Loles León desvela sus anécdotas más divertidas con las estrellas de Hollywood

Loles León ha tomado el testigo de Irma Soriano y se ha convertido en la tercera y penúltima anfitriona del original talent de cocina Ven a cenar conmigo, Gourmet Edition. Confiada por su destreza en los fogones, la actriz ha preparado un menú muy trabajado con el propósito de dejar a sus invitadas y rivales en el programa -Belinda Washington, Irma Soriano y Rosa Benito- con la boca abierta. "La cocina me apasiona. Cojo un tomate, un aguacate… y me inspiran personajes, me inspiran historias", confesaba Loles dispuesta a preparar el primer plato, una crema de aguacate con manzana verde y cebollino llamada 'guacaloles'. La artista ha contado con el apoyo de 'la disecada' en sus recetas, un maniquí que, asegura, coloca a su lado mientras cocina: "Mi compañera pinche está siempre conmigo (…) yo hablo cocinando y, si me enfado, pues me enfado con ella. Me desahogo". Paso a paso, Loles ha preparado los tres platos de su menú antes de acicalarse para recibir con un aperitivo en el jardín. "A ver si Irma me deja hablar esta noche, ¡es mi momento!", apuntaba antes de la velada. 

VER GALERÍA

Loles León Ven a cenar conmigo

Ya en la mesa, el primer plato triunfaba, como también un mar y montaña que combinaba contramuslos de pollo con cigalas y la palmera cremosa de postre, preparada con piña natural, fresones licuados y crema pastelera. El menú ha desfilado sobre el mantel entre anécdotas y risas. "Yo con Pedro lo que pasa es que entré por la puerta grande en el cine", contaba Loles sujetando una foto en la que está besando al cineasta. Descubriendo el álbum personal de la actriz, ha enseñado y comentado fotos en las que posa junto a grandes estrellas como Lola Flores, Antonio Banderas, Jack Nicholson o Madonna; una instantánea de la fiesta que el director de Todo sobre mi madre le organizó a la estrella cuando vino a tocar a España. Precisamente, su desafortunado encuentro con la Reina del Pop durante aquella reunión se convertía en uno de los momentos más destacados de la noche. El enfrentamiento que Loles protagonizó con la intérprete de La isla bonita sorprendía a las comensales por lo insólito de la situación: "Se puso a hablar con una persona dándome la espalda mientras yo cantaba". Un gesto que recibió la réplica inmediata de la artista.

 

El cruce de palabras con la estrella de la canción se sumó a otro episodio de la vida de Loles que dejó sin palabras a sus invitadas. Su curioso coqueteo con Nicholson provocó alguna que otra risa entre las presentes: "No le entendía y mi traductora era Rossy de Palma. Le pedí que le dijese que me daba miedo por si nos daba un hachazo como en El Resplandor. Él dijo que lo haría pero no con el hacha precísamente". Un flirteo que no fue el único ya que, como ella misma explicó sin pudor, también protagonizó un tórrido y accidentado one to one con el actor Jeremy Irons: "Estábamos a punto de hacer una cama redonda cuando me caí por una escalera buscando el interruptor de la luz y se fastidió todo. Me rompí un montón de huesos. Estuve 35 días colgada", relataba sin dejar de reírse. 

VER GALERÍA

Loles León Ven a cenar conmigo

De las historias de cuando fue a casa de Jane Fonda y Almodóvar le pidió que no llevara cámara de fotos o cuando estuvieron todos juntos en Los Ángeles con motivo de los Oscar pasaban a la cirugía. "¿Tú te has puesto mucho asunto?", le ha preguntado Irma, a lo que Loles le respondía hablando de centrifugaciones y oxigenaciones hasta que la periodista se ha sentido completamente perdida. Loles cerraba su noche con una sorpresa en forma de actuación, en la que también se subía al escenario, antes de pedir a sus compañeras de programa que le dieran la puntuación a la cara. Irma le concedía un 7, misma cifra que Rosa y Belinda le regalaba un merecido 9 por "la originalidad, la puesta en escena, por todo". Así, se produce un empate entre Loles y Benito (23 puntos) a la cabeza, a la espera de que se resuelva la próxima semana. Belinda Washington será la encargada del menú final de la edición, con un episodio que, según el avance, parece muy divertido.