Lluvia de críticas a Melania Trump por su descuido en la celebración del 4 de julio

El último Día de la Independencia de Estados Unidos se recordará por el protagonismo de Donald Trump (desde 1951 ningún presidente se había dirigido al pueblo), pero también por el descuido que cometió su mujer por culpa de la lluvia que cayó sobre el National Mall de Washington.

El presidente Donald Trump junto a su mujer durante la celebración de la fiesta del 4 de julio. (Foto: Jabin Botsford / Getty Images)

Melania Trump es muy fan de los diseños de Carolina Herrera, ya que en general le suelen dar muy buenos resultados, y el último que estrenó lo tenía todo para ser otra apuesta ganadora. Hablamos del vestido blanco con rayas de colores y escote asimétrico que eligió para celebrar el día más patriótico de Estados Unidos.

Melania Trump vistió de Carolina Herrera en el día más patriótico. (Foto: Carolina Herrera)

Un modelito de la colección Resort 2019 que costaba casi 3.000 euros (ahora está rebajado) y se echó a perder cuando empezó a llover.

(MANDEL NGAN/AFP/Getty Images)

Fue entonces cuando todo el mundo se dio cuenta que la primera dama no llevaba sujetador, protagonizando un momento #FreeTheNipple (Libera el pezón) que no pasó desapercibido en Twitter.

“Tal vez el presupuesto no le dio para comprarse un sostén”, escribía una tuitera, mientras que otra usuaria no entendía cómo se le había ocurrido ponerse un vestido blanco sin sujetador en un día de lluvia.

Su histórico descuido corrió como la pólvora en la mencionada red social, llegando incluso a tener su propio hashtag#FirstNipples. “Todas las mujeres saben que no hay que ir de blanco si hay probabilidad de que llueva”, escribió otra tuitera al principio de su publicación.

Puede que sea la primera vez que sucede algo parecido durante el Día de la Independencia, pero Melania ya ha sido criticada otras veces por su estilismo. El año pasado, por ejemplo, visitó un centro de niños inmigrantes llevando una chaqueta de Zara con un mensaje que no era el más apropiado para el mencionado acto: ‘Realmente no me importa, ¿y a ti?’.

La primera dama con la polémica chaqueta de Zara el 21 de junio de 2018. (Foto: Andrew Harnik / AP)

La gente reaccionó creando prendas alternativas con mensajes opuestos (‘Realmente me importa’; ‘Realmente me importa. ¿A ti no?’...) Una polémica que obligó al propio presidente estadounidense a apoyar a su mujer a través de Twitter: “Melania se refiere a las noticias falsas de los medios porque considera que son deshonestos, ¡y a ella de verdad que no le importan!”, tuiteó Donald Trump.

¿El estilista de Melania es un topo dentro de la Casa Blanca? Eso insinúo una columnista de The Guardian en un artículo que publicó el año pasado. “Su estilista es un genio insurrecto que trabaja desde dentro para hacer que los Trump parezcan aún más desquiciados de lo que están. No hay ninguna otra explicación y, personalmente, aplaudo a ese estilista”, escribió Hadley Freeman.

Donald y Melania Trump en la Met Gala 2004. (Foto: Evan Agostini / Getty Images)

Sea como fuere, lo que está claro es que el actual estilo de Melania no tiene nada que ver con el que tenía antes de ser primera dama. Y es que en el pasado nos dejó looks tan desafortunados como el que escogió para ir a la Met Gala en 2004. ¡Menudo cambio!