Lo más visto | Niñera baila "Dirty Dancing" con su jefe y la feroz reacción de la gente desnuda nuestros prejuicios

·4 min de lectura

Este artículo lo publicamos en Yahoo en Español en agosto de 2021 cuando la historia se hizo viral en las redes sociales. La mostramos de nuevo a nuestros usuarios porque estuvo entre lo más visto y comentado de nuestro sitio en todo el año.

"El contenido de papá-niñera que nadie pidió", decía el enunciado de un video que comenzaba con una chica graciosa tratando de cargar a un hombre. Lo logra y se dirige a la cámara con una expresión de fuerza. Luego, la joven mujer “vuela” a los brazos del hombre varias veces tratando de lograr el emblemático paso de Dirty Dancing. Hasta ahora nada suena extraño, pero… la que graba es la esposa del hombre, y la chica que salta a sus brazos es la niñera.

Como si de una sitcom se tratase, la autora del video es Rachel, madre de dos niños que cuida Lizzi, la niñera, quien comparte diariamente con esta familia, cuyo papá trabajaba desde casa hasta hace poco.

Raquel, quien es usuaria frecuente de TikTok, seguramente esperaba hacerse viral algún día, pero no pensó que su video con más vistas traería una avalancha de críticas, comentarios de gente horrorizada, acusaciones inesperadas, y casi un millón de likes.

Los hechos

Esta familia cuenta con más de 130.000 seguidores en la cuenta @raypo3 de TikTok. Son disparatados y divertidos. Se trata de un matrimonio, dos niños y la niñera Lizzi, quien bromea con Rachel, la mamá, en muchas publicaciones. Sin embargo, las alarmas se encendieron cuando la niñera y Andrew, el papá de esta familia comparten un momento de película.

Mientras Rachel graba el video, se ríe y comenta la frase detonante: “le estás tocando los senos con los pulgares”, y de lo que parecía un chiste han surgido acusaciones de grooming -una forma de abuso sexual donde el atacante se gana la confianza de su víctima- y de conducta inapropiada, pues se dice que se ha desdibujado la línea del respeto dentro de lo que se supone que es una relación laboral.

De hecho, según señaló The Insider, el video también fue compartido por la cuenta "The Best Loved Nanny", que ofrece consejos y puntos de debate para niñeras, y quien conduce esta cuenta afirmó que aunque el video no tiene nada de malo, evidencia que las líneas han empezado a difuminarse.

La psicólogo Nelly López, especialista en recursos humanos, nos explica que “si enfocamos esto como una relación laboral, debe existir un contrato donde se establecen las condiciones de la relación, la política y los valores que comparten empleador/empleados y ese marco establece cómo deben ser las interacciones. Sin embargo cuando hablamos de este tipo de relaciones laborales más informales, las interacciones y los vínculos suelen estrecharse mucho más, hasta hacerse parte de la dinámica familiar”.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

De esta manera, no es raro que Rachel insista en defender a su familia, y afirme que Lizzi es como una hermana menor, y clama porque vuelva la paz a la red social y pidiendo que no la ataquen acusándola de tener una conducta inapropiada. “La amamos hasta la muerte. Es realmente, como, tonta y rara, y podemos bromear y meternos con ella, y viceversa”, asegura.

La polémica que corre como pólvora

En ambos post, el de Rachel y el de “The Best Beloved Nanny”, los comentarios han señalado que es inapropiado el comportamiento de Lizzy; que ambos -la niñera y el papá de los niños- coquetean; que Rachel no se da cuenta de que puede estar siendo engañada y así continúan las opiniones al punto que la mujer publicó mensajes defendiendo a su marido de las acusaciones de acoso, y la niñera se ha sumado llamando a quienes comentan pervertidos.

Sin embargo, la ola de indignación moral no se detuvo. López explica que lo que queda en evidencia en este caso es que se presentó una oportunidad para que la audiencia drenara lo que considera que son sus esquemas de valores.

“Las redes son un espacio donde todos se sienten con total derecho a opinar acerca de la vida de otros y cuando generamos opiniones como ‘esto o aquello no es correcto’, o ‘pobre señora’, ‘ella es una sinvergüenza’, en realidad lo que estamos sacando a la luz son nuestros propios prejuicios”.

Conclusiones en el caso Dirty Dancing

Rachel por su parte publicó varios post: una declaración donde explican que como muchas familias se volcaron a las redes sociales en busca de una alternativa creativa durante los días de pandemia, y que aunque en su video no hay nada inapropiado, procurarán tener más cuidado a publicar contenido en el futuro; e incluso hasta el abuelo de los niños hizo el paso de baile con la niñera, demostrando que también la trata como familia.

Si bien es cierto que al publicar un contenido en redes sociales, estamos dándole entrada a nuestra vida a todo un universo digital que opinará, aprobara o criticará, parece absurdo que este público se empeñe en dar veredictos y declarar culpables.

López reflexiona al respecto y afirma que “siendo bastante objetiva, si Rachel, la señora, se sintió lo suficiente segura para grabar el video y subirlo a la red, quiénes somos los demás para decir qué está bien o qué está mal”. Eso también es empatía.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

EN VIDEO | Los duques de Cambridge se llevan a su niñera española hasta de vacaciones

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente