Loles León se pone el mundo por montera en 'Las tres puertas'

La nueva entrega de Las tres puertas en Televisión Española (TVE) ha mejorado ligeramente los datos de los anteriores programas con un 5.7% de cuota de pantalla y 683.000 espectadores que no quisieron perderse las intervenciones de Boris Izaguirre, Nieves Álvarez, Ona Carbonell, María Peláe y Loles León. Precisamente la conversación de María Casado con esta última no dejó indiferente a nadie y es que la actriz echó el resto en televisión, dando buena muestra de su simpatía pero sobre todo acordándose de aquellas mujeres de su quinta que, en muchas ocasiones, han vivido de espaldas al disfrute sexual.

©RTVE
©RTVE

Desde su estreno en TVE, Las tres puertas es un programa que pretende recuperar el valor de la palabra a través de entrevistas en profundidad que desemboquen en la reflexión y la libertad de expresión. Y durante la charla de la presentadora con Loles León se cumplió el propósito, con la actriz compartiendo toda una declaración de intenciones sobre por qué es tan arrolladora.

“Es mi manera de ser. Yo soy provocativa, provocadora, juguetona. Me gusta mucho la ironía, la utilizo muchísimo”, declaró la actriz que lleva varias décadas convertida en uno de los personajes más queridos para el público en teatro, cine y televisión a la par que añadió “a mí lo que me gusta es mover al personal y sacarle de su monotonía, que se suelte el moño”.

La charla dio para mucho con Loles León confesando que si volviera a nacer sería otra vez actriz porque “siempre me he sentido muy bien conmigo mismo porque he hecho lo que me ha dado la gana sin molestar a nadie porque me gusta la humanidad, el ser humano. Siempre he tratado de darme satisfacción a mí, conmigo misma, consintiéndome todo mi carácter. Porque eso es lo que va conmigo. ¿Quién me cuida más que yo?”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Ahora bien, si por algo destacó esta conversación entre María Casado y Loles León es porque la invitada se puso el mundo por montera recordando su labor feminista en pleno prime time. Y es que, a sus 71 años, la actriz está curada de espanto y, como ya bien demostró en la reciente final de Tu cara me suena, dando un tirón de orejas en directo al jurado del programa al subrayar que el público también quiere ver ganar a cómicos, sigue en la misma línea de romper tabúes con sus intervenciones televisivas. Le pese a quien le pese.

Por un lado, se mostró con ganas de seguir abriendo, metafóricamente, puertas. Se abren mucho más fácil con la sonrisa que pegando una patada. Siempre la he abierto con la sonrisa. La sonrisa puede escalar montañas y puede derribar muchos muros, mucho más que la fuerza y la impotencia que te crea no poder llegar a abrir esa puerta y entrar porque quieres estar ahí o porque necesitas estar ahí”.

Asimismo, dio una lección de vida, confesando que pese a su edad “tengo más energía que nunca. Tengo mucha fuerza”. Es más, apuntó que “no me quiero morir. Yo quiero vivir 150 sin dientes, sin pelos, sin nada. Teniendo la cabeza. Si todo por dentro se comporta como se tiene que comportar mi querido amigo el gris yo tiro para adelante. Me pongo dentadura, pelucas, lo que sea. Pero yo quiero vivir, quiero estar aquí, porque me gusta tanto la vida.

Por otro lado, y no menos importante, recalcó que ella fue la primera famosa en hablar públicamente de la menopausia, hasta que luego vinieron otras mujeres detrás que tampoco tuvieron pelos en la lengua: La primera que habló en televisión de la menopausia esta servidora. Tengo un premio a la menopausia. Ahora ya hay anuncios, que no me han llamado a mí. Soy pionera de todo, pero no me llaman luego cuando tengo que sacar un poco de provecho”.

En este punto, Loles León reconoció que le gusta normalizar los términos y que, de hecho, estuvo escribiendo en una revista sexual. Así, con todo el desparpajo que le caracteriza, la actriz demostró que la edad no supone ningún impedimento para el sexo. “Las mujeres de 70 para arriba sexualmente estamos super potentes. Si tenemos las cosas que sean de carne y hueso o las tenemos de silicona, da igual. Aquí la cuestión ahora es tomarse la vida en serio para ti. ¿Cuál es? Vivir bien, darle a tu cuerpo alegría Macarena y darle todo el goce que necesitas.

Igualmente valoró que hay que “darte todas las cosas que deseas porque las mujeres de 71 hemos hecho un recorrido que se casan, no hablo de mí, tienen una vida, crían a hijos, crían maridos, porque a los maridos se los crían también, y han trabajado, han luchado”. Para ello, expuso que ella iba con otras acompañantes por los barrios trabajadores dando a otras mujeres un espejo para que reconocieran su sexo: “A parte de educación sexual es educación vital y sensorial. Porque tú una vez ya sabes lo que tienes en tu cuerpo, puedes utilizarlo para lo que te de la gana, sobre todo para gozar y ser feliz”.

En resumen, Loles León expuso su filosofía vital a golpe de entrevista, exhibiendo algo que en el pasado el público no supo apreciar ni reconocer claramente y es que la actriz realizó una labor feminista. Un trabajo delante de las cámaras que, por otra parte, en la actualidad sigue desarrollando al normalizar distintos temas y poner sobre la mesa de nuevo que una de las cuestiones reclamadas por muchas mujeres es que se hable más de la menopausia y que, en definitiva, se pueda acceder a información de calidad.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©RTVE