La llamativa razón por la cual el oficialismo "no K" cree que, al final, habrá acuerdo con el FMI

·3 min de lectura

La voz de Matías Kulfas cuestionando a los dirigentes kirchneristas que promueven el default con el FMI sea, acaso, la más relevante pero no la única que en las últimas horas salieron a respaldar una negociación positiva con el organismo.

Kulfas habló de "irresponsabilidad" de esos dirigentes. En las últimas horas, algunos referentes kirchneristas de la coalición gobernante pidieron romper las negociaciones para privilegiar la recuperación de la economía. Como si ambas posibilidades pudieran conciliarse.

¿Interna oficial?

"Nosotros no proponemos el default, pero nos empujan al default. Nosotros no somos el partido del default, pero tampoco vamos a entregar de pies y manos a la sociedad al peor de los ajustes, no nos vamos a jugar en una timba la democracia", dijo el dirigente de origen radical pero cercano a Cristina Kirchner.

"El default no tiene que aterrorizar tanto como para pensar que es el peor de los remedios, aunque ojalá que uno no tenga que llegar a eso", sentenció.

Fue el ministro Kulfas el encargado de cruzar ese argumento. "Estoy convencido que es mucho mejor para Argentina hacer un acuerdo que nos permita seguir creciendo antes que no hacer ninguno", apuntó.

¿Se trata de una simple interna oficial? ¿O de la exposición pública de distintas posturas en el seno de la coalición rumbo al acuerdo final con el FMI?

s
s

El ministro de Producción, Matías Kulfas, salió a cuestionar a quienes proponen entrar en default con el FMI

Razones para el acuerdo

Distintas fuentes de la coalición gobernante suponen que, al final del camino, habrá acuerdo porque un atraso en los pagos agregaría tensión a la economía: sobre todo a los precios (en una dinámica inflacionaria superior al 50% anual), y también presión sobre el mercado cambiario.

Las fuentes agregaron una cuestión adicional: la relación política de la Argentina con Europa. Puntualmente con Emmanuel Macron, el líder francés que jugó explícitamente a favor del gobierno argentino en la negociación con el Fondo, y que mantiene un vínculo personal con Alberto Fernández.

Los costos de un default con el Fondo resentirían además las relaciones con Alemania, que también jugó un papel clave para que la Argentina pudiera demorar el pago de los vencimientos con el Club de París sin ninguna consecuencia negativa.

s
s

Un atraso en los pagos agregaría tensión a la economía: sobre todo a los precios

En marzo próximo, la Argentina debería abonar alrededor de u$s2.000 millones al Club, que quedaron postergados a mediados del año pasado, justamente, para hacer lugar a las negociaciones con el Fondo Monetario.

Una última cuestión: las consecuencias de una demora en los pagos al FMI serían inmediatas. El último informe de la consultora Quantum -que dirige el economista Daniel Marx- da precisiones al respecto: "Desde el momento del incumplimiento, el país es automáticamente excluido de cualquier línea de financiamiento del FMI hasta tanto cancele los atrasos incurridos. Deberá cancelar el atraso antes de cualquier nuevo desembolso del FMI", afirma Marx.

Por otra parte, el país queda prácticamente imposibilitado de recibir asistencia de otros organismos internacionales -tipo BID y Banco Mundial-, "salvo y eventualmente para asistir en proyectos sociales, aunque restrictivos", informa la consultora Quantum.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente