Llegaron vestidos como mujer a la escuela y fueron recibidos como héroes

Una norma escolar en la escuela de San Benito de Hollister (California) considerada sexista, ocasionó una reacción de parte de varios estudiantes y posteriormente en una propuesta abierta a la discusión.

En el primer día de clases las directivas de la institución decidieron mandar a casa a todas las alumnas que vestían con sus hombros destapados, aduciendo que irrespetaban el manual interno del buen vestir.

Esta política aparentemente prohíbe el destape de los hombros en las vestimentas femeninas, aunque la regla nunca se había hecho cumplir por parte de los directivos ya que hay evidencias en los libros de promoción de graduantes con alumnas que posaban para las fotos con sus hombros asomados.

Por tal razón un grupo de jóvenes decidió protestar llegando a la escuela vestidos con blusas de mujer y sus hombros destapado. El resultado fue divertido e ingenioso, ya que permitió abrir un dialogo entre las directivas y el alumnado para discutir la norma.