Llevas toda la vida usando mal el desodorante

·4 min de lectura
Aplicarse el desodorante por la mañana, al salir de la <a href="https://es.vida-estilo.yahoo.com/cual-es-la-mejor-hora-del-dia-para-ducharse-233959817.html" data-ylk="slk:ducha;outcm:mb_qualified_link;_E:mb_qualified_link;ct:story;" class="link rapid-noclick-resp yahoo-link">ducha</a>, puede parecer lo más lógico. Pero curiosamente, las glándulas sudoríparas son más receptivas a los ingredientes activos cuando están menos activas, por la noche, lo que brinda una defensa adicional contra el sudor. (Foto: Getty)
Aplicarse el desodorante por la mañana, al salir de la ducha, puede parecer lo más lógico. Pero curiosamente, las glándulas sudoríparas son más receptivas a los ingredientes activos cuando están menos activas, por la noche, lo que brinda una defensa adicional contra el sudor. (Foto: Getty)

Nuestros cuerpos pueden reaccionar de manera diferente a los productos químicos del desodorante en función de cuando los usamos, por la mañana o por la noche. Y la diferencia es realmente grande. Eso sí, esta afirmación solo se aplica a los desodorantes con antitranspirantes. Si prefieres productos que solo bloqueen los olores (no el sudor), el momento en que los apliques no importa tanto.

Dicho esto, ¿qué pensarías si te dijera que hay pruebas que sugieren que el mejor momento para aplicar desodorante es por la noche, justo antes de meterte en la cama? De ser cierto, esto significaría que llevas toda la vida usando mal este producto de higiene personal ya que probablemente lo has estado usando por la mañana, como un paso más de esa rutina de higiene personal que incluye ducharse, lavarse la cara, cepillarse los dientes, el cabello y vestirse.

¿La explicación? Por la noche, las personas transpiramos menos, y debido a que gran parte de los desodorantes antitranspirantes incluyen en su composición un ingrediente activo a base de aluminio que actúa al introducirse en los conductos sudoríparos, su efectividad será mayor si los aplicamos cuando sabemos que vamos a sudar menos, ateniéndonos a lo que publica LifeHacker. Es decir, que la falta de humedad permite que el cuerpo absorba más fácilmente ese compuesto.

Las evidencias así lo sugieren. Si se aplica el antitranspirante por la noche, cuando el cuerpo naturalmente suda menos, “mejora las condiciones para que los ingredientes activos ingresen al conducto”, tal y como han demostrado diversos estudios publicados en la revista médica 'British Journal of Dermatology'.

Del mismo modo, la Sociedad Internacional de Hiperhidrosis confirma que se obtendrá el mayor beneficio si se aplica su antitranspirante por la noche, un truco que cambia las reglas del juego, especialmente para aquellos que experimentan sudoración excesiva. Si estás buscando la protección más fuerte contra el sudor, también puedes intentar aplicar un desodorante antitranspirante de concentración clínica por la noche como este o estos otros recomendados por la OCU.

Por otro lado, durante la noche, la piel tendrá más tiempo para absorber el antitranspirante, indicando así a las glándulas sudoríparas que reduzcan o detengan la transpiración. Un efecto que dura hasta 24 horas o posiblemente más, incluso después de ducharse por la mañana.

Al contrario que por la mañana, "que es cuando las glándulas sudoríparas están más activas y puede ser más difícil que los ingredientes activos de los desodorantes penetren en la piel y lleguen a donde deben", tal y como cuenta a Byrdie la doctora Ellen Marmur, dermatóloga en el Mount Sinai de Nueva York. Es decir, que de la noche a la mañana, el producto tiene tiempo de penetrar y bloquear eficazmente esos conductos sudoríparos.

“Al dormir confluyen dos circunstancias: la producción de sudor baja a su mínimo y la axila está completamente seca, algo casi imposible después de la ducha, ya que la piel siempre queda ligeramente húmeda”, añade la doctora Vanessa Giraldo, miembro de la Academia Europea de Dermatología y Venereología. 

Además, aplicar desodorante inmediatamente después de la ducha no sirve de nada. Los antitranspirantes son más efectivos cuando se aplican sobre pieles muy secas. Con la piel húmeda, la reacción química con el aluminio se produce en las capas externas de la piel, en lugar de dentro de los poros donde debe producirse para permitir la acción de bloqueo del sudor.

No obstante, conviene dejar claro que desodorantes y antitranspirantes no son lo mismo, aunque tengan la misma finalidad. La función del desodorante sin antitranspirante es 'matar' o enmascarar las bacterias que causan el mal olor, no reducir la cantidad de sudor. El antitranspirante, por otro lado, está diseñado para tapar temporalmente los poros de las glándulas sudoríparas y regular la secreción de sudor reduciendo la cantidad de transpiración expulsada, manteniendo las axilas secas e inhibiendo así el crecimiento de bacterias que causan el mal olor.

Para dejarlo claro, esta regla de aplicación nocturna afectaría solo al desodorante que contiene antitranspirante. Para que este gesto surta el efecto deseado, los dermatólogos recomiendan frotar la axila con una toalla limpia y seca antes de echar el desodorante y luego, meterse en la cama. De este modo, mientras duermes, el producto cuenta con ocho horas para viajar hasta el origen del problema y neutralizarlo. Y ¡ojo! porque aunque te duches a primera hora de la mañana y el agua arrastre algunos residuos de la superficie de la piel, muchos milímetros más abajo el conflicto seguirá bajo control, y así debería permanecer durante las 24 horas que promete el desodorante.

"Debido a que el desodorante siempre debe aplicarse sobre la piel limpia y seca, es mejor ducharse por la noche, secarse la piel con una toalla y luego aplicar desodorante", confirma el dermatólogo Joel Schlessinger en un artículo de The Heathy que recoge los errores más habituales que cometemos al usar desodorante (échale un ojo y te sorprenderás). Si echas de menos el efecto 'fresh' del desodorante, puedes volver a aplicarlo por la mañana. Pero que sepas que esto no añadirá un efecto extra sino que es algo que haces por tu comodidad más que por cualquier otra cosa ".

Recapitulando, el transpirante se tiene que usar por la noche, sobre la piel seca, y pensando que te estás poniendo una cosa para no sudar al día siguiente. Por la mañana se pueden aplicar los desodorantes como lo harías con un cosmético, para oler mejor y evitar la descomposición del sudor.

Más temas que te pueden interesar:

Cuál es la mejor hora del día para ducharse, según la ciencia

Si te lavas la cara en la ducha, sin quererlo, cometes un gran error

Los hábitos de limpieza de Mila Kunis y Ashton Kutcher son un acierto más que un error

Qué pasa si dejas de usar desodorante como Matthew McConaughey

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente