Lorenzo Sanz, el hombre que acabó con los complejos del madridismo

El coronavirus que arrasa con todo nos ha dejado este sábado por la noche una tristísima noticia, la del fallecimiento de Lorenzo Sanz, el hombre que cambió la historia moderna del Real Madrid, el que acabó con los complejos de un par de generaciones..

Eterna mano derecha de Ramón Mendoza, del que fue vicepresidente durante muchísimos años, subió a la presidencia del Real Madrid en un momento muy convulso del club, que ni siquiera se clasificó en esa temporada 1995/96 para competiciones europeas. ¿Se imaginan hoy al equipo blanco acabando fuera hasta de la Europa League? Suena impensable pero ocurrió, esa temporada acabó en el sexto lugar y no jugó ni la UEFA al año siguiente.

Lorenzo Sanz fichó bien, muy bien, como no se había hecho en muchísimos años en el club blanco. Ese verano llegaron dos súper estrellas consagradas, Pedja Mijatovic y Davor Suker, y apostó por Roberto Carlos, Clarence Seedorf, Cristian Panucci y Bodo Illgner, mitos del futbol de los 90 y principios de siglo que triunfaron, sobre todo el lateral brasileño, como nadie esperaba.

Lorenzo Sanz tras la conquista de la Séptima en el Amsterdam Arena ante la Juventus (Foto: PH/FMS)

Trajo a un entrenador estrella, Fabio Capello, que ganó la Liga ante un Barça que tenía al mejor jugador del mundo, Ronaldo Nazario, y un equipo plagado de talento.

Pero lo realmente inolvidable llegó al año siguiente, con Jupp Heynckes en el banquillo tras la espantada del italiano. Tras 32 años intentando ganar la Copa de Europa, el Real Madrid por fin logró levantar su trofeo más anhelado. La primera que no era en blanco y negro. La que acababa con las bromas de todos, publicistas incluidos con aquel mítico anuncio de 'Y el Madrid qué, otra vez campeón de Europa, ¿no?'.

Esa Copa de Europa, la Séptima, fue una liberación. Y también un sueño, pues había un buen número de madridistas que pensaban que jamás verían a su equipo reinar en el Viejo Continente de nuevo. En la memoria de todo madridista de más de 35 años ese título siempre será EL TÍTULO. Y Lorenzo Sanz fue el que estaba al frente de ese proyecto.

No todo fue bueno, ni mucho menos, en su gestión. En el apartado económico había más sombras que luces y ello provocó que perdiera las elecciones pese a que ganó otra Copa de Europa, la Octava, superando en la final al Valencia. Jamás se imaginó Lorenzo Sanz, y quizás nadie, que con dos Copas de Europa en el bolsillo iba a perder en las urnas ante un desconocido como era entonces Florentino Pérez. Pero sucedió. La promesa de Pérez de fichar a la gran estrella del Barça, Luis Figo, o que los abonos les saldrían gratis a los socios, lo cambió todo, y ahí comenzó una nueva era en el Real Madrid.

Perdió, pero da igual, Lorenzo Sanz tiene su hueco en letras grandes en la historia del Real Madrid por esa Séptima y, lo que es aún más importante, el cariño infinito de la afición, como ha quedado claro con el triste desenlace de su partida. Descanse en paz, Lorenzo, ante todo un gran madridista.

Otras historias que te pueden interesar: