'Licorice Pizza': la oda al amor prohibido de Paul Thomas Anderson ya está en Prime Video

·3 min de lectura
Photo credit: Melinda Sue Gordon / distribuidora
Photo credit: Melinda Sue Gordon / distribuidora

CONSEGUIR AMAZON PRIME VIDEO

Qué gusto cuando te das de frente con una película encantadora, divertida y cautivadora; y buena, de esas que te dejan un gran sabor de boca, a la que vuelves una y otra vez los días siguientes a verlas, de las que disfrutas cada minuto y de esas que comentas con tus amigos: "¿Has visto ...? Pues tienes que verla, está genial".

Todo esto y mucho amor (prohibido), con una pátina del Los Ángeles de los años 70 es lo que te trae la última película de Paul Thomas Anderson, 'Licorice Pizza', que ya ha llegado a Amazon Prime Video. Después de siete meses desde su estreno en cine, teníamos muchas ganas de revisitarla en plataforma.

'Licorice Pizza' fue una de las películas protagonistas de los Oscar 2022 con tres nominaciones: Mejor película, Mejor dirección y Mejor guion original. Además, se alzó con el BAFTA al Mejor guion original. ¿Merece la aclamación y el bombo? Qué pregunta más tonta. Por supuesto que sí.

La película transcurre en 1973 y los protagonistas son Alana (Alana Haim, la vocalista del grupo Haim) y Gary (Cooper Hoffman, el hijo del fallecido actor Philip Seymour Hoffman). Ella es insegura, divertida, atrevida; él, carismático, narcisista, emprendedor. Se llevan diez años; ella tiene 25 y él 15.

Photo credit: Melinda Sue Gordon / distribuidora
Photo credit: Melinda Sue Gordon / distribuidora

Se conocen el día de la foto del colegio: él es estudiante y ella la ayudante del fotógrafo. Gary la invita a una cita y, a pesar de la diferencia de edad, ella aparece. Aquí nos enteramos de que el chaval ha sido actor... y que tiene su propia empresa de relaciones públicas. ¿Cómo puede ser? se pregunta Alana, que se tiene que conformar con un trabajo reguleras.

Por una cosa o por otra, a Gary le surge un viaje a Nueva York para promocionar su última película y necesita que alguien le acompañe. ¿Quién será? Alana. Pero lo que prometía ser un viaje lleno de oportunidades, se tuerce, porque Alana conoce a un chico y (aparentemente) se enamora de él. ¿O se está haciendo la interesada para poner celosa a Gary?

El propio Paul Thomas Anderson ha confirmado que su inspiración principal fue 'American Graffiti' (1973), pero también tiene un aire muy parecido a 'Movida del 76' de Richard Linklater. Sea cual sea la película a la que nos recuerde, en 'Licorice Pizza' brillan con luz propia los dos maravillosos protagonistas; creemos que nadie podría hacer mejor ese papel que ellos mismos, y su química es portentosa.

En la película hay grandes apariciones y sorpresas. Por ejemplo, la vida sin rumbo de Alana la lleva a una audición para una estrella de cine interpretada por Sean Penn, que la sube a la parte trasera de una motocicleta para una acrobacia de borrachera, incitada por un borrachín interpretado por el mismísimo Tom Waits. Pero también veremos a Bradley Cooper, genial en su papel de 'novio de Barbra Streisand' (este personaje existió en la vida real), un maníaco drogado que quiere destruir o tener relaciones sexuales con todo lo que ve.

Photo credit: Melinda Sue Gordon / distribuidora
Photo credit: Melinda Sue Gordon / distribuidora

Pero todos esos famosetes y cameos no deben distraernos de lo importante de la película. Se trata de la historia de amor entre Alana y Gary, enredada y loca, que roza lo cómico pero no es absurda. Los protagonistas intentan a toda costa dejar de lado lo que sienten y reconocer los problemas de la situación.

Pero mientras tanto, 'Licorice Pizza' es vertiginosa, fresca, desenfadada y divertida. Tiene ese punto embriagador de las mejores películas de Anderson, como 'Magnolia' (sí, es una película típica Anderson, pero eso no debería ser algo malo), director que demuestra su capacidad para ofrecer una potente comedia desde ángulos inesperados. Lo dicho: que estás tardando en verla.

VER PELÍCULA EN AMAZON PRIME VIDEO