalo de eficacia de la categoría de alta protección. Y los cinco productos restantes han obtenido un FPS inferior al indicado en sus etiquetados, siempre por debajo de 29,9. En estos casos la AEMPS ha instado a las empresas a la retirada voluntaria del producto. Estos productos son: Abelay Protector Solar FPS50, de Ab7 cosmética; Mussvital fotoprotector spray aerosol ultra light 50+, de Peroxfarma; Eucerin sun protection sensitive protect sun spray transparent dry touch SPF 50 alta, de Beiersdorf AG; Hawaiian Tropic Silk Hydratation Bruma Solar air soft SPF 50+ (Alta), de Wilkinson Sword; y Australian gold / SPF Botanical SPF 50 Continuous Spray, de Biorius.

Cara y cruz de la exposición solar

El sol es esencial para la vida. Interviene en distintos procesos fisiológicos del ser humano, como en la síntesis de la vitamina D, y además, actúa mejorando algunas enfermedades de la piel. Pero también presenta efectos negativos para la salud que pueden derivar bien de una exposición intensa (quemaduras de la piel y lesiones oculares), o de una exposición crónica (envejecimiento, manchas y cáncer de piel). 

Resultan especialmente nocivas las exposiciones sin protección en las edades infantiles y juveniles, que se relacionan con un mayor riesgo de padecer cáncer de piel.

Por eso los resultados de este estudio son tan importantes ya que los productos solares deben reflejar en sus etiquetas la protección real que ofrecen y debemos poder confiar en lo que prometen. Pero aún así, no existe riesgo cero. Así lo advierte la EAMPS: "Ningún protector solar ofrece protección total frente a los riesgos derivados de la radiación solar. Aunque uses un factor de protección alto, no debes permanecer mucho rato al sol".

Así debes actuar para tomar el sol de forma segura:

  1. Evitar la exposición solar entre las 12 y las 16 horas. No dormirse al sol y extremar las medidas protectoras en las actividades al aire libre.

  2. No exponer al sol a niños menores de tres años. Se aconseja protegerles con ropa, sombreros, gafas y protectores solares de Factor de Protección Solar (FPS o SPF, por sus siglas en inglés) alto, que sean especiales para niños y resistentes al agua. También hay que hacerles beber agua con frecuencia. Y es importante tener en cuenta que durante los recreos escolares, los niños pueden estar expuestos al sol, por lo que debe introducir la protección solar en la rutina de cuidado diario de la piel del menor.

  3. Utiliza un protector solar que proteja al menos frente a la radiación UVB (frecuentemente indicada como FPS), causante de las quemaduras solares; y UVA (frecuentemente indicada con las siglas UVA enmarcadas en un círculo), principal responsable del envejecimiento prematuro de la piel. Estos dos tipos de radiación afectan también al sistema inmunológico y contribuyen al riesgo de cáncer cutáneo.

  4. Elige un protector solar adecuado para cada tipo de piel o zona del cuerpo (crema, espray, leche o gel), teniendo en cuenta tu fototipo de piel (cuanto más clara, mayor es el FPS necesario para garantizar una adecuada protección solar), la edad y las circunstancias de la exposición solar. Emplea un FPS más alto en las primeras exposiciones.

  5. Lee atentamente las instrucciones del producto y aplíquelo siguiendo el modo de empleo indicado, siendo especialmente relevante en el caso de productos en bruma y espray. Aplica el producto en cantidad generosa y uniforme sobre la piel seca, media hora antes de la exposición al sol, y repita cada dos horas y después de transpirar, bañarse o secarse. No utilices protectores solares que estén abiertos desde el año anterior.

  6. Extrema las precauciones en las partes del cuerpo más sensibles al sol: la cara, el cuello, la calva, los hombros, el escote, las orejas, las manos y los empeines. La protección de los labios debe hacerse con lápices o barras fotoprotectoras y la del cabello con productos específicos.

  7. Utiliza el protector solar incluso en días nublados. Las radiaciones UV se reflejan en el agua, la arena, la hierba y la nieve, también en días nublados.

  8. Además, protege la piel con ropa (camisetas y pantalones), la cabeza con sombreros y los ojos con gafas de sol, de la radiación solar. Hidrátate bebiendo agua con frecuencia y aplica crema hidratante tras la exposición al sol.

  9. Ante cualquier cambio de color, la forma o el tamaño de manchas o lunares, consulta con un especialista.

Más historias que pueden interesarte:

Qué es el benceno y por qué han retirado los solares que lo contienen

Brumas faciales: ¿un timo o un potente aliado para la salud de la piel?

Cremas cosméticas con cannabis: ¿colocan o son realmente seguras?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente