"El agua de Deeside": el secreto de la Reina Isabel II está en la bebida

La Reina Isabel II es la reina más longeva de la historia de la monarquía inglesa. A sus 93 espléndidos años lleva desde 1953 sentada en el trono de Inglaterra, superando así a su tatarabuela Victoria como la reina más longeva. Precisamente el secreto de su longevidad es buscado siempre por todos. Así se ha analizado con lupa la forma de vida que lleva la Reina Isabel II para encontrar, o tratar de encontrar, las claves de su supervivencia. Aunque no hay que olvidar nunca la genética y recordar que su madre, Elizabeth Bowles-Lyon, vivió hasta las 101 años. Pero, genes aparte, una de esas fórmulas utilizadas siempre para intentar averiguar el secreto de los años de Isabel II ha sido analizar qué alimentos come la reina. Sin embargo, ahora nos vamos a fijar en qué es lo que bebe la reina. Y nos va a sorprender, seguro.

Britain's Queen Elizabeth II attends a special exhibition celebrating the 200th anniversary of the birth of Queen Victoria which marks this year's Summer Opening of Buckingham Palace in London, Britain, July 17, 2019. Victoria Jones/Pool via REUTERS

Si la residencia de Balmoral es para la Reina Isabel II su refugio para el verano y su hogar favorito, también es el lugar donde una joven Isabel descubrió de la mano de su madre el agua que brota del manantial que hay en la finca. Conocida como “el agua de Deeside”, dicen que tiene propiedades maravillosas contra el envejecimiento. Pero si de agua hablamos no podemos dejar de mencionar la “Barley Water”. Es esta una bebida a base de agua de cebada procedente de la India y que la cocinera del Palacio de Buckingham introdujo en el menú de la familia Real británica, según se ha publicado. Tal es la preferencia de la Reina Isabel II por esta bebida que concedió una cédula real para los proveedores de este agua de cebada.

Queen Elizabeth II arrives in Portsmouth clutching flowers from well-wishers, before boarding the Royal Yacht Britannia, August 7. [ This years trip to Balmoral via the Western Isles of Scotland could be the Royal family's last summer holiday aboard the Royal Yacht whose future is uncertain].

Pero, al hablar de Isabel II no sólo estamos hablando de una reina, estamos hablando de una inglesa y como buena inglesa Isabel no deja de beber té. A las 5 en punto, como el resto de sus compatriotas, la Reina se toma un té en palacio. Esta tradición no ha dejado de llevarla a cabo ni un solo día de su larga existencia. Respecto a qué té prefiere la Reina, se ha asegurado que es el té verde, pero lo cierto es que a Isabel II le gustan casi todas las variedades del té. Pero no solo de agua y té se compone el menú líquido de la Reina Isabel. La esposa de Felipe de Edimburgo comparte con su marido una cita a las 8 de la tarde y es tomarse un vermú juntos. Lo hacen a diario, siempre que las obligaciones de la Reina lo han permitido, claro.

Britain's Queen Elizabeth II and Prince Philip, Duke of Edinburgh bid farewell to Spain's King Felipe and Queen Letizia at Buckingham Palace in London, Britain July 14, 2017. REUTERS/Chris Jackson/Pool

Y si de bebidas con alcohol tenemos que hablar, no podemos dejar de hacer referencia a la costumbre de Isabel II de arrancar sus almuerzos con una ginebra con Dubonnet, hielo y una gran rodaja de limón, así aseguró su prima Margaret Rhodes que lo hacía la reina. Para terminar la cena Isabel II elige una copa de vino tinto para acompañar la onza de chocolate que es su postre favorito. Y aseguran que justo antes de acostarse le gusta tomarse una ligera copa de champagne francés. Eso sí, afirman que todo lo que bebe lo hace en recatada medida. Lo cierto es que no sabemos si estas bebidas habrán potenciado o no su longevidad, pero que le han debido de traer cierto contento a sus largos años es bastante probable.