Puede que lleves toda la vida tomando mal los copos de avenas

·2 min de lectura
Photo credit: OatmealStories - Getty Images
Photo credit: OatmealStories - Getty Images

Hemos hablado en muchas ocasiones de los beneficios de la avena en la dieta. Es antioxidante, antiinflamatoria, se encuentra dentro de la lista de alimentos con efecto prebiótico, hace de barrera natural contra el colesterol y es una gran aliada para perder peso. Por eso la avena se ha colado en los desayunos de muchas, pero: ¿la estás tomando bien? Sabías que, por un simple error de cocinado común, podrías estar tirando por la borda muchas de sus propiedades.

La especialista en dietética y nutrición humana Mónica Dicenta nos ha explicado cuál es la mejor forma de tomar avena para sacar el máximo provecho de sus beneficios para el organismo. Ella no ha dudado en incluirla de la forma correcta en el planing de comidas que ha elaborado para el plan Siken Sustitutive & Fit, un programa para perder peso que combina una dieta hipocalórica con un plan de ejercicio diseñado por Crys Dyaz.

¿Copos de avena cocidos o crudos?

Según Mónica Dicenta los copos de avena es mejor comerlos cocidos. Y la razón la explica ella misma así: "Cuando cocemos los copos de avena dejan ir una especie de gelatina, una fibra soluble que es beneficiosa para la microbiota intestinal. Por eso es mejor tomarlos cocidos, porque es así como esta aparece y se absorbe mejor. Es genial para las personas que tienen problemas de estreñimiento".

Copos de avena: 5 recetas para degustarlos manteniendo sus propiedades

Algunas recomendaciones que tienes que tener en cuenta:

Mezcla los copos de avena con leche siguiendo la proporción dos partes de leche por una de avena. Elige bien la leche para calarlos. Si lo prefieres, puedes decantarte por una opción vegetal, favoreciendo tu digestión. Lo que está claro es que estás tardando en ir a por lápiz y papel para anotar estas recetas que saciaran tu estómago.

Porridge con manzana

Photo credit: Brycia James - Getty Images
Photo credit: Brycia James - Getty Images

El resultado de cocer los copos de avena con leche es una especie de gachas de avena, que reciben el nombre de porridge.

Yogurt con avena

Photo credit: REDA&CO - Getty Images
Photo credit: REDA&CO - Getty Images

Fácil y rápido. Coloca dos cucharadas de frutas troceadas en un bol con avena y tu yogurt favorito. Mézclalo bien y ¡a desgustar!

Tortitas de avena con arándanos

Photo credit: Arx0nt - Getty Images
Photo credit: Arx0nt - Getty Images

Mezcla los copos de avena con leche y claras de huevo, déjalo reposar. Luego bate la mezcla y da forma a las tortitas en la sartén. Añade los arándonos como topping.

Helados de avena y arándanos

Photo credit: CreatiVegan.net - Getty Images
Photo credit: CreatiVegan.net - Getty Images

Será tu postre favorito del año. Mezcla los copos de avena con miel y yogurt, muevelo todo bien y, poco a poco, ve introduciendo un poco de leche. Cuando haya adquirido una textura consistente, introduce la fruta que desees (en este caso, arándanos) y vierte la masa en unos prácticos moldes para helados como, por ejemplo, estos. ¡Delicioso!

Cookies de avena

Photo credit: LauriPatterson - Getty Images
Photo credit: LauriPatterson - Getty Images

Usa la mezcla de copos de vena y leche como base de tu receta de 'cookies'.

¿Quieres más recetas con copos de avena? Entonces, no pierdas el tiempo y toma nota de estos 10 'Overnigth oats'.


Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente