Triunfa la campaña turística de Lituania que presenta Vilna como "el punto G de Europa"

El recurso de utilizar el sexo como reclamo publicitario es tan antiguo como la vida misma. Lo hemos visto miles de veces en anuncios de perfumes, coches o comestibles. Pero lo que no es tan habitual es verlo en una campaña turística.

Hace un año Lituania apostó por una arriesgada campaña en la que definía al país como “el punto G de Europa” y, pese al revuelo que se generó, a día de hoy se puede constatar que el éxito ha sido rotundo.

“El punto G de Europa: nadie sabe dónde está, pero cuando lo encuentra, es increíble”. Este es el atrevido eslogan de una campaña que pretendía mostrar al mundo los desconocidos tesoros de Lituania para promover el turismo exterior.

En una serie de vídeos se muestra en primer plano el rostro de una persona en pleno éxtasis, como si estuviera llegando al clímax sexual. Al alejar el plano, resulta que semejante gozo en realidad se lo está proporcionando la contemplación de un monumento emblemático de la ciudad.

Como era de esperar, este enfoque no le gustó a todo el mundo y se elevaron muchas voces críticas, especialmente entre la comunidad católica que, además, tenía reciente la visita del papa Francisco al país. Sin embargo, parece que el tiempo le ha dado la razón a los creativos.

Un año después de su lanzamiento los medios han resucitado la campaña para hacerse eco del éxito cosechado. Según la CNN, el número de visitantes extranjeros que ha recibido la capital lituana desde entonces se ha incrementado en un 12,5%. Las búsquedas relacionadas en Google se dispararon tras el lanzamiento y la pieza ha sido vista ya por unos 600 millones de personas. Está claro que, aunque pase el tiempo, una cosa no cambia: el sexo vende.

Fuente: Go Vilnius

Más historias que te pueden interesar: