Lo que debéis eliminar de la dieta (sobre todo ellas) si queréis ser padres

Desde hace tiempo se sabe que la alta ingesta de estos ingredientes tiene efectos negativos en la salud y puede originar depresión, sobrepeso, infertilidad, abortos y cáncer. ¡Dejad de tomarlos!

Azúcar, harinas refinadas, bollería y productos light son poco recomendables ya que forman parte de la lista de alimentos que dificultan la fertilidad. (Foto: Getty)

El consumo de azúcar y edulcorantes artificiales tiene un efecto negativo en nuestro organismo.  Ahora un estudio transversal confirma esta teoría y asegura que existe una relación directa entre el consumo diario de bebidas gaseosas o café endulzados y el éxito de los tratamientos de fecundación asistida con inyección intracitoplásmica de esperma (ICSI).

De hecho, el impacto negativo de estos productos en los tratamientos de fertilidad y de fecundación asistida es muy alto, según un estudio realizado por Fertility Medical Group de Sao Paulo, publicado recientemente en la revista Reproductive BioMedicine Online.

Un estudio ha encontrado datos significativos entre el consumo de azúcar y la calidad embrionaria. (Foto: Getty)

Los resultados del estudio señalan que un consumo diario superior a 3 porciones de refrescos regulares o cualquier cantidad de refrescos dietéticos o “lights” se puede asociar con el dismorfismo de ovocitos, la disminución de la calidad embrionaria en los días 2 y 3 del cultivo y un efecto leve en la formación del blastocisto, la implantación y la tasa de embarazo.

Además, los factores ambientales, los hábitos de vida, fumar, consumir alcohol o drogas, o la dieta también tienen un impacto evidente en la fertilidad de las mujeres y los hombres.

Según Jan Tesarik, director de la Clínica Margen: “Sabemos desde hace años que el consumo de azúcar y edulcorantes artificiales perjudica la salud y este estudio extiendes sus efectos negativos al ámbito de la fertilidad y la reproducción. Es evidente de que gracias a estas investigaciones está cambiando el concepto de salud y bienestar y no hay duda de que una vida sana y una alimentación adecuada tienen un efecto claro en la mejora de la fertilidad. Por eso, es muy importante que las personas que tienen problemas de fertilidad mejoren sus hábitos de vida y de alimentación”.

Los refrescos y las bebidas ‘endulzadas’ tampoco deben formar parte de vuestra dieta habitual, ni siquiera las ‘energéticas’. Además, la quinina, presente en bebidas refrescantes como la tónica puede provocar problemas congénitos y abortos. (Foto: Getty)

Por otro lado, si estáis decididos a intentarlo, hay otros alimentos que deberías eliminar (al menos temporalmente) de vuestros menús semanales como las grasas de origen animal (saturadas) fritas y margarinas hidrogenadas o los quesos elaborados con leche no pasteurizada y quesos madurados con hongos.

Tampoco es aconsejable tomar proteína animal cruda como el huevo, bistec tártaro o el pescado crudo, ya que pueden tener microorganismos y causar infecciones. Hay que añadir que la carne y los lácteos convencionales (no ecológicos) contienen hormonas que desequilibran el sistema endocrino; y parece que la galactosa de la leche podría intoxicar los óvulos no fecundados.

En el caso del pescado, ten en cuenta que el mercurio de los peces y amalgamas provoca infertilidad, abortos espontáneos y problemas congénitos. Es mejor comer peces pequeños, que están menos contaminados (sardina, caballa…), y evitar otros que podrían estar más contaminados como el mero, el rape, el atún, el pez espada o los langostinos.

Además os conviene evitar el consumo el trigo y los alimentos con gluten porque pueden ser alergénicos y alterar el ciclo menstrual y la producción de hormonas en personas con sensibilidad. Lo mismo pasa con la soja, que contiene isoflavonas que pueden alterar el ciclo menstrual e inhibir el tiroides (hay una relación entre hipotiroidismo e infertilidad). Y en el caso concreto del hombre, ingerir mucha soja puede reducir los niveles de testosterona y provocar disfunción eréctil.

Un último consejo: tratad de reducir al máximo el consumo de alimentos procesados, precocinados con aditivos y modificados genéticamente como la soja o el maíz. ¡Suerte!

También te puede interesar:

¿Qué cosas pueden hacer los hombres para mejorar el ADN de sus espermatozoides?

Este es el número de encuentros sexuales que se necesita para concebir un bebé