Loli Navarro relata su infierno tras una operación en Turquía: "Me dieron horas de vida"

loli navarro
Loli Navarro sobre su operación: "Me iba a morir"Telecinco

Loli Navarro ha superado el que sin duda ha sido uno de los peores momentos de su vida. Su marido, 'El Prestamista', nos dejaba a todos en vilo al comunicar que su mujer estaba en coma en una clínica de Turquía adonde había acudido para hacerse una lipoescultura, una operación que se complicó tanto que llegó a peligrar su vida. Ahora, totalmente recuperada, Loli ha regresado a España y ha contado su experiencia en el programa 'Deluxe', un relato que ha dejado a todos boquiabiertos ante la dureza de lo que ha vivido: "Me iba a morir, me dieron una noche de vida, horas".

En su relato, Loli ha explicado que ya en las primeras horas en Turquía veía que algo raro estaba pasando. Mientras que ella solo acudía por una lipoescultura, Soraya Escaño, la directora de marketing de la clínica que la convenció para acudir, le sugirió hacerse un retoque más al que ella se negó. Pero todo siguió adelante.

<span class="photo-credit">Telecinco</span>
Telecinco

"Yo le tengo pánico al dolor", aseguraba Loli quien confesaba que le había pedido a Soraya que "si veía alguna complicación, parase la operación". Y es que, para la Prestamista todo iba muy rápido: "Yo vi que todo aquello iba muy rápido y la segunda prueba no me la hizo por falta de tiempo. Ella veía que yo me estaba echando para atrás. Me dio un enantyum y un poco de agua, justo antes de la operación". Una práctica que todos los colaboradores coincidían en que no se podía hacer: "no puedes beber agua ni nada antes", apuntaba Belén Ro, quien recientemente se ha hecho operaciones de estética.

Ante la respuesta de Escaño, quien asegura que su trabajo es únicamente el de marketing del hospital, Loli ha cargado contra ella. "Su trabajo es engañar a la gente. Yo fui a ponerme culo y he venido con un culo y el pulmón destrozado. Me ha provocado un enema pulmonar. No le echo culpa a ella porque ella no me ha operado. Lo que me ha pasado puede ocurrirme también en España. Pero ella no puede engañar a mi hija, meter un móvil en el quirófano para enseñar a mi hija cómo me están operando. Cuando el médico le quitó el teléfono, dejó a mi hija chillando, diciendo 'mi madre se ha muerto'. Le estaba diciendo a mi marido 'Loli está muy bien, vamos a hacer un directo' y yo me estaba muriendo".

Finalmente su familia se dio cuenta de que algo ocurría y viajaron a Turquía 27 miembros de la familia para ver en persona cómo se encontraba, algo que no gustó nada a los sanitarios. "En todos los sitios pueden salir más las operaciones", ha asegurado Loli quien señala que el principal problema ha sido que Escaño no contó la verdad a su familia: "si algo sale mal, no te calles".