Llegó el final: Juego de Tronos arranca con reencuentros y la verdad por delante

ATENCIÓN: ESTE CAPÍTULO CONTIENE SPOILERS DEL PRIMER CAPÍTULO DE LA NUEVA TEMPORADA

Durante siete temporadas, Jon Snow ha vivido en la sombra de la verdad con aquella frase mítica de Ygritte: “No sabes nada Jon Snow”. Pero en su esperado regreso, la serie de HBO comienza cambiando las tornas: ya lo sabíamos nosotros, Sam, Bran y hasta Rhaegal el dragón lo reconoció en su sangre. Jon Snow ya lo sabe. Todo.

(HBO/Helen Sloan)

RECUERDA: SPOILERS A CONTINUACIÓN
Mientras varios espectadores critican al episodio de “aburrido”, lo cierto es que ha sido un inicio correcto cuya intención es la de atar cabos y sentar las bases de una temporada épica. No ha sido aburrido. Para nada. Pero ha sido menos intenso que episodios anteriores, quizás porque lo que está por venir nos dejará sin habla.

Juego de Tronos estrenó el comienzo del final en la madrugada del lunes, coincidiendo con la emisión del primer capítulo de la octava temporada de EEUU. Tras 20 meses de espera eternos, la serie más épica de todos los tiempos comienza a plasmar su desenlace prometiendo una final de infarto. Esa intro de mapas, piezas, torres y música legendaria ha vuelto para erizarnos la piel más que nunca comenzando con una imagen del Muro destrozado por los Caminantes Blancos, recordándonos el final de la séptima temporada.

El primer episodio de 54 minutos estuvo lleno de reencuentros -tanto en el frío invierno de Invernalia y en Decembarco del Rey-, además de emociones, sorpresas y suficientes miradas como para emocionarnos por lo que se viene a lo largo de seis semanas que nos harán vivir las madrugadas más intensas de todos los tiempos en el mundo seriéfilo.

HBO/Helen Sloan

ÚLTIMO AVISO: ESTE CAPÍTULO CONTIENE SPOILERS
¡Jon Snow ha vuelto a Invernalia! Así comienza esta nueva temporada con caras heladas, no solo ante la llegada del invierno (que por fin llegó), sino también porque Jon Snow regresa a casa con compañía: Daenerys y sus dragones.

Todos huyen despavoridos ante la visita de Rhaegal y Drogon, menos ella: Arya. La pequeña guerrera de la Casa Stark no esconde su emoción ante la llegada de algunos de los nuevos visitantes, como su viejo amigo Gendry. Pero los señores de Invernalia no están tan convencidos ante la llegada de Daenerys, desafiando a Jon por haber abandonado su corona de Rey del Norte para declarar a Dany como la reina a seguir. Sansa no esconde su desconfianza, desafiando a la nueva señora de la casa con más de una mirada que nos recuerdan a la Sansa vengativa que es capaz de lanzar a perros hambrientos a sus enemigos. Y sin dudas, aquí también lo haría si no hubiera dragones protegiéndola.

Mientras Sansa se reencuentra con Tyrion Lannister y le recuerda que dude de la palabra de Cersei; Jon Snow protagoniza el abrazo más esperado cuando vuelve a encontrarse con Arya en la reunión definitiva de los hermanos predilectos del Norte.

MIENTRAS TANTO… EN DESEMBARCO DEL REY
Como era de esperar, no podíamos confiar en Cersei y su primera imagen en esta nueva temporada nos la muestra recibiendo con gusto la noticia del avance de los Caminantes Blancos (y es que de momento están más cerca de Invernalia que de ella) mientras vemos a lo lejos la llegada de la Compañía Dorada a Desembarco del Rey, ese grupo de mercenarios que la ayudarán -o eso cree ella- a derrotar a Daenerys cuando llegue el momento de defender el Trono de Hierro y su reinado de terror.

Acompañada y protegida por La Montaña, Cersei recibe a Euron Greyjoy que ha cumplido su promesa de reclutar a la Compañía Dorada y exige su recompensa de pasar una noche con ella. Tras un pequeño desafío de palabras, la reina -que lo último que sabemos es que está embarazada de su hermano Jamie- paga su deuda. “Voy  poner un príncipe en tu vientre” le dice el arrogante Euron antes de salir de su habitación, y por la mirada de la reina entendemos que una vez más, no mueve ficha sin tener un plan que la beneficie. ¿Será su excusa para explicar su embarazo ante el reino? ¿Que espera un hijo del Rey de las Islas de Hierro?

Antes de abandonar Desembarco del Rey, vemos un último reencuentro: Theon cumple su cometido y rescata a su hermana Yara Greyjoy, que aun seguía con vida cautiva en el barco de su tío Euron.

HBO/Helen Sloan

EL AMOR ESTÁ EN EL AIRE (NUNCA MEJOR DICHO)
Daenerys y Jon pasean su complicidad por Invernalia -mientras Varys, Davos y Tyrion comparten sabiduría sobre sus influencias sobre la Madre de los Dragones- pero también por los aires de la tierra de las nieves. Subidos al lomo de Rhaegal y Drogon, escapan de las miradas en una escena hilarante ante el pánico de Jon al subirse a un dragón por primera vez; para fundirse en abrazos y besos de dos amantes dispuestos a comerse el mundo.

Hace frío aquí para una reina del sur”, le dice Jon. A lo que Daenerys responde: “Entonces mantén caliente a esta reina”. Oh la la…

Pero, para sorpresa de Jon, es Sansa quien lo pilla con una posible verdad. “¿Te arrodillaste ante ella -Daenerys- para salvar el Norte o porque la amas?” le pregunta. A lo que Jon no da respuesta.

Mientras tanto, Daenerys se enfrenta ante su acto más cruel cuando confiesa al tierno Samwell Tarly que ejecutó a su padre y hermano cuando rechazaron aceptarla como reina. Sam se marcha, desafiante y dolido, topándose con Bran, quien le encomienda que es hora de sentenciar la verdad de una vez por todas.

“NUNCA FUISTE UN BASTARDO”
Jon ya lo sabe. Gracias a Sam, el rey del Norte ya conoce la verdad que llevamos un año y medio conociendo y esperando que sea revelada: es el hijo de Lyanna Stark y Rhaegar Targaryen.

Nunca fuiste un bastardo. Eres Aegon Targaryen, el verdadero heredero al trono de hierro” le confiesa Sam mientras nos quedamos sin respiración a la espera de la respuesta de Jon.

Como era de esperar, la reacción honorable de Jon es defender a Daenerys primero, hasta que su amigo le hace la pregunta a la que todo conocemos la respuesta: “Tú abandonaste tu corona para salvar a tu pueblo ¿pero lo haría ella?

SEMBRANDO LAS BASES PARA LAS GUERRAS QUE VIENEN
En resumen, este primer episodio nos reunió con todos los protagonistas esenciales y sus historias. Pero , sobre todo, da comienzo a un final que promete el posible enfrentamiento entre Jon y Daenerys, cuando la reina sepa que tiene menos derecho al trono que su sobrino y amante. Jon sabe que la Madre de los Dragones no se tomará muy bien la noticia, y no sería de extrañar que espere un tiempo antes de revelar su verdadera identidad. Al menos hasta que derroten al Rey de la Noche.

Que, por cierto, al final del capítulo descubrimos que ya ha cruzado el Muro y está muy cerca de Invernalia; y que Jamie Lannister ha llegado para sumarse a la causa. Así es, el leal guerrero ya está en tierras enemigas y el capítulo concluye con una mirada furtiva entre él y Bran, aquel niño ahora convertido en vidente letal que dejó en silla de ruedas al comienzo de la primera temporada.

Sin grandes sorpresas, ni batallas ni momentos de infarto, este primer capítulo sembró las bases de lo que se viene: una guerra tras otra y toda Invernalia sumada a la causa aunque sea a regañadientes ante el reinado de una Targaryen. ¡Pero cómo cambiará todo cuando sepan que Jon es el verdadero heredero del Trono de Hierro! Eso si, me parece que primero habrá que derrotar a los Caminantes Blancos con la ayuda de Dany y sus dragones, antes de revelar la verdad y destronarla. Sin embargo, tampoco sería de extrañar que en el proceso, los acontecimientos cambien: ¿estará embarazada con un heredero final obligándolos, quizás, a un reinado en conjunto?


Más sobre Juego de Tronos:
Refresquemos la memoria: todo lo que debes recordar de la temporada 7 de Juego de Tronos
¿Qué protagonistas tienen más opciones de triunfar en Juego de Tronos?
Orgullo español: El Ranchito es la empresa que crea a los Caminantes Blancos y los efectos especiales de Juego de Tronos
La historia detrás de Tamzin Merchant, la primera Daenerys Targaryen de Juego de Tronos
Las teorías más populares sobre el desenlace de Juego de Tronos
¿Está la Boda Roja basada en hechos reales?
El destape de Juego de Tronos, la serie que abrió la veda a los desnudos en series