Los 5 avances clave que podrían convertirte en madre

Esto es todo lo que necesitas saber si estás intentando quedarte embarazada y no puedes

La infertilidad es definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad del sistema reproductivo que impide conseguir un embarazo tras un año o más de relaciones sin protección. Actualmente, alrededor de un 20 por ciento de las parejas en edad reproductiva tiene problemas para concebir un hijo. (Foto: Getty)

La ciencia y la tecnología están consiguiendo cosas tan increíbles como unos ovarios de gelatina ¡impresos en 3D! que permitirán tener hijos. Y es que los problemas de fertilidad afectan ya al 17 por ciento de la población. Es decir que el 3 por ciento de los bebés españoles nacen por técnicas de reproducción asistida.

Por suerte, los avances en endocrinologia, cultivo celular, criobiologia, micromanipulación celular y genética molecular han revertido están tendencia, produciendo la evolución de la fertilidad humana y de la fecundación asistida en los últimos 40 años, desde que en 1978 se lograra el primer nacimiento fruto de la fecundación in vitro por el equipo británico encabezado por los doctores Robert Edwards y Patrick Steptoe, que mereció el Nobel de Medicina en 2010.

La edad tardía de las mujeres para ser madres y el descenso de la calidad espermática hacen que entre el 15 y el 18 por ciento de las parejas españolas tenga problemas de fertilidad. (Foto: Shutterstock)

Otro dato importante: En 1.982 se produjo el primer nacimiento de un bebé sano por fecundación  in vitro en la República Çheca, dos años antes que en España. Desde entonces la técnica ha evolucionado de una manera vertiginosa. Así han cambiado las cosas

Endocrinología: estimulación ovárica

Los avances en endocrinologia, alcanzados en los primeros años de la fecundación in vitro, fueron la base de los procedimientos clínicos conocidos hoy día bajo el término “estimulación ovárica“.

Comparado con ciclos naturales, en los que se obtenía un solo óvulo, la estimulación ovárica permite la recuperación de varios óvulos a la vez. Pero no sólo esto. Ésta técnica ha también facilitado, de una manera importante, el manejo de los protocolos de reproducción asistida, sobre todo en mujeres con ciclos irregulares, además de facilitar la obtención de óvulos en casos de mujeres premenopausicas, relacionados, o no, con la edad. Actualmente se utilizan preparaciones hormonales, definidas y estandardizadas, que permiten actuar de manera personalizada para cada paciente,  aumentando no sólo la cantidad sino, también, la calidad de los óvulos.

Cultivo celular: elección de los mejores embriones

La estimulación ovárica ofrece la disponibilidad de varios óvulos por tratamiento ¿Pero son todos de la misma calidad? La respuesta es NO. La mejora de las técnicas de cultivo celular ha permitido alargar el tiempo durante el cual los embriones resultantes de la fecundación in vitro se pueden mantener fuera del organismo materno, sin comprometer su vitalidad.

Conservar el material genético cuando está en sus mejores condiciones es fundamental para lograr la fecundación en el futuro. (Foto: Getty)

Durante el cultivo prolongado se acentúa la diferencia entre la apariencia de embriones de buena calidad y los de una calidad inferior. Esto permite la evaluación más precisa de la condición de cada embrión y la selección de los mejores para ser transferidos en el útero.  Por otro lado, las técnicas de cultivo celular, adaptadas está vez a los óvulos todavía no fecundado, pueden “salvar” aquellos óvulos que no son completamente maduros pero pueden madurar correctamente en el laboratorio,  ampliando así la disponibilidad de óvulos para la fecundación in vitro en el mismo ciclo de la estimulación ovárica.

Criobiología: guardar embriones y óvulos de buena calidad cuando se desea retrasar la maternidad

La posibilidades de mantener vivas células humanas a temperaturas extremamente bajas, en un estado congelado, para reanudar sus actividades vitales después de volver a la temperatura fisiológica, fue la base del desarrollo de protocolos de criopreservacion de embriones y óvulos. Esta técnica ha cobrado relevancia con la posibilidad de obtener varios óvulos, y de formar varios embriones, a la vez.

El primer embarazo después de la transferencia de un embrión previamente congelado se logró en Australia en el año 1983. Desde entonces, la técnica de criopreservación de óvulos y embriones  se ha hecho común en todas las clínicas de reproducción asistida del mundo. Actualmente se recomienda congelar óvulos no fecundados a las mujeres que ha decidido no tener niños antes de los 35 años para preservar su fertilidad en el futuro.

Entre el 40 y el 45 por ciento de las causas de esterilidad son de origen masculino. (Foto: Getty)

Micromanipulación celular: Casos severos de infertilidad masculina

Los avances en las técnicas de micromanipulación celular, desarrolladas a lo largo de los años 1990, han abierto una nueva dimensión a la técnica de fecundación in vitro. La técnica de ICSI (Intra Cytoplasmic Sperm Injection) permite tratar con éxito casos de infertilidad masculina severa -el cien por cien de espermatozoides inmóviles por ejemplo- seleccionar un solo espermatozoide para inyectar en cada óvulo de la paciente, algo que no se podían solucionar con una fecundación in vitro convencional.

El siguiente paso, la técnica ROSI (Round Spermatid Injection), desarrollada por el  equipo del doctor Tesarik y la doctora Carmen Mendoza, permitió, en 1995, el nacimiento del primer bebé del mundo tras una fecundacion “sin espermatozoides”.

Una técnica de micromanipulación similar a la de la ROSI, desarrollada también por Jan Tesarik y la doctora Mendoza, se utiliza para semiclonación reproductiva y permitirá crear óvulos y espermatozoides artificiales a partir de otros tipos de células de los mismos pacientes,  con su propia carga genética.

En una línea similar, en el año 2000 el equipo del doctor Tesarik desarrolló otra técnica de micromanipulación, utilizada recientemente por un equipo estadounidense para paliar una anomalía del ADN mitocondrial, conocido popularmente como el caso del “hijo de 3 padres”.

Genética molecular: diagnóstico y tratamiento genético preimplantacional

Los últimos años de la evolución de la fecundación in vitro están marcados por una expansión de técnicas de genética molecular. De hecho, el diagnóstico de anomalías genéticas en embriones preimplantatorios no es nuevo.

El primer caso fue publicado por un grupo de investigadores de Reino Unido en el año 1990, y desde entonces la utilización del diagnóstico genético preimplantacional se ha expandido a casi todos tipos de anomalías genéticas conocidas.

Sin embargo, siempre se trataba de un simple diagnóstico y no permitía salvar los embriones afectados por las diferentes anomalías. Los últimos avances en la genética molecular permitirán, en un futuro no lejano, tratar los embriones afectados por diferentes anomalías genéticas para convertirlos en embriones normales, que podrán ser transferidos en el útero de la madre y dar origen al nacimiento de un niño sano. Aunque estas técnicas no están aún lo suficientemente evaluadas para ser utilizadas, es previsible que, a medio plazo,  se obtengan resultados convincentes que permitirán su aplicación clínica. Con esta perspectiva, se recomienda la criopreservación de embriones diagnosticados como anormales a los pacientes solicitantes de un diagnóstico genético preimplantacional, lo que permitirá el  tratamiento de estos embriones en el futuro.

La técnica inicial de fecundación in vitro, que permitía tratar sólo un pequeño grupo de pacientes, se ha ampliado progresivamente para la mayoría de casos de infertilidad. Además, su utilización actual no se limita solo a casos de infertilidad sino tambiénn a pacientes perfectamente fértiles pero con los que existe el riesgo de transmitir varios tipos de enfermedades a su descendencia”, concluye el doctor Jan Tesarik.

Como ves, cada vez hay más soluciones a los problemas de fertilidad. No dudes en preguntar e informarte para salir de dudas y ya sabes, si aún no tienes ganas o no es el momento o quieres esperar a que aparezca esa persona, puedes vitrificar tus ovocitos y preservar tu fertilidad, de manera que tendrás la posibilidad de aplazar la decisión de ser madre por motivos médicos o de cualquier otro tipo.

También te puede interesar:

Lo que debéis eliminar de la dieta (sobre todo ellas) si queréis ser padres

¿Qué cosas pueden hacer los hombres para mejorar el ADN de sus espermatozoides?

Con estos calzoncillos mantienes a salvo tu virilidad

Este es el número de encuentros sexuales que se necesita para concebir un bebé

Maternidad subrogada, ¿un acto de generosidad y altruismo o un intercambio interesado previa transacción económica?

¿Embarazada (de forma natural) pasados los cuarenta?