"Loco por ella", una mirada sin prejuicios hacia las enfermedades mentales

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 19 feb (EFE).- Sentido del humor y sensibilidad son el tándem con el que el director Daniel de la Orden aborda los estigmas y prejuicios ligados a la salud mental en “Loco por ella”, una comedia romántica protagonizada por Álvaro Cervantes y Susana Abaitua cuyo estreno tendrá lugar el 26 de febrero en la plataforma Netflix.

“A la mierda el positivismo toxico, el ‘venga va que tú puedes’, el sentirte culpable de no mejorar cuando estás sufriendo. Y que viva el entendimiento, el poder vivir aceptando una enfermedad mental sin intentar cambiar o maquillar una realidad”, explica a Efe en una entrevista Daniel de la Orden (Barcelona, 1989), director de la comedia romántica “Loco por Ella”.

En el filme, el espectador se adentra en la historia de Adri, que tras conocer a Carla, una misteriosa chica con la que pasa “la mejor noche de su vida”, descubre que está ingresada en un psiquiátrico, en el que decidirá internarse voluntariamente para lograr conquistarla.

Una trama que aborda “desde la aproximación amorosa” una temática mucho más importante: "Cómo una persona cree que puede ayudar a otra con bipolaridad a través del buenismo”, detalla De la Orden.

“Me interesaba hablar de la idealización de una relación y de la forma de abordar un conflicto; tratar de mostrar los problemas. También hablar de las patologías mentales y de la dificultad de lidiar con ellas, tanto de los que las padecen, como aquellos que no”, explica sobre la película, que incurre en temas que van desde la aceptación a la polémica “positividad tóxica”, y cuyo guión escriben Natalia Durán y Eric Navarro.

De forma previa a los rodajes, el equipo de actores, director y guionistas realizaron “un proceso exhaustivo de entrevistas” con personas que pasan por patologías mentales y también con especialistas. Desde pasar “tres días en un centro psiquiátrico hablando con pacientes y médicos” por parte del director, a preparar “el papel junto al psicólogo”, como cuenta Susana Abaitua, quien interpreta a Carla, que padece un trastorno de bipolaridad.

“Queríamos hablar de alguien que cree que la gente puede cambiar solo por querer. Esto no es así siempre, cuando sufres una patología a veces ni siquiera se puede salir de la cama”, explica De la Orden sobre Adri, el protagonista de la historia, a quien encarna Álvaro Cervantes.

“Adri es un tipo que desde su privilegio da consejos sin ser capaz de ver al otro realmente, hasta que es capaz de verlo y empieza a respetar esta realidad, deja de estar solo en el mundo para estar con el resto”, explica por su parte Cervantes sobre uno de “los mayores aprendizajes” del personaje.

Con mensajes entre los que destacan, según detalla Abaitua, “dejar de juzgar a los demás y abandonar los clichés”, materializados en lo que Cervantes define como “una comedia tierna y muy divertida”, “Loco por ella” llega a Netflix el 26 de febrero como último proyecto de Dani de la Orden, prolífico director que tras dar lugar a “taquillazos” como “El mejor verano de mi vida” o “Hasta que la boda nos separe”, acerca la realidad de la enfermedad mental al espectador.

A días del estreno, ambos intérpretes echan la vista atrás y resumen la experiencia como “tremendamente positiva”, en la que ambos se ponen bajo las directrices de Daniel de la Orden, con quien aseguran compartir “la misma energía”.

El director, que también presenta su libro “Darse un Tiempo (y Otras Mentiras)”, asegura que ahora y siempre “el humor nos hace falta”, resaltando que a veces “es complicado generarlo de forma genuina”, e invitando al espectador a través de este código a conocer en “Loco por ella” una historia de aceptación.

María Muñoz

(c) Agencia EFE