¡Lindsay Lohan pierde la mitad de un dedo!

Lindsay Lohan quiso ir de marinera y lo ha pagado caro. La celebrity ha sufrido un accidente de navegación y ha tenido que ser operada de urgencia. A pesar de la cirugía, LiLo ha perdido medio dedo.

Poco imaginó la pobre Lindsay que unas paradisíacas vacaciones en Turquía acabarían con una mutilación de por vida. La joven se relajaba en su barco cuando quiso recoger el ancla para seguir con su agradable travesía… y todo se torció.

El dedo anular de Lohan quedó atrapado en la cadena del ancla y la inercia hacia arriba la tiró al mar, dejando su dedo todavía más aplastado. Todo este accidente la aterrorizó y, además, le extirpó la falange de su anular.

Por suerte, aunque ella quedó colgando medio en el agua, medio en el barco, sus amigos lograron encontrar la falange amputada y, rápidamente, llevaron a Lindsay al hospital.

Tras una operación de urgencia, el cirujano reconstruyó la falange de la actriz pero todavía no se sabe si su dedo se verá completamente normal o visiblemente reconstruido. Además, este incidente le puede dejar secuelas de movilidad de por vida, según se ha comentado.

En su post de Instagram, Lindsay se tomaba con filosofía su trauma y colgaba una foto del dedo recién operado junto al mensaje: “Este es el resultado después de que se me ocurriera intentar manejar el ancla del barco yo solita. Mi pobre dedo. Casi lo pierdo entero por culpa del ancla. Bueno, de hecho he perdido la mitad, pero gracias a Dios que encontramos el trozo que faltaba. He tenido que pasar por quirófano para reconstruirlo. Duele mucho”.

Por suerte todo ha acabado en un susto y Lindsay ha sido operada sin más problemas que la dolorosa recuperación. Otra vez se lo pensará dos veces antes de jugar a los marineritos…