Lo mejor que puedes hacer si te dejan este verano

Mónica De Haro

Si quieres recuperarte cuanto antes tienes que olvidarte de todo lo bueno y dilapidar su recuerdo. Es duro y cruel pero los psicólogos dicen que funciona

Los pensamiento negativos (sobre tu ex) ayudan más a superar una ruptura que tratar de quedar como amigos. Foto: Getty)
Los pensamiento negativos (sobre tu ex) ayudan más a superar una ruptura que tratar de quedar como amigos. Foto: Getty)

¿En serio crees que seguir siendo amigos (y followers) te va a ayudar a recomponerte? Pues no, aunque quede muy bien de cara a la galería y sea muy elegante, fingir que todo es ideal a pesar del zarpazo que te ha dado en el corazón no ayuda un carajo a superar la tristeza y el bajón anímico que nos entra cuando una relación acaba. Claro que tampoco estamos diciendo que haya que arrastrar su nombre por el fango; se trata de hacer lo mejor para ti.

Y el único modo de superar una ruptura con éxito (según los psicólogos) es reducir los sentimientos de amor hacia la ex pareja, cambiando el modo que tenemos de pensar sobre ella. Y para hacerlo, hay que centrarse en lo negativo, de acuerdo a un estudio publicado en la revista Journal of Experimental Psychology.

Ni renegando, ni aceptando, ni con distracciones. Según la ciencia, superar a tu ex requiere de una estrategia más profunda. (Foto: Getty)
Ni renegando, ni aceptando, ni con distracciones. Según la ciencia, superar a tu ex requiere de una estrategia más profunda. (Foto: Getty)

Para demostrarlo, los autores del trabajo preguntaron a los ‘abandonados’ por los aspectos más desfavorables de su expareja o por los hábitos que les resultaban más molestos. Y resultó que sacando a la luz la parte chunga de sus ex, el dolor y la tristeza ocasionados por la ruptura se desvanecían más rápido.

Además, al mostrarles una foto de su expareja se les removía menos la patata. Un dato significativo dado que hoy en día las redes sociales nos impiden cortar el vínculo emocional y muchos masocas se pasan las horas muertas torturándose con las actualizaciones de sus ex. Una actitud que empeora el ‘duelo’ haciendo que el proceso de recuperación sea más duro y largo.

En cuanto a las otras dos estrategias habituales para superar una ruptura: admitir que seguimos queriendo a la persona que nos ha dejado y no luchar contra esos sentimientos (de amor) o ignorarlos y mirar hacia otro lado haciendo como que no ha pasado nada, no funcionan.

Así que olvídate de buscar distracciones para ‘maquillar’ la realidad; el estudio demostró que esta estrategia de evasión y evitación reduce las posibilidades de recuperación de una ruptura.

Según asegura Sandra Landeslag, una de las autoras del estudio, a Mujer Hoy: “lo único que funciona es esforzarse cada día por cambiar esos sentimientos de amor hacia la persona que era nuestra pareja”. ¿Cómo? Anotando lo que no nos gustaban de esa persona. Sí, sí, por escrito, haciendo listas de lo malo, para lo cual tienes que echar la vista atrás, recordar todas las afrentas y malos momentos para reevaluar de un modo negativo a tu ex. Y no olvides leer dichas listas. Así, poco a poco, irás regulando los sentimientos de amor.

<span class="c2"> El dolor se suavizará al centrarte en los rasgos negativos de tu ex.</span>(Foto: Getty)
El dolor se suavizará al centrarte en los rasgos negativos de tu ex.(Foto: Getty)

O sea que las personas que miraron a su ex bajo un prisma negativo (a petición de los psicólogos) consiguieron reducir los sentimientos hacia su ex pareja. Sin embargo tenían un peor estado de ánimo que antes de comenzar el experimento, lo cual sugiere que los pensamientos negativos son útiles para superar una ruptura pero también crean estrés y depresión.

En definitiva, es difícil combatir motivaciones como los antojos de comida o drogas, y “la regulación del amor tampoco es fácil porque no funciona como un interruptor de encendido/apagado”, explica la coautora del estudio en la revista TIME;“ sino que para hacer un cambio duradero, probablemente tendrás que regular tus sentimientos de amor durante un período”, puesto que los efectos de la contención desaparecerán una y otra vez, hasta que tus sentimientos se modifiquen de manera más definitiva.

Según esto parece que los autores consideran que el amor hacia otra persona es una motivación aprendida, similar a la sed o el hambre, que empuja al individuo hacia su pareja en los pensamientos y en el comportamiento. Y si somos capaces de controlar nuestros pensamientos, influiremos en los sentimientos.

¿Te dejaron? ¿Cómo lo superaste? ¿Crees que se puede aprender a cambiar los sentimientos?

También te puede interesar:

Gastrosiexta, el antídoto contra el efecto ‘ruptura’ del verano

Si sois compatibles en esto vuestra relación será satisfactoria

La forma más cool de superar una ruptura (y pegarle un tremendo ‘zasca’ a tu ex)