Los 5 mejores ejercicios para hacer en el agua, ¡todavía estás a tiempo!

El peso, la edad o las dolencias no te impedirán entrenar bajo el agua. Aprovecha lo que queda de verano para tonificar los músculos sin riesgo de lesiones y quemar más calorías

Caminar en el agua ofrece más beneficios que la típica caminata en tierra, ¡compruébalo tu mismo! (Foto: Getty)

Mantenerse en forma durante las vacaciones es duro. A nadie le apetece machacarse el cuerpo con estas temperaturas (no, no contemplamos lo de levantarse al alba para esquivar las horas de calor), el verano está para descansar, ¿recuerdas?

Por otro lado, una vez que salimos de la ciudad y rompemos con la rutina, lo que queremos es justamente eso, desconectar y olvidarnos de todas las obligaciones que arrastramos durante el año, y para muchos, seamos sinceros, hacer deporte es una carga, aunque guste.

Por suerte, un baño en la piscina o en la playa puede ayudarnos a lucir este verano un cuerpo diez. Ambas opciones no son solo sinónimo de vacaciones y desconexión, también facilitan el control del peso, ayudan a mantener el cuerpo tonificado y aumentan la resistencia.

Si estás en un nivel avanzado puedas probar disciplinas como el floatfit (que se practica sobre una esterilla flotante), que incluyen los ejercicios básicos como las sentadillas con un plus de dificultad. (Foto: Getty/Aquaphysical)

El hecho de flotar convierte a la piscina -o playa- en una opción muy cómoda y divertida para hacer ejercicio a la vez que se reduce el impacto”, nos cuenta Natalia Ramos, del equipo de Nutricional Development and Education en Angulas Aguinaga.

En efecto, hay ejercicios que nos ayudarán a mantener la forma este verano mientras nos divertimos o nos refrescamos en el agua. Con incluir estos cinco básicos en tu rutina ya estaría:

Andar y correr

Para ir calentando, hay que colocarse en una zona de la piscina donde el agua llegue hasta la cintura y empezar a andar. Poco a poco hay que ir aumentando el ritmo hasta empezar a correr.

Tienes que notar que estás arrastrando a alguien desde la cintura, ya que el agua actúa como una barrera que opone resistencia a tu paso.

¡Ojo! No es necesario desplazarse, el ejercicio consiste en levantar las rodillas y mover los brazos, como si estuvieras haciendo running por la ciudad.

Dependiendo de tu destreza y aguante puedes probar la marcha: da zancadas elevando la rodilla y el brazo opuestos a un ritmo más lento que el de una auténtica carrera. (Foto: Getty)

Abdominales (superiores e inferiores)

Para hacer estos ejercicios, debes colocarte en el borde de la piscina. En el caso de los abdominales superiores, hay que apoyar las piernas en el borde, los glúteos pegados a la pared y las manos en el pecho; así, hay que ir subiendo y bajando. Es recomendable hacer varias series de repeticiones y combinar los abdominales cortos y largos.

Para los inferiores, el agua debe cubrir el pecho y hay que colocarse de espaldas al borde de la piscina. Apoyamos las manos en el mismo y elevamos piernas para después ir estirándolas y recogiéndolas hasta el pecho. Recuerda que debes hacer varias series para notarlo.

Sentadillas

Son un must en cualquier rutina de ejercicios de tonificación y, en el agua, no podían faltar. Con el agua hasta la cintura, bajamos el trasero como si quisiéramos sentarnos; hay que ir haciéndolas como si estuviéramos fuera del agua. Presta atención para no cometer estos errores típicos.

También puedes alternar distintos tipos de sentadillas como la isométrica, sin subir ni bajar, o las sentadillas sumo, que es igual que la normal, pero con la apertura de piernas mayor que nuestras rodillas. Lo ideal sería incrementar las repeticiones para aumentar intensidad.

Saltos
Con el agua a la altura del pecho, date impulso con los pies en puntas y salta, apoyando toda la planta al caer. Repítelo durante 2 minutos; puedes hacerlo con ambas piernas a la vez o alternando.

Bicicleta

Colócate en la parte más honda de la piscina, de manera que los pies no toquen el suelo. Como ya sabes el ejercicio consiste en pedalear en el agua; cuanto más rápido, mayor será la intensidad.

Pedalea hacia adelante y hacia atrás para que el ejercicio sea más completo. Si quieres meterte más caña, saca las manos fuera del agua e intenta elevar tu cuerpo un poco hacia el exterior. Si te resulta difícil mantenerte a flote, usa un rollo de polietileno.

Después de esta rutina de ejercicios, y para relajar todos los músculos, es importante estirar al igual que lo haríamos en el gimnasio.

Para terminar nada mejor que hacerse el ‘muerto, que como sabrás consiste en estirar todo el cuerpo en horizontal y flotar.

También puedes hacer algunos de estos ejercicios en la playa (bicicleta, sentadillas y andar o correr.) La arena añade dificultad, así que el ejercicio será aún más efectivo. ¡A por todas!

¿Te ejercitas en la piscina o prefieres hacer deporte en la playa? ¿Por cuáles te decantas en verano?

También puede interesarte:

Demuestran que los efectos positivos del ejercicio son transmisibles a los hijos

Sí, debes hacer ejercicio si tienes cáncer (puedes practicar estos)

¿Cuánto ejercicio necesitas hacer para mantener joven tu cerebro?

La ‘fuerza explosiva’ de este deporte te regala 10 años más de vida

Consigue un 'cuerpo playero' con esta rutina

Qué ejercicios puedes hacer si solo dispones de 30 minutos