Lily Collins no ha podido quedarse la ropa de 'Emily in Paris'

·1 min de lectura
Lily Collins en 'Emily in Paris' credit:Bang Showbiz
Lily Collins en 'Emily in Paris' credit:Bang Showbiz

Cuando se anunció que Netflix estaba trabajando en una nueva serie del creador de 'Sex and the city', el proyecto se presentó como una especie de versión milenial y ambientada en París de las aventuras de Carrie Bradshaw, por lo que era de esperar que el vestuario de la protagonista fuera el sueño de cualquier amante de la moda.

Dejando al margen las siempre odiosas comparaciones, lo cierto es que la encargada de dar vida a Emily no ha tenido la misma suerte que Sarah Jessica Parker: la actriz que interpretó a la escritora neoyorquina se quedó como recuerdo casi toda la ropa que lució su personaje a lo largo de seis temporadas y aún conserva la gran mayoría, pero Lily Collins no puede decir lo mismo.

"Esta vez no he podido llevarme nada. Creedme cuando os digo que les pregunté", ha confesado Lily en una nueva entrevista a Vogue para reconocer que supuso toda una decepción enterarse de que tendría que devolver cada atuendo tras terminar el rodaje de los nuevos episodios.

Irónicamente, aunque luego lamentara no poder quedárselos, en un principio la intérprete y modelo tardó en adaptarse a los tacones y las creaciones de diseñador porque ella también pasó la mayor parte de la pandemia poniéndose únicamente prendas informales.

"No todo me resultaba cómodo después del confinamiento, pero resultó muy agradable tener la oportunidad de divertirme de nuevo con la moda en su versión más exagerada", ha reconocido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente