Lidl tiene una faja reductora de barriga que cuesta menos de 5 euros

·2 min de lectura
Photo credit: C.F.
Photo credit: C.F.

Conseguir el cuerpo que deseamos es uno de los motivos principales por los que vamos al gimnasio. La teoría la tenemos clara: entrar en fase de volumen para desarrollar músculo, fase de definición para perder grasa, estar en un déficit calórico, entrenar de manera regular cada semana, comer con una dieta enfocada a nuestros objetivos... Pero incluso cuando lo hacemos todo correcto, puede suceder que no obtengamos los resultados deseados, sobre todo cuando buscamos reducir nuestro porcentaje de grasa. Por mucho que tengamos controlados los alimentos que ayudan a perder peso, que incorporemos actividad de cardio como correr o hacer una sesión de Hiit, hay días en los que salimos del gimnasio con la sensación de no haber quemado ni las calorías del café mañanero. En este tipo de situaciones, una herramienta que te puede ayudar es usar una faja reductora de barriga, como esta de Lidl que cuesta menos de cinco euros.

¿En qué consiste? Se trata de una faja reeductora termoactiva que se abrocha con un velcro a la altura del abdomen. A medida que practiques ejercicio, favorecerá que empieces a transpirar más de lo habitual en la zona de la tripa y de la espalda, liberando un chorreo de sudor bastante satisfactorio al quitarla. Por supuesto, somos conscientes de que el sudar por una zona concreta no significa que vayamos a perder grasa de manera localizada, pero a lo que sí ayuda este tipo de fajines, es a drenar la zona y que los resultados de tu trabajo se vean de manera más definida.

Otro beneficio que tiene, es que al sujetar la zona lumbar, reduce el esfuerzo ejercido por esa zona, ayudando así a que el cansancio sea menor y tu espalda esté un poco más protegida durante los entrenamientos. Ojo, no es un cinturón de powerlifter; más bien está indicado para quienes buscan notarse más los "cuadraditos" al terminar una sesión de cardio o un entrenamiento más funcional. Es decir, un boost para que empieces a ver los efectos del gimnasio y no sólo a notarlos internamente. Desde luego, por 4,99 merece la pena probarlo.