Logra la mejor marca del año y una photo finish inolvidable

·3 min de lectura
Photo credit: Chris Chavez
Photo credit: Chris Chavez

El comienzo de la temporada al aire libre ofrece a numerosos atletas un momento de gloria inesperada. Lograr la mejor marca del año en las primeras competiciones resulta en cierto modo más sencillo porque hay menos competidores y los atletas de superélite todavía no han empezado fuerte. Eso permitió a la estadounidense Allie Wilson inscribir su nombre en el atletismo mundial en los 800 metros, aunque su particular llegada dejará una huella más imborrable.

La escena ocurrió en una reunión atlética en California (Estados Unidos). La corredora de 26 años competía en los 800 metros y lo hizo con tan buen ritmo que se acercó a la meta como líder en solitario y con el tiempo más rápido del año (y su plusmarca personal). Sin embargo, se trastabilló en los últimos metros y aunque salvó el récord dejó una escena sorprendente.

Según se puede ver en una fotografía y un vídeo que ha compartido ella misma en las redes sociales, la caída supuso que únicamente la parte superior de su cuerpo cruzó la meta. Técnicamente, esto era lo importante para el tiempo porque es el torso el que marca el tiempo de los corredores. Una vez que esta parte del cuerpo superar la línea de meta se considera completada la carrera. Así que Allie Wilson, quien está entre las 30 mejores de la clasificación mundial de manera provisional, puede presumir de haber sido la atleta de 800 metros más rápida del año.

Sin embargo, lo que muchos recordarán la imagen que inolvidable la de la corredora en el suelo con la mitad del cuerpo en meta y la otra mitad en la zona de carrera anterior mientras el resto siguen corriendo. Incluso Allie Wilson se ha tomado a broma su imagen. "No es exactamente la fotografía de llegada que tenía planeada, pero me vale", escribió la corredora del club de atletismo de Atlanta junto con la 'photo finish' captada por las cámaras.

Ni siquiera fue ella quien rompió la banda que se coloca para que rompan los ganadores al cruzar la meta. Fue la segunda clasificada quien pasó en primer lugar por la banda (colocada apenas un metro después de la meta) y hasta podría presumir de fotografía. "Romper banda de meta está sobrevalorado", comentó alguien en su publicación para continuar con las bromas.

Sin embargo, a la atleta estadounidense no le ha importado que su manera de terminar se volviera muy popular. Allie Wilson se tomó tan a broma su particular sprint que también compartió un vídeo en que se ve su caída a plomo al cruzar con un tiempo de (1:58,18).

La deportista también puede celebrar no tener ninguna lesión la caída al tiempo que puede disfrutar durante el tiempo en que sea la atleta más rápida del año en una competición de 800 metros.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente