Tras su look en vaqueros, Rania cambia de estilo con un vestido que no necesita joyas

·2 min de lectura

Hace pocos días, Rania de Jordania visitaba el LIVINC incubator en Zai. Para esta cita, la Reina de los jordanos nos mostró su imagen más desenfada al apostar por un básico eterno y que pega con todo, unos pantalones vaqueros. No era la primera vez que luce una prenda similar, pero siempre logra con estas elecciones demostrar una versatilidad que le aleja de sus elecciones de moda más transgresoras con patrones desestructurados o vibrantes contrastes de colores, materiales y volúmenes. Sin embargo y con motivo del anuncio del compromiso de su hijo el príncipe Hussein, su último look nos muestra su faceta más elegante, quizá más clásica, pero, no por ello, menos fascinante.

VER GALERÍA

Rania de Jordania
Rania de Jordania

"No pensaba que fuera posible tener tanta alegría en mi corazón. Felicidades a mi hijo mayor y a su futura esposa, Rajwa", comenta Rania en un posado donde anuncia la feliz noticia del compromiso del príncipe Hussein. En estas imágenes, la Reina posa con un elegante vestido de crepé muy suave en color negro, que presenta cuello elevado y manga larga abullonada con volúmenes en los hombros. El sencillo patrón de este diseño de nueva temporada de la firma Andrew GN (2.585 euros) tiene truco, pues se realza con incrustaciones de cristal que lo hacen perfecto para llevar sin joyas y complementar de forma sencilla. En concreto, se recrean tres broches en el pecho con motivos florales que se coordinan con un trío de botones en ambos puños.

VER GALERÍA

Andrew GN
Andrew GN

El fenómeno de los vestidos que no necesitan joyas

Los vestidos que ya llevan incorporadas joyas son un fenómeno que gusta a la realeza. Sin duda, el mayor ejemplo lo tenemos en el armario de Máxima de Países Bajos. Durante su Visita de Estado a Irlanda en junio de 2019, la Reina estrenó un llamativo vestido que llevaba las mangas cubiertas con grandes piezas de joyería a modo de falsos brazletes. Se trataba de una creación de Alta Costura que firmaba Claes Iversen, uno de sus diseñadores favoritos. Posteriormente, volvería a llevarlo durante el mes de mayo de 2021, durante un acto conmemorativo con motivo de su 50º cumpleaños.